Mi generación duerme soñando y No suele pedir… Siempre entrega

“Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir y no dormir sin soñar. Descansar, es empezar a morir..” (Gregorio Marañón)

 

Benicio del Toro
Benicio del Toro

 

En mi generación somos muy diferentes a nuestros padres o nuestros abuelos cuando llegaban a su mediana edad..Nuestra realidad se parece poco a la de ellos.., nuestra época es otra.. Nosotros no ansiamos descansar, ni que nos jubilen.., no pensamos en el final.

 

 

Nos ha tocado conocer muchos finales, por eso seguimos sintiendo pasión por los comienzos. Somos de esa generación que aprendimos a escribir en una máquina con teclas.., ese artilugio que ahora nos parece prehistórico.., y en un tris tras, nos vimos manejando un ordenador de última generación.

 

 

Vivimos esperando días las cartas del ser amado, escritas a mano y con una foto dedicada con su olor.., pero nos hemos acostumbrado a la inmediatez y simultaneidad de la comunicación digital y los teléfonos inteligentes Hemos sido maestros de nuestros hijos, y a la vez, alumnos de su saber digital.

 

“Mi generación es consciente de nuestra edad, de nuestras necesidades y de nuestras carencias, y no estamos dispuestos a tirar la toalla hasta que nos la arrebaten No nos gusta vivir..,¡ vivir es nuestra pasión!”

 

Nos gustan los retos, los nuevos aprendizajes que absorbemos y añadimos sin dificultad a nuestro saber procesado. Vemos la vida a nuestra mediana edad, como una nueva oportunidad de seguir creciendo y compartir nuevas emociones. Creemos en las segundas oportunidades, y en las terceras, y en las que hagan falta.. Nacemos, nos desarrollamos y nos reinventamos.., y nos reinventamos.., mil veces Nos mantenemos activos, despiertos, como esponjas ante la corriente de ideas y estímulos que nos rodean.

 

 

Somos conscientes de nuestra edad, de nuestras necesidades y de nuestras carencias, y no estamos dispuestos a tirar la toalla hasta que nos la arrebaten No nos gusta vivir..,¡ vivir es nuestra pasión!, y exprimirla al máximo nuestra principal ocupación Queremos seguir conociendo y experimentando, y hemos llegado a ser tan libres mentalmente, que poco nos importa lo que piensen los demás. A nuestra mediana edad, no tenemos crisis, ni frenos, somos dueños de nuestros caminos y nos importa poco alejarnos de los patrones “lógicos” de nuestra edad.

 

 

Nos acompaña nuestro pasado, nuestra historia, nuestras experiencias, pero vivimos el presente con pasión, dormimos soñando y nos atrevemos a ver en el futuro otro amanecer Somos incombustibles.., nos cultivamos por dentro y por fuera y estamos en lo mejor de nuestro camino. Somos hijos, padres, e incluso abuelos, sin dejar de lado nuestro lado afectivo, social y sexual. Sí, somos maduros.., pero sentimos y vivimos como adolescentes.. Yo soy marañoniano.., y madurescente…Testarudo, irreverente, rebelde, consciente, interesado, humanista, inquieto, revolucionario, inconforme, realista, pero soñador, comprometido y solidario. No suelo pedir.., pero siempre entrego..

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Silvia Gutiérrez Oria

Silvia Gutiérrez Oria

Profesionalmente.., arquitecto de interiores, de pasión creativa , licenciada en sentimientos y emociones. Observadora compulsiva del ser humano, sarcástica de vez en cuando, tímida pero resuelta, y muy intensa. Disidente de la igualdad, ni con el hombre ni con nadie, somos únicos e irrepetibles. Reivindico mi lado más femenino, el más sensual y creo en el derecho a ser frágil, pasional y romántica con la osadía de un gladiador Mi vocación principal es ser mujer, una mujer en búsqueda activa de sí misma y de los valores que de verdad importan. "Soy la mujer que piensa..Algún día mis ojos encenderán luciérnagas" (Gioconda Belli)

Deja un comentario