Carnaval político y permanente en esta España ridícula y chirigota

CARNAVAL POLÍTICO
CARNAVAL POLÍTICO

Hay que sacar fuerzas de flaqueza para asistir y resistir cada día en este carnaval permanente que se ha instalado en la España que ya no necesita careta ni disimulo. En esta España que se ha ido de chiquitos con los terroristas y se codea con sediciosos; que perdona a los asesinos de su pueblo y va rogando educación a quienes les escupe en la cara, sea esta regia o simplemente ciudadana. En esta España, ridícula chirigota para el hazmerreír de propios y extraños.

 

 

En esta España en el que periódicamente se suceden Gobiernos atiborrados de agotadores demagogos. De insustanciales políticos prestos siempre a sacarle brillo a su poltrona y a buscar paraísos fiscales donde esconder sus sablazos al Erario, al que pasó cerca y al incauto tahúr. Gente rara, de moral mutable de mal a peor, de objetivos turbios, de oficio pendón, de usos abusivos del favor a los de su casta y miserable desprecio al pueblo sencillo que los mantiene.

 

Carnaval político en esta España de tanta Cataluña, una, grande y libre; de tanto catalán ombligo del mundo… de los mundos.

 

En esta España de grotescos tratos con chantajistas de repugnantes y sanguinarios métodos terroristas, que tienen meado el que se arrogan como su territorio, con el orín que destila un resentimiento absurdo e ilógico; del odio incontrolado e injustificado del psicópata de mente trastornada. Que van dando zarpazos a todo aquel imbécil que se asome con bandera blanca.

 

 

En esta España de tanta Cataluña, una, grande y libre; de tanto catalán ombligo del mundo… de los mundos. De tanta endogamia de apellidos y linajes para perpetuarse el poder, la corrupción, la depredación sobre las sangres inferiores. Más pequeño el rebaño, sí, no importa: ser único pastor, esquilador y curtidor, no tiene precio.

 

 

Está uno tan reventado de estas y otras muchas cosas, que apenas queda algún porqué por ahí extraviado por el que sentirse motivado, sin que flaquee el espíritu de lucha y su razón.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rey Viñas

Rey Viñas

De profesión, Topógrafo. Escribidor, desde mi bahía, en su tercera acepción y consciente de, entre otras cosas, que el escribir públicamente es un atrevimiento; hacerlo bien, una ciencia; que guste, un arte; que sea útil, un sueño; y que te entienda alguien, un milagro.

Deja un comentario