El Caso Blanquerna, como tantos otros, y la necesaria Justicia

EL DERECHO Y EL HOMBRE
Una sociedad sin sentido de lo trascendente, sin visión de futuro, auténtica justicia ni perspectiva de conjunto imposibilita que nos sintamos libres e iguales.

 

Desde que el ser humano toma conciencia de lo trascendente, a la vez se comunica con sus semejantes y al comenzar la escritura, para dejar su memoria, los primeros documentos son normas, leyes y pactos de hospitalidad y justicia Por eso las tres primeras ciencias de la universidad medieval, puerta para las demás, eran la Teología, la Gramática y el Derecho.
Ese conocimiento y su transmisión nos convierten en seres libres. Su manipulación atenta contra nuestra libertad convirtiendo en libertad de expresión lo que es un atentado contra su esencia misma y en delito la desesperada defensa de España.

 

Cifuentes ecracheda
¿Los escraches a Soraya y a Cifuentes no son discriminación ideológica?


La porqueriza del conocido como tribunal supremo excretó que veía “discriminación ideológica” en el caso Blanquerna, escaparate del separarismo catalán.

 

“Una sociedad sin sentido de lo trascendente, sin visión de futuro ni perspectiva de conjunto, sin un código claro de comunicación, directo y sin prostituir que es la lengua, y sin unos jueces independientes, en todos los escalones y ámbitos, y procedentes de la carrera judicial, avanza hacia su destrucción e imposibilita que nos sintamos libres e iguales”


¿No es en esencia el 11 de septiembre un hecho manipulado y la elevación a condición festiva de la discriminación ideológica, del odio a España, injustificado por otra parte?, ¿en un territorio español donde se incumplen las leyes y desde el gobierno se admite el incumplimiento?… aprovecho para mostrar mi sorpresa por la celebración en Barcelona del II Foro Euromediterráneo!!… No se puede llevar a Castellón, Valencia, Alicante, Murcia, Málaga, Almería, Granada o Cádiz?.

 

 


Veo que mientras los delincuentes catalanes siguen en la calle y en las instituciones se aumenta la condena a los del caso Blanquerna y se les manda a la cárcel.

Recuerdo que Rita la asaltacapillas adalid de la discriminación ideológica no entró en la cárcel ni dimitió ni fue cesada.
Rita la asaltacapillas adalid de la discriminación ideológica no entró en la cárcel ni dimitió ni fue cesada


Recuerdo que Rita la asaltacapillas adalid de la discriminación ideológica no entró en la cárcel ni dimitió ni fue cesada.
Zapata continúa en su cargo, el apologeta del terrorismo, el que dijo que Irene Villa iba a buscar repuestos al cementerio de Alcasser o que um millón de judíos cabían en un 600… en el cenicero.

 

 


¿Los escraches a Soraya y a Cifuentes no son discriminación ideológica?. La sarta de declaraciones de Rita ante unos pacíficos asistentes a una celebración religiosa… ¿son libertad de expresión? ¿eso no es odio ideológico?

 

Ayer apalizaban en Murcia 15 bárbaros a una joven
Ayer apalizaban en Murcia 15 bárbaros a una joven


Ayer apalizaban en Murcia 15 bárbaros a una joven y esta mañana leía en las redes “ella era de ultraderecha y no me da ninguna pena”.

 

 


Esta noche releyendo comentarios sobre los desgraciados y dolorosos hechos del Yak-42 y del Cougar leía un comentario en esta revista de un energúmeno: “Ya está bien, fue un accidente, y nos están sacando el dinero a todos los españoles, tuvieron lo que les correspondía y asunto acabado, eran trabajadores y funcionarios como los demás, asunto finiquitado”.

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
José Crespo

José Crespo

José Crespo. Si Vis Pacem Para Bellum, enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, Soldado en la reserva, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por".

Deja un comentario