Mi gran preocupación es que mis vecinos se nieguen a abrir los ojos y a ver

Juan Gaviota

“Juan Gaviota pasó el resto de sus días solo, pero voló mucho más allá de los lejanos acantilados. Su único pesar no era la soledad, sino que las otras gaviotas se negasen a creer en la gloria que les esperaba al volar, que se negasen a abrir los ojos y a ver.”

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+2Pin on Pinterest0Email this to someone
Elena Hygeia

Elena Hygeia

Tengo que retratarme y no sé ni quién soy. Estudié medicina y toco de perfil esta digna profesión dedicándome al ámbito de la gestión sanitaria. Eso si, puedo decir, que lo que hago lleva consigo todo mi amor, mi propósito y mi dedicación. Mi lema, no sabría por cual decantarme. Me quedo con dos. Uno para el alma, siguiendo a Jesucristo: Amar al prójimo como a uno mismo y otro, mi modus vivendi: Siempre Adelante!

Un comentario sobre “Mi gran preocupación es que mis vecinos se nieguen a abrir los ojos y a ver

  • el 5 enero 2017 a las 17:55
    Permalink

    Buena metáfora la de la gaviota. 🙂

    Respuesta

Deja un comentario