Ferreras, Contreras y la ética periodística: Las claves de la Sexta

la banda de la Sexta
las claves de la Sexta

 

El socio fundador de Globomedia José Miguel Contreras y Carmen Cafarell eran profesores de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y compartían actividad docente en el centro con Mario García de Castro. En el sector audiovisual se rumoreaba la decisiva aportación que tuvo José Miguel Contreras en el nombramiento de su compañera docente como directora general de RTVE y de la incorporación de Mario García de Castro (con un pasado también vinculado a Globomedia) como jefe del gabinete de la directora de RTVE.

 

 

“59 Segundos” se estrenó el 4 de octubre de 2004 gracias al trabajo del consejero delegado de Globomedia, por cierto, gran amigo del entonces secretario de Estado de Comunicación del Gobierno Zapatero, Miguel Ángel Barroso (el que fuera marido de Carme Chacón) y del portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba. Se pretendía trasladar del Parlamento a la TV los tradicionales debates entre el PSOE y el PP, pero ahora serían los periodistas los que ejercerían de portavoces de las posiciones de “socialistas y populares”.

 

 

TVE en la era de Zapatero se convertía en una televisión controlada por el equipo formado por Barroso, Contreras y Ferreras, se buscaba que en vez de los políticos la voz la tuvieran las sucursales mediáticas, edulcoradas con la presencia de algún tonto útil, (¿OS SUENA? Público, eldiario.es, infolibre…) se pretendía un producto que fuera un programa como La Clave de José Luis Balbín, !!su descarado ventajismo pretendía compararse con el viejo programa!!, en donde no se escuchaban ni insultos, ni interrupciones.

 

 

Traían bajo el brazo un periodismo por “colleras” tan bien aprendido y practicado en la SER. 59” se convirtió en una entretenida lucha de broncas de bien “pagaos” en busca de El Dorado, es decir, el Infotainment, las claves del programa de Balbín, su brillantez, su cultura o la educación no aparecieron por ningún lado en el nuevo formato, un formato a precio de oro, que tanto había costado conseguir en las ferias de medio mundo a los socios del señor Aragón.

 

 

El contar con el mismo equipo del “Club de la comedia”, fue toda una declaración de intenciones, sustituir la información por la opinión. Los amigos de la Moncloa utilizaron a TVE como un banco de pruebas, socializando perdidas y privatizando beneficios, de paso fogueaban a los futuros equipos de LaSexta, la mayoría sin experiencia en este tipo de formato de televisión. Mientras tanto la Susan Alexander (Ana Pastor) de Ferreras recibía clases aceleradas sin reparar en los gastos, para en un futuro no muy lejano hacerse cargo de 59”. La señora Cafarell puso a disposición de sus amigos los mejores equipos de TVE, pero la decisión de que el programa fuera puesto en parrilla a través de una productora motivó la desaprobación de parte del elenco de trabajadores de la cadena, acostumbrados al sistema de producción propia, y que consideraban que un programa así debía ser realizado en su totalidad por los responsables de la cadena pública. Xavier Fortes no abrió ni la boca, con el tiempo ya hemos visto que se convirtió en el “corre ve y dile” de Ferreras.
En junio de 2005 una ley ministerial diseñada por Miguel dio lugar al nacimiento de LaSexta, el marido de Carme Chacón abandonó la secretaría de estado dos meses después de publicarse dicha ley, una vez más conviene recordar que el consejero delegado del nuevo canal de televisión, José Miguel Contreras, había estado asociado a Barroso en algunos negocios relacionados con la comunicación e imagen de algunos políticos socialistas.
La Casa de América fue el siguiente destino de Miguel Barroso, ¿en definitiva que es la Casa de América? Pues ni más ni menos que un consorcio integrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, a través de la Secretaría de Estado para la Cooperación Internacional y para Iberoamérica, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital. ¿Y en donde están ahora los intereses del ex de la ministra Chacón?, pues más allá de los mares.
No hemos olvidado al cazurro, el director general de La Sexta Antonio García Ferreras trabajó como profesor con Contreras en la cátedra de Carmen Caffarel en la Universidad Rey Juan Carlos, y por tanto también fue decisivo en el nombramiento de esta como directora general de RTVE. Era voz populi la destacada influencia de ambos en las decisiones del panorama audiovisual que se tomaban La Moncloa.

