Libertad, dignidad, profesionalidad: No se compran con dinero Pablo Iglesias. Se compran con la corrupción del poder

Pabo Iglesias el populista estalinista
Pabo Iglesias el populista estalinista

 

Podemos, como partido político, es muy peligroso para la democracia porque sus líderes se creen en posesión de la verdad absoluta y sus seguidores reaccionan con el insulto a cualquier crítica que se realice contra ellos. En España, por ahora, les apoyan con su voto cinco millones de ciudadanos que no ven, o no les importa ver, su comportamiento y entrañas de partido totalitario, a la imagen y semejanza de los que,en el siglo pasado, y de uno y otro signo extremo en el balance de las izquierdas y las derechas,  estuvieron muy cerca de acabar con la vieja Europa y causaron millones de muertes.

 

 

Son cinco millones de buenos vecinos, me imagino, amantes padres de familia, con  abuelos que lucharon en la guerra civil española, ganaran o perdieran, y sus padres sufrieron la dictadura y trajeron la democracia, un régimen que ellos ahora desprecian. intuyo que por su tan cegada como interesada ética y la posibilidad de soñar con medrar socialmente, de ajusticiar, de cobrar, colocar al hijo, a la hija … Un egoísmo sectario  que, naturalmente no quieren saber nada de filosofía ni de la cordura social y se coloca en la otra acera de la democracia que filosofaron los griegos, sus sofistas, para los que la aporía significaba cualquier dificultad que no se puede solucionar.

 

 

Porque Podemos en esencia pretende destruir la lógica aritmética y la esencias del platonismo mediante la llamada al corazón manipulado y soluciona, falsamente, las dificultades irresolubles con esenciales mentiras y la manipulación de los humanos sentimientos como el tan vital, por ejemplo, de la emergencia social. Así, la principal regla de su juego político consiste en el retórico argumento que pregona precisamente su verdad como tan absoluta como necesaria y, ante la posibilidad de las diferentes opiniones, su interpretación es la que cuenta, y sin posible refutación, porque ellos son la gente, ellos son la ética, el pueblo, la esencia y hasta el patrimonio de la felicidad.

 

 

La red de agitación que mantienen en las redes sociales y sus ataques directos contra los medios de comunicación que no les bailan el agua representan esa verdadera cara totalitaria que sus votantes no quieren ver… Su osadía y populismo. 

 

 

Portada de la primera edición de A Sangre y Fuego
Portada de la primera edición de A Sangre y Fuego

 

 

Su líder Pablo Iglesias recuerda, a ese  comunista de altos ideales igualitarios, de nombre Valero, que protagoniza una de las narraciones de “A Sangre y Fuego” de Chaves Nogales, el gran periodista español que tanto las izquierdas como las derechas patrias pretendieron hacer desaparecer de la historia.

 

 

Como él joven Valero, el ya parlamentario español que se auto proclama vicepresidente de España y pretende controlar la policía, el ejército, los espías y la televisión pública, es joven. Como él, que en ese Madrid Resistente del 36, azotado por los bombardeos de la aviación franquista, cotidianamente come junto a Alberti, Bergamín y André Malraux, el joven Pablo Iglesias aparece cotidiamente rodeado y querido por la autoproclamada intelectualidad progresista y los grandes líderes de opinión.

 

 

Ferreras, los progres españoles y su relacióncon Podemos

 

Pablo Iglesias  se erige, por ejemplo, en portavoz de los trabajadores de TVE en lucha por el socialismo, y el comisario político Valero es el valedor de los ideales revolucionarios marxistas de la España leal a la República. Los dos también comparten la filosofía de la igualdad y la libertad  y  son en definitiva buenas personas de nobles miras y altas responsabilidades sociales.

 

 

El joven comunista Valero que describe Chaves Nogales asesora a la “La Escuadrilla de la Venganza” del nuevo orden social revolucionario que rige en el Madrid sitiado. Y Pablo Iglesias afirma que limpiará España de pijos y los dos tienen relaciones familiares importantísimas para su destino. Pablo Iglesias es hijo de un terrorista del FRAP amnistiado y privilegiado por Franco, mientras Valero tiene que dar la orden de fusilar a un grupo de viejos militares “Quintacolumnistas” entre los que se encuentra su padre.

 

 

La obra de Manuel Chaves Nogales agrupada bajo el título de “A sangre y fuego” debería ser de lectura obligatoria por cualquier Ley de Educación que se precie y encabezar todas las páginas que se han escrito en torno a la Memoria Histórica. Y es que así, con tanto decreto y tan poca lectura de nuestros clásicos y de la historia, nos va. Porque no me extrañaría que Pablo Iglesias, con lo lúcido que se muestra para la técnica de la oratoria,  conozca a la perfección la Ley de la memoria Histórica, pero desgraciadamente olvide que en la esencia de una televisión pública como debería ser  TVE, los profesionales deben abandonar el “comisariado político”. Igual que el joven Valera que tan bien describe el gran periodista  Manuel Chaves Nogales. Autor que nunca, por dinero ni mucho dinero, vendió su dignidad, y que siempre ejerció el oficio del periodismo con verdadera ética profesional. Y no como veo ahora hacen muchos “sobraos” a los que su verdad, inquebrantable ideológica y poderosa, no les deja ver esa otra, mas sencilla y cotidiana, que se revela a través de los “hechos”.

 

 

Mi amigo, sindicalista de Comisiones Obreras, me dice que la cosa está muy clara: los del PP son unos fachas, mientras Pablo Iglesias representa la libertad y la valentía y, que en todo caso, la manipulación periodística, habrá que probarla. Y en su honor recuerdo el final del imprescindible “A sangre y fuego” subtitulado “Héroes, bestias y mártires de España”:  “Y murió batiéndose heroicamente por una causa que no era la suya. Su causa, la de la libertad, no había en España quién la defendiese”.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

0 comentarios sobre “Libertad, dignidad, profesionalidad: No se compran con dinero Pablo Iglesias. Se compran con la corrupción del poder

Deja un comentario