De la terrible utilidad del terrorismo, el secesionismo, la corrupción y el relativismo

Iglesias de imán
En este mundo de regidores y aspirantes de la cosa pública de la corrupción, ninguna dicha es completa. Ilustración de Linda Galmor

En este mundo de regidores y aspirantes de la cosa pública, de la corrupción política, ninguna dicha es completa, ni para los españoles de Derechas, ni para los de Izquierda, ni para ningún español, si es de bien. Porque el viejo tumor de la vieja España vuelve virulento a segregar su purulento y asqueroso pus, amarillento y apestoso, vuelve a emponzoñarlo todo una y otra vez, capaz, si no se extirpa de una vez por todas, de llevarse por delante el miembro llamado sufragio universal y el cuerpo con el nombre de libertad: corrupción y secesionismo; ladrones y bastardos; latrocinios de lesa patria y asesinos; venganzas y ajustes de cuentas. Traición y cobardía. Vieja estirpe de tiranos feudales que no respetan su patria, ni protegen a quienes tratan como a vasallos.

 
El Sistema, el Régimen, la Democracia, la Monarquía, todo junto y nada definido; todo al tiempo a pesar de tanto tiempo. Todo roto, todo destrozado y todo útil, sí: al terrorismo, al secesionismo, a la corrupción, a la depredación, al relativismo, a todos los “ismos” y sobre todo a ellos mismos.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rey Viñas

Rey Viñas

De profesión, Topógrafo. Escribidor, desde mi bahía, en su tercera acepción y consciente de, entre otras cosas, que el escribir públicamente es un atrevimiento; hacerlo bien, una ciencia; que guste, un arte; que sea útil, un sueño; y que te entienda alguien, un milagro.

Deja un comentario