 

 

Pero volvamos al nacimiento de LaSexta, cuyo accionariado está formado de la siguiente manera: La Sexta (con un 51%) está formado por GAM, un consorcio de productoras en el que Globomedia (a través de su matriz, el Grupo Árbol) y Mediapro tenían la mayoría de control. En GAM también participaban las productoras Bainet, del cocinero Karlos Arguiñano (12%), y El Terrat, presidida por el showman Andreu Buenafuente (8,25%). Drive, de José Manuel Lorenzo, abandonó este grupo poco después del arranque de La Sexta. Más tarde entró en el accionariado la caja de ahorros vasca BBK, que posee el 9,8%. La televisión mexicana Televisa era propietaria del 40% del capital de La Sexta y Gala Capital del restante 9%. Árbol y Mediapro sellaron su fusión en 2006 y crearon el holding Imagina, al que se adhirió en abril de 2007 el grupo inversor Torreal, de Juan Abelló, que compró el 20% del capital.
No olvidemos que Mediapro es Jaume Roures, socio de Contreras durante algún tiempo en La Sexta, Globomedia y vete tú a saber en qué otros saraos, Roures demostró un gran interés en sus contratos con TVE (sobre todo en los grandes beneficios que le reportaban las coberturas técnicas de los diferentes eventos ¡!ay la boda de su majestad Felipe VI! ¿Algún día sabremos los “excelentes” beneficios que el evento proporcionó a Mediapro, a través de sus numerosas franquicias?
El fútbol y el Real Madrid es otra historia ¿verdad Ferreras?
Pero en 2004 estos artistas se hicieron con el contrato para emitir la señal del Canal Parlamentario, que difunde las imágenes de todas las actividades del Congreso de los Diputados. Creo que algún cámara “indiscreto” y al servicio de …, hoy en día es todo un señor diputado por el grupo de PODEMOS. ¿Las casualidades o las causalidades de la vida? Hay dos tipos de programas informativos: los que buscan la audiencia a través del espectáculo y los que la buscan manteniendo el rigor periodístico y los principios éticos de la profesión ¿MÁS PERIO QUÉ…?
En los Principios generales de ética periodística promulgados por la UNESCO en 1980 ya se ponía en relación la necesaria tendencia a la objetividad en la narración de hechos y el derecho del público a la información, elemento básico para la comprensión del mundo: “La tarea primordial del periodista es la de servir el derecho a una información verídica y auténtica por la adhesión honesta a la realidad objetiva, situando conscientemente los hechos en su contexto adecuado, manifestando sus relaciones esenciales, sin que ello comporte distorsiones, utilizando toda la capacidad creativa del profesional, con el fin de que el público reciba un material adecuado que le permita formarse una imagen precisa y coherente del mundo, en la que el origen, la naturaleza y la esencia de los acontecimientos, los procesos y las situaciones sean comprendidos de la forma más objetiva posible.”
Sin embargo, la espectacularización en la difusión de las noticias conlleva muchos riesgos para la veracidad de la información y para la labor social que ésta tiene como alimento del sistema democrático. Conviene no olvidar que hoy en día las cadenas de TV siguen siendo producto de licencias administrativas de interés público y como tal en cuanto a la información deberían regirse con los mismos criterios que una televisión pública. La Sexta con la espectacularización de sus informaciones apuesta por entretener y agitar las emociones del público, sus programas de noticias construyen la información en busca de la empatía, para ello no duda de utilizar todas las técnicas del entretenimiento, entrando en el camino de la exageración informativa típica del infoentretenimiento, en busca de réditos comerciales y convirtiendo las noticias en mercancía. ¿MÁS PERIO QUÉ…?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rafael Gómez de Marcos

Rafael Gómez de Marcos

Enamorado de la vida, reivindico mi infancia, mi verdadera patria, tres pilares, El Capitán Trueno, The Beatles y Joan Manuel Serrat, me fascina la ópera, me encanta bailar bachata y considero que decir cine americano es una redundancia. TVE no vio en mí ningún talento tras más de treinta años de servicios, Talento que me concedió la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión en reconocimiento a mi trayectoria profesional.

Un comentario sobre “Ferreras, Contreras y la ética periodística: Las claves de la Sexta

  • Maria Belén
    el 29 enero 2017 a las 16:12
    Permalink

    Gran artículo en La Paseata. Muy necesario y esclarecedor. ¡¡Enhorabuena!!

    Respuesta

Deja un comentario