Hablando de pajarracos, inexcusable mencionar a los buitres universitarios del felipismo

felipismo niversitario
“El felipismo”. Ilustración de Nachete Díaz Gómez

 

Viene a ocurrir que en estos últimos días, los grandes baluartes de aquel socialismo del felipismo que dejo de ser marxista, obrero y español, de forma paulatina y sincronizada con su propios avances en el poder y el Erario, gimen y se encolerizan ante sus vástagos, esos temibles leninistas de Podemos.

 

 

Sí, hombre, esos retoños que dejaron en unas escuelas plagadas de jóvenes maestros, convencidos todos por simple inercia que no existía otro contrapunto en esta vida, que el de “Felipísmo” imperante.

 

 

Se quejan todas estas vacas sagradas de hermosísimas ubres y magnas cuentas corrientes, del bumerang que sus universidades gratuitas con cargo al sectarismo que ejercen sus catedráticos y profesores, les ha devuelto diabólicamente contra ellos primero (cómodamente asentados en el régimen) y contra el resto de ciudadanos después.

 

 

Incomprensiblemente se asustan que un puñado de individuos genéticamente revanchistas, mentalmente atascados y académicamente preparados, quieran ganar la guerra del 36, reinventar Suresnes, rectificar la transición, modificar la Constitución, engañar a once millones de españoles, perpetuarse en el poder y adueñarse de la nación.

 

 

Sorprendente, paradójico… al fin y al cabo, el alumno sólo quiere superar al maestro. ¿No?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rey Viñas

Rey Viñas

De profesión, Topógrafo. Escribidor, desde mi bahía, en su tercera acepción y consciente de, entre otras cosas, que el escribir públicamente es un atrevimiento; hacerlo bien, una ciencia; que guste, un arte; que sea útil, un sueño; y que te entienda alguien, un milagro.

Deja un comentario