Ciudadano Ferreras y Ana Alexander. Nacidos para engañar

Ciudadano Ferreras
Ciudadano Ferreras

“…si se realiza una minuciosa visión del contenido de la película, se pueden observar algunas de las claves que el director ofrece sobre su forma de entender el periodismo. Al principio de la historia, se muestra a Kane haciendo una tabla para su periódico, donde indica sobre lo que hay que publicar e informar, atendiendo en primer lugar al interés general de los obreros y sus potenciales lectores. Este es un apunte muy significativo, que muestra el interés del editor por averiguar qué es lo que le interesa al público. Es una de las claves del éxito periodístico, escribir para los lectores; averiguar qué es lo que les interesa y ofrecérselo. Más tarde, esta cualidad asumida por los lectores empieza a ser utilizada para tergiversar la realidad.

el empeño del personaje de Foster de hacer una estrella de su mujer, y la de ferreras de hacer otra de Pastor son muy semejantes
Susan Alexander era la cantante de ópera malísima que Foster se empeña en que debute en el gran teatro. El empeño del personaje de Foster de hacer una estrella de su mujer, y la de ferreras de hacer otra de Pastor son muy semejantes

… Kane se empieza a convertir en una especie de “traidor del periodismo” cuando utiliza su publicación para promocionar a su esposa como cantante, mintiendo en las críticas y ofreciendo una valoración positiva de sus actuaciones. Este es el principio de un cambio de práctica, que poco a poco le sumerge en la plena utilización de sus medios de comunicación en beneficio propio. Agudiza su estilo sensacionalista y de prensa amarillista con el objetivo de derrocar a sus contrincantes. En esta fase se muestra la corrupción de la prensa que, lejos de cumplir con las premisas de objetividad y honestidad, es utilizada para obtener el favor de los políticos, los empresarios y los jueces, mostrando a los ciudadanos una visión manipulada de la realidad… ”

(Andres Maestre)
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1Pin on Pinterest0Email this to someone
Rafael Gómez de Marcos

Rafael Gómez de Marcos

Enamorado de la vida, reivindico mi infancia, mi verdadera patria, tres pilares, El Capitán Trueno, The Beatles y Joan Manuel Serrat, me fascina la ópera, me encanta bailar bachata y considero que decir cine americano es una redundancia. TVE no vio en mí ningún talento tras más de treinta años de servicios, Talento que me concedió la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión en reconocimiento a mi trayectoria profesional.

Deja un comentario