Los Zoos Humanos. El Zoo Filipino en los EEUU

LOS ZOOS HUMANOS.
LOS ZOOS HUMANOS.

Cuando Cristóbal Colón llegó a América llevó indígenas de sus viajes al Nuevo Mundo a la corte castellana en 1493 pero la reina Isabel legisló y dejó testado la consideración de súbditos en régimen de igualdad y libertad que el resto de ciudadanos.

 

Sarah Baartman
Sarah Baartman

Cinco siglos más tarde tenemos el famoso ejemplo de Sara Baartman de la nación africana nama, con frecuencia llamada como la Venus hotentote, que fue exhibida en Londres hasta su muerte en 1815. Durante los años 50 del siglo XIX, Máximo y Bartola, dos niños microcefálicos de El Salvador se exhibieron en Estados Unidos y en Europa bajo los nombres de “niños aztecas” y “liliputienses aztecas”. Sin embargo, los zoos humanos se volvieron comunes a mediados del periodo del Nuevo Imperialismo como el Zoo Humano Filipino

 

 

En el año 1905 EE.UU. organizó un desgraciado zoo humano con cientos de personas, indígenas filipinos, en Coney Island en Nueva York, para disfrute visual de los neoyorquinos, alimentar el ego de superioridad y con la idea de justificar la ocupación estadounidense de Filipinas, y hacer ver a la sociedad estadounidense el deber que tenía EE.UU. de “CRISTIANIZAR y CIVILIZAR” al subdesarrollado y salvaje pueblo filipino, llegando incluso a denominarlos la prensa norteamericana como caníbales y comeperros.

EL ZOO FILIPINO EN LOS EE.UU.
EL ZOO FILIPINO EN LOS EE.UU. (Filipino Human Zoo en U.S. 1905)

 

Isabel la Católica, en su testamento y codicilo de 1504 encarga a sus herederos y sucesores:
!…y encargo y mando a la princesa, mi hija, y al príncipe, su marido, que así lo hagan y cumplan, y que esto sea su principal fin y en ello ponga mucha diligencia, y que no consientan ni den lugar a que los indios, vecinos y moradores de las Indias y Tierra Firme, ganadas y por ganar, reciban agravio alguno en sus personas ni bienes, antes al contrario que sean bien y justamente tratados, y si han recibido algún agravio que lo remedien y provean para que no se sobrepase en cosa alguna lo que en las cartas apostólicas de dicha concesión se mandaba y establecía…”
Creo que hay motivos sobrados para sentir orgullo de la Hispanidad.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
José Crespo

José Crespo

José Crespo. Si Vis Pacem Para Bellum, enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, Soldado en la reserva, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por".

4 comentarios sobre “Los Zoos Humanos. El Zoo Filipino en los EEUU

  • nacho rodriguez marquez
    el 20 enero 2017 a las 18:40
    Permalink

    Feliz y agradecido por ese recordatorio,publicado, como no, en La Paseata, garante de honestidad y veracidad. Lo agradezco como Academico y miembro de la Mesa Permanente de la Academia de la Hispanidad y Caballero de Isabel La Católica.

    Respuesta
    • JA
      el 22 enero 2017 a las 0:38
      Permalink

      El agradecido es este que le escribe por sus amables palabras e lo que es una sencilla labor de búsqueda de la verdad.

      Respuesta
  • el 21 enero 2017 a las 19:31
    Permalink

    Segun chavez, Maduro, Evo Morales y demás mercachifles politicos sudamericanos,la hispanidad fue una desgracia para muchos paises,creo que deberías mandarle reportajes como este a esos pobres ignorantes

    Respuesta
    • JA
      el 22 enero 2017 a las 0:40
      Permalink

      Don Jorge, muchas gracias por su comentario. ya ve cómo son las cosas. Exterminaron a los nativos, los españoles se fundieron y mestizaron y a pesar de ello somos los malos.
      Hemos de seguir en la lucha en la búsqueda de la verdad. Un abrazo,

      Respuesta

Deja un comentario