La Dejación de Responsabilidad, el Relativismo y Posverdad

Dejación de Responsabilidad y el realativismo de la posverdad
Dejación de Responsabilidad, relativismo y posverdad. Imagen de Rodolfo Arévalo

 

Hace ya mas de cincuenta años, cuando yo era un niño, el mundo era diferente y no adoraba a los falsos ídolos del relativismo y posverdad. La autoridad de los padres, profesores, policías, no eran puestas en tela de juicio. Véase que hablo de autoridad, no de autoritarismo. La personas tenían orgullo, y por esa misma razón, sabían el lugar que debían tener en relación a los demás según sus capacidades. Por eso la gente, en general tenía muy claro cual era su responsabilidad en un tema concreto y la asumían.

 

“Nuestras sociedades han ido diluyendo los valores humanos

entregada al relativismo y posverdad”

 

Esta manera de actuar, no es sumisa o esclava y alejada del valor que cada individuo tiene como ser humano. Son cosas que no se pueden mezclar. Pero dar rango de ley a actitudes personales de grupos concretos reducidos, es del todo antidemocrático. La ley debe ser igual para todos. Y efectivamente no puede existir rechazo por razón de ideología sexo, raza.., salvo en el caso en que algunos grupos o personas puedan agredir a los demás. Ahí es cuando hay que plantarse y decir basta.

 

 

Nuestras sociedades han ido diluyendo los valores humanos haciendo uso del relativismo. Puede que algunos valores no deban ser impuestos universalmente como la religión y las ideas políticas, pero otros valores mas sujetos a la realidad de los seres humanos, como los que afectan a la estructura social, que en los primates es jerárquica, deben respetarse, porque es un comportamiento impuesto por nuestra esencia, nuestra genética.

 

 

Esto sin menoscabo de que el ser humano también es un ser social y ha creado unas normas de convivencia para poder organizarse y no matarse como en estado de naturaleza. Por esta misma razón es mas que temible esta relativización de los valores, pues acaba con ese orden que debe de regir los comportamientos si no queremos volver ala ley de la jungla, la del mas fuerte.

 

 

Por todo lo expuesto anteriormente llegamos a la sociedad en la que estamos, en la que las noticias cotidianas no son mas que un material de consumo. La muerte de una persona vieja, por un robo, pasa desapercibida, es mas puede que tenga un espacio reducido en un telediario. Poco a poco esa laxitud genera que las personas acaben tomando el caos, de atracos, robos, asesinatos como algo normal e inevitable.

 

 

Total todo es relativo, ¿No tiene el delincuente los mismos derechos que los demás ?. De esta forma se ha llegado a que una parte de la sociedad se ha dado por abandonada a su suerte frente a la adversidad, y no sabe como defenderse. Esto ocurre, porque nadie asume las responsabilidades que tiene, trata de delegarlas y si no puede trata de encasquetárselas a otros. Así el responsable último de un acto nunca aparece.

 

 

Las tan apreciadas empresas de servicios son el mejor exponente de lo que digo. Nadie es responsable de nada, sobre todo el que debería tenerla, las subcontratas ya se encargan de que la queja no llegue al responsable. Todo va como va entre otras cosas por esto que he enumerado. Y hasta que alguien no dé un puñetazo en una mesa nada se va a arreglar. Parece mentira, pero muchos de los seres humanos, que son reflexivos y piensan, a última hora solo entienden el palo y tente tieso. Luego algunos se rasgan las vestiduras cuando unas elecciones las gana un político como Trump. Señores hagamos que se retomen las responsabilidades individuales y otro gallo cantará.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de la novela “El Bosque de Euxido” publicado en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Un comentario sobre “La Dejación de Responsabilidad, el Relativismo y Posverdad

Deja un comentario