El tostón catalán si no fuera por una inmensa mayoría de catalanes marginados, perseguidos, acosados

que tal si ponemos fin al problema de los secesionistas catalanes hoy mismo
Que tal si ponemos fin al problema de los secesionistas catalanes hoy mismo por la inmensa mayoría de catalanes marginados, perseguidos, acosados

Ciertamente estamos asqueados, cansados, hartos de oír años y años la misma monserga. El mismo discurso del mismo problema de extrañas raíces antropológicas. De la misma cháchara para incautos. Ronroneo de los mismos salvapatrias de viejos y trasnochados argumentos. No se puede negar, en Cataluña la política se convierte en una industria para arrabaleros con pretensiones; para okupas con ambiciones; para edecanes de traidores en la sombra.

 

“Ay, si no fuera porque existe una inmensa mayoría de catalanes marginados, perseguidos, acosados por su españolidad”

 

Y es que el problema no es histórico, ni económico, ni siquiera xenófobo, ni lingüístico, ¡qué va! Estas razones, juntas y por separado, son herramientas de políticos para bochorno de los españoles, para que los catalanes las padezcan y ellos las gocen. No. El problema real es que todos los que chupáis de la “olla” española y aspiráis a la herencia de la gran masía catalana, sois como Barcelona: bellos, hermosos, grandes y cosmopolitas. ¿No?. Puro ombligo del universo; ego trip ridículo y caduco.

 

 

Ay, si no fuera porque existe una inmensa mayoría de catalanes marginados, perseguidos, acosados por su españolidad, por el uso del español, por su amor a Cataluña y su orgullo de España, podríamos tener la tentación de deciros: quedaros ahí, con vuestra prepotencia de pigmeo acomplejado; con vuestro autismo patológico de una sociedad enferma de egocentrismo grotesco y cómico narcisismo; con vuestros nuevos modos para la vieja delincuencia, esa que tiene tomada desde Colón Rambla arriba hasta Pedralbes, a lo largo y a lo ancho de la capital, de la metrópolis. Imagen y semejanza del resto de Cataluña. Pero no. Jamás. En esas tierras españolas nacen y viven compatriotas nuestros que defenderemos siempre. A muerte.

 

Ciertamente sois una carga. Más que económica, más que política, más que el insoportable desdén vuestro, sois una carga moral, un cargo de conciencia que no nos deja vivir en paz.

 

 

Si algún desdichado día, este solar Patrio, del que ya se puede esperar todo, permite materializar las murallas que hoy son de inquina lingüística, de prepotencia étnica, de arrogancia vecinal, de menosprecio a culturas paralelas, de puta y mala insolencia… en barreras tangibles de aduanas y carabineros, nos olvidéis de poner las puertas de EXIT, porque la “espantá” será frenética.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rey Viñas

Rey Viñas

De profesión, Topógrafo. Escribidor, desde mi bahía, en su tercera acepción y consciente de, entre otras cosas, que el escribir públicamente es un atrevimiento; hacerlo bien, una ciencia; que guste, un arte; que sea útil, un sueño; y que te entienda alguien, un milagro.

Un comentario sobre “El tostón catalán si no fuera por una inmensa mayoría de catalanes marginados, perseguidos, acosados

  • Maria Belèn.
    el 2 febrero 2017 a las 23:40
    Permalink

    Magistral artículo. Suerte tienen estos nacionalistas de que no se haga esa consulta a toda España.

    Respuesta

Deja un comentario