(3) ¿Separatismo andaluz? Las mentiras históricas de la bandera de Andalucía

Nacimiento del "¡Viva Andalucía Libre!"
Nacimiento del “¡Viva Andalucía Libre!”

 

A finales de octubre de 1932, con motivo de los actos preparativos de la Asamblea Regional Andaluza encargada de preparar la autonomía para la región, asamblea que acabaron abandonando los representantes de las diputaciones republicanas de Granada, Jaén, Almería y Huelva, en rechazo al proyecto autonomista planteado, con el posterior alcalde republicano de Granada, Ricardo Gorro, increpando a la Asamblea: ¡Repasar la historia!, la Comisión andalucista hacía público en la prensa el siguiente comunicado sobre la Bandera de Andalucía:

 
“Muchas personas se han dirigido o la Comisión con el deseo de conocer el origen y significado de la bandera regional. En la imposibilidad de contestar personalmente a todas, empleamos el gran vehículo difusor de la Prensa para decir que no es la bandera andaluza una creación artificiosa del momento, sino que tiene una dilatada y gloriosa existencia histórica. Las provincias béticas ya empleaban en tiempos de Roma los tonos verde y blanco para las insignias. Posteriormente la Andalucía mahometana adopta en las banderas de sus cofradías iguales colores. Y en tiempos de la gran obra de América (eminentemente andaluza) se emplean dichos colores para distinguir los Gobiernos virreinales y abanderar las naves que mantenían el tráfico con las Indias por la Casa de contratación de Sevilla. En este concepto ondeó profusamente durante la Exposición Iberoamericana en todos los actos oficiales, como había ondeado anteriormente en todos los centros andalucistas, clausurados durante la Dictadura, y por último en la Casa de Andalucía, en Madrid. En cuanto a la interpretación simbólica de las franjas alternadas (verde-blanco-verde), la más admitida es casas blancas en campo verde los pueblos y los campos andaluces”.

 

Sujetos tapados con una bandera verdiblanca con estrella roja de significación comunista y separatista protestando groseramente contra la secular fiesta de la Toma de Granada que se viene celebrando cada dos de enero, muy apreciada por los granadinos y por todos los españoles. El extraño comportamiento de estos energúmenos desarraigados no sólo obedece a la decadente cultura de las tribus urbanas sino que para entenderlo es preciso remontarse al peculiar movimiento autonomista burgués mal llamado andalucista nacido a principios del siglo XX que acabamos de recordar. En la imagen vemos el claro nexo marxista andalucista que igualmente interactúa con el islam.
Sujetos tapados con una bandera verdiblanca con estrella roja de significación comunista y separatista protestando groseramente contra la secular fiesta de la Toma de Granada que se viene celebrando cada dos de enero, muy apreciada por los granadinos y por todos los españoles. El extraño comportamiento de estos energúmenos desarraigados no sólo obedece a la decadente cultura de las tribus urbanas sino que para entenderlo es preciso remontarse al peculiar movimiento autonomista burgués mal llamado andalucista nacido a principios del siglo XX que acabamos de recordar. En la imagen vemos el claro nexo marxista andalucista que igualmente interactúa con el islam.

 

 

El comunicado de la Comisión no requiere mayor interpretación. Puesto que nadie conocía el significado de esta bandera que empezaba a utilizarse en edificios públicos de la República y que había sido ya izada en la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929, a los que preguntaban, se les decía que eran unos colores que representaban “casas blancas en campo verde” o “paz y esperanza” y que habían sido también empleados tanto por los romanos, como por los moros, como por los españoles modernos “en la gran obra de América eminentemente andaluza”. Concepto este último por el que había ondeado falsamente argumentado en la Expo del 29 y no por su significación real, meramente musulmana como vemos a continuación.

