El lastre de la Codicia. Algo hemos hecho mal…

EL LASTRE DE LA CODICIA
EL LASTRE DE LA CODICIA

Sinceramente creo que desde el 24 de Febrero de 1981, a nuestros días, algo hemos hecho mal; algo abstracto que se nos ha escapado de las manos, que quizás nos ha pasado desapercibido, o que quizás nos hemos negado a ver. Nosotros los que contamos con una edad que nos ha permitido, adentrarnos desde los tiempos de aquella dictablanda, en éste otro modelo de partitocracia moderna llamada monarquía parlamentaria: democracia de blanca tez y podridas entrañas, sibilina y fulera al servicio de intereses de cuatro oligarcas de ayer y de hoy.

 

“Algo hemos hecho mal, para asistir impávidos, al secuestro y saqueo de nuestra unidad, de nuestra historia, de nuestra cultura…”

 

Algo hemos hecho mal adulando hierática y servilmente un hipotético sistema de libertades, sin querernos percatar que nos robaban hasta el alma; sin querernos enterar que quienes pusieron en marcha toda esta farsa no pensaban en su país, en su pueblo, sino en sus propios y bastardos intereses.

 

Algo hemos hecho mal, para asistir impávidos, al secuestro y saqueo de nuestra unidad, de nuestra historia, de nuestra cultura, mientras nos adormecen con cánticos de libertad y milongas de progresía y modernidad.

 

Algo hemos hecho mal, para haber comprado humos de ilusión y sueños de aire, con los ojos cerrados, sin ver la gran estafa. Antes al contrario, en aras de un cuento de hadas le hemos entregado vida y hacienda. Poder y armas. Más grave aún: le hemos entregado en holocausto a nuestros hijos.

 

Algo hemos hecho mal, muy mal, demasiada candidez y muy pocos huevos para decir basta.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rey Viñas

Rey Viñas

De profesión, Topógrafo. Escribidor, desde mi bahía, en su tercera acepción y consciente de, entre otras cosas, que el escribir públicamente es un atrevimiento; hacerlo bien, una ciencia; que guste, un arte; que sea útil, un sueño; y que te entienda alguien, un milagro.

Deja un comentario