La riqueza, el tiempo y Alejandro Magno

la-riqueza-y-el-tiempo
LA RIQUEZA Y EL TIEMPO

¡Qué difícil es comprender al ser humano!… nacer… no pide, vivir… no sabe y morir… no quiere.
Los tres últimos deseos de Alejandro el Grande cuando se encontraba al borde de la muerte fueron los siguientes y que expresó tras convocar a sus generales:
– Que su ataúd fuese llevado a hombros y transportado por los mejores médicos de la época.
– Que los tesoros que había conquistado, plata, oro, piedras preciosas…, fueran esparcidos por el camino hasta ser depositado en su tumba, y…
– Que sus manos quedaran balanceándose en el aire, fuera del ataúd, y a la vista de todos.

 

 

Dicho esto, uno de sus generales, asombrado por tan insólitos deseos, le preguntó a Alejandro cuáles eran sus razones.
Alejandro le explicó:
– Quiero que los más eminentes médicos carguen mi ataúd para así mostrar que ellos NO tienen, ante la muerte, el poder de curar.
– Quiero que el suelo sea cubierto por mis tesoros para que todos puedan ver que los bienes materiales aquí conquistados, aquí permanerán.
– Quiero que mis manos se balanceen al viento, para que las personas puedan ver que vinimos con las manos vacías, y con las manos vacías partimos al Más Allá, cuando se nos termina el más valioso tesoro… que es el tiempo.
Al morir nada material te llevas.
“EL TIEMPO” es el tesoro más valioso que tenemos porque es limitado.
Podemos producir más dinero, pero no más tiempo…
Cuando le dedicamos tiempo a una persona, le estamos entregando una porción de nuestra vida que nunca podremos recuperar, nuestro tiempo es nuestra vida.
EL MEJOR REGALO que le puedes dar a alguien es tu tiempo y SIEMPRE se le debe dar a Dios, a la familia y a los Amigos.
Que Dios os colme de bendiciones y si estáis de acuerdo con estas humildes líneas… tomaos el tiempo que creáis oportuno para compartir esta meditación cuando menos a alguien de vuestra familia o a un buen amigo.
CLARO… CUANDO TENGAS TIEMPO… pero ten siempre presente que el tiempo huye, el tiempo perdido no se puede recuperar… y que todas las horas hieren… y la última… mata.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1Pin on Pinterest0Email this to someone
José Crespo

José Crespo

José Crespo. Si Vis Pacem Para Bellum, enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, Soldado en la reserva, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por".

Un comentario sobre “La riqueza, el tiempo y Alejandro Magno

Deja un comentario