¡¡NOTICIA EXCLUSIVA!! Lamentablemente don Pío Baroja sí que murió en 1.956

Pio Baroja
Pío Baroja (San Sebastián, 28 de diciembre de 1872-Madrid, 30 de octubre de 1956)

 

El gran escritor guipuzcoano, Pío Baroja, representante de la gran Generación del 98 (1898…para las víctimas de la LOGSE) no murió en octubre de 1.956!! SIGUE VIVO A SUS 144 AÑOS!!! Por la radio acaban de recoger unas manifestaciones suyas relativas a la situación política actual:

 

“La verdad es que en España hay siete clases de españoles…sí, como los pecados capitales”:

1- Los que no saben
2- Los que no quieren saber
3- Los que odian el saber
4- Los que sufren por no saber
5- Los que aparentan que saben
6- Los que triunfan sin saber..

 

Y, por último, los que viven gracias a que los demás no saben. ESTOS ÚLTIMOS SE LLAMAN A SI MISMOS “POLÍTICOS” Y A VECES HASTA “INTELECTUALES”.

 

ULTIMA HORA!! Por desgracia se acaba de confirmar que lamentablemente don Pío Baroja sí que murió en 1.956. Era una retransmisión “en diferido” de una brillante intervención suya el la tertulia del Nuevo Café de Levante, organizada por don Ramón del Valle-Inclán.

 

Rogamos disculpen las molestias y mientras tanto pueden seguir ustedes con su “progresismo”, amigos españoles.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Javer Gotor Llovera

Javer Gotor Llovera

Licenciado en derecho y de forma milagrosa por la Universidad de Valencia. Doctor en derecho matrimonial canónico por la Universidad Pontificia Sto. Tommaso d´Aquino de Roma. Abogado experto en divorcios a cuyas clases y formas de hacerlo he dedicado toda mi vida profesional y personal. Apasionado del matrimonio entre hombre y mujer. Cofundador de la Palmaria Primigenia junto a Curro de Utrilla, Rey Viñas y UTECO en el 2.008. Fundador de la comunidad “Los bufones del Cachondo Creador.”

Un comentario sobre “¡¡NOTICIA EXCLUSIVA!! Lamentablemente don Pío Baroja sí que murió en 1.956

  • el 10 febrero 2017 a las 14:50
    Permalink

    Estuve de la mano de mi padre, gran seguidor barojiano, en el entierro de don Pío Baroja, siendo niño.

    Respuesta

Deja un comentario