Hawaii, el paraíso español. Españoles Olvidados (y II)

America Noviter Delineata de Hondius, 1637-59. Justo al sur del trópico de Cáncer aparecen las islas Vezina, Monges y la Desgraciada.
America Noviter Delineata de Hondius, 1637-59. Justo al sur del trópico de Cáncer aparecen las islas Vezina, Monges y la Desgraciada. Las islas Hawaii aparecen en los mapas de Ortelius (1570) y Joan Martines (1587) como Los Bolcanes y La Farfana.

 

Es cierto que Cook llegó a Hawaii, archipiélago al que llamó Sandwich por el patrocinador de su expedición, en 1778, pero… ¿fue el primero, tal como se enseña a los niños anglosajones? Lo que sí es cierto es que navegó con mapas españoles y portugueses y, dado que no pudo nombrar lo que ya estaba nombrado con topónimos españoles en el Pacífico noroeste desde California hasta Alaska, lo intentó en medio del Pacífico, sin que con ello queramos restar grandeza a sus logros.

LA TOMA DE MANILA Y COOK

“De la misma forma que Drake solo pudo dar la vuelta al mundo utilizando pilotos españoles capturados, como afirma Rodríguez González, sin la toma de Manila habrían sido imposibles los viajes de Cook”. En 1767, un año antes del viaje de Cook, Dalrymple se compara a Colón y Magallanes, sus modelos, admite que la exploración del Pacífico es su pasión y su dedicación desde 1759 y también que “adquirió, entre los españoles, algunos papeles muy valiosos, e indicios de autores españoles en la materia, cuyas obras también se procuró”.

 

Pedro Fernandez de Quiros
El español Fernández de Quirós ya había reivindicado el hallazgo del continente austral

 

La publicación de las instrucciones secretas del Almirantazgo a Cook y la evidencia documentada de que los mapas españoles habían gestado el viaje e iban en la cartoteca del Endeavour hacen irrelevante la misión científica “tapadera” que fue la observación de un tránsito de Venus. El objetivo era situar el continente austral y el interés, por tanto, político.

 

“La arqueología está a punto de poner en evidencia

lo que la historiografía nunca quiso alumbrar, y es

que los mapas españoles fueron decisivos”

 

Definitivamente Cook se sirvió de mapas españoles de la misma manera que Darwin usó los diarios robados a Sarmiento de Gamboa para atravesar el estrecho de Magallanes. Este al menos como agradecimiento nombró, a la salida del estrecho un volcán con el nombre de Sarmiento.

 

Réplica del Endeavour de Cook en mar abierto a su salida de Sidney (Australia)
Réplica del Endeavour con el que Cook llegó a Hawaii, en mar abierto a su salida de Sidney (Australia)

 

LOS MEJORES CIENTÍFICOS… ERAN ESPAÑOLES

 

El español Fernández de Quirós ya había reivindicado el hallazgo del continente austral y tanto Henry Hudson como el propio Dalrymple dieron crédito a su relato. La historia oficial reconoce a Cook todo el mérito, ignora la publicación de Dalrymple anterior al viaje y no establece los documentados vínculos entre sus dos biografías, dibujando el mapa de un tabú que rodea la pureza del héroe nacional.

Las islas Hawaii aparecen en los mapas de Ortelius (1570) y Joan Martines (1587) como Los Bolcanes y La Farfana.

 

"America sive India Nova" (América o Nuevas Indias) 1613. Michael Mercator (1567-1614)
“America sive India Nova” (América o Nuevas Indias) 1613. Michael Mercator (1567-1614)

 

Lo cierto es que los españoles descubrieron América y medio mundo no por casualidad, sino porque tenían los mejores astrónomos, geógrafos, navegantes, médicos e ingenieros, cuya ciencia se venía acumulando desde 300 años antes, cuando Alfonso X el Sabio funda la Escuela de Traductores de Toledo, y la otra mitad del mundo la descubrió el país hermano, Portugal, que compartía el liderazgo científico con España, que ellos localizaban en la Escuela de Pilotaje de Sagres, primer centro náutico del mundo, fundado por Enrique el Navegante.

 

(América o Nuevas Indias) 1613. Detalle
America sive India Nova” (América o Nuevas Indias) 1613. Detalle

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
José Crespo

José Crespo

José Crespo. Si Vis Pacem Para Bellum, enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, Soldado en la reserva, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por".

Deja un comentario