 

“El diario republicano La Voz, explicaba el origen de la bandera de Andalucía que aquellos “iluminados” o renegados habían diseñado para representar a la región andaluza sin el consentimiento de los andaluces”

 

Sin embargo, después de que algunas diputaciones provinciales y ayuntamientos la hubieran convertido ya, de facto, en la bandera de Andalucía, los mal llamados andalucistas no tuvieron reparos en hacer pública, ahora sí y de forma descarada, la realidad que antes habían ocultado, dejando en evidencia las mentiras que habían empleado sobre el significado de la bandera con el fin de facilitar su adopción.

 

Diario Republicano La Voz (25/12/1932)
Diario Republicano La Voz (25/12/1932) La Bandera de Andalucía.

 

Así, en diciembre de 1932, un artículo publicado en varios periódicos, entre ellos en el diario republicano La Voz, explicaba el origen de la bandera que aquellos “iluminados” o renegados habían diseñado para representar a la región andaluza sin el consentimiento de los andaluces. El propio artículo, redactado por los falsos andalucistas, reconocía el desconocimiento del pueblo sobre el origen de aquella bandera que, para más abundamiento, se decía que habían creado los musulmanes invasores para conmemorar una derrota de los cristianos:

 
Como no creo que sea de todos conocido el origen de ella y el uso que en el transcurso de los siglos de la misma se ha hecho, estimo oportunidad la presente que obliga a exponer sobre el particular algo que para muchos ha de ser interesante:

 
… Corría el siglo XII, en los pueblos norteños de nuestra península se preparaban, cruzadas contra Andalucía, el país más rico y culto de entonces, la envidia y la codicia, que no dan ideales nobles, inspiraban aquellas cruzadas…

 
La noche antes de la gran batalla, Jacub Almansur vio en sueños un ángel “vestido de blanco” que llevaba una “bandera verde”, el que le prometió un gran triunfo. No engañó el sueño al jalifa; la derrota de los enemigos fue completa. … Con este motivo ofreció el jalifa construir el más alto alminar del mundo. … Así fue; el año 1198 era inaugurada la Aljama de Sevilla, en cuyo alminar, llamado hoy la Giralda, ondeaba la “bandera verde y blanca”, en la que, con la unión de colores “verdes”, del Islam, y “blanco”, del jalifa, se simbolizaba la unión de las provincias del Andaluz (sic) de uno y otro lado del Estrecho. …

 

“Esta alegre y vistosa bandera de Andalucía, de tan antiguo brillante origen… la hemos tenido los andalucistas durante veinte años por solo nuestra… Hoy ya no es sólo nuestra; ya es de todos los andaluces”

 

En esta delirante exposición, el firmante, José Martín, añadía:

 
Ciudadanos de Andalucía, esa alegre y vistosa bandera de tan antiguo brillante origen… la hemos tenido los andalucistas durante veinte años por solo nuestra… Hoy ya no es sólo nuestra; ya es de todos los andaluces.

 

Banderas andalusíes en la heráldica andaluza
En el universo andalucista, particular interpretación  de Bandera de Andalucía, “Banderas andalusíes en la heráldica andaluza”

 

Dada la atrocidad y para quitar hierro al asunto, al mismo tiempo que se perpetraba el delito contra nuestra sangre y nuestra Historia, se daba una de cal y otra de arena, inventado el lema de “Andalucía por sí, para España y la Humanidad” aunque posiblemente les habría resultado de mayor agrado “Por el pasado Andalusí en el Islam” lo cual habría escandalizado y provocado el rechazo a la causa “andalucista”.

 

 

 

Tras el fin de la pasada guerra civil en 1939 la bandera de origen islámico desapareció de la vida pública andaluza y poca gente se acordaba de ella. Tampoco hay constancia de que fuera empleada por la oposición antifranquista, salvo escasamente a finales de 1975. Al existir el precedente de la II República, durante la Transición y dentro del disgregador y desastroso “proceso autonómico” sólo hubo que “rescatarla” y “desempolvarla”, y como sabemos, el estatuto de 1981, cuyo referéndum no votó la mitad de los andaluces, aprobaba un nuevo centralismo, esta vez con sede en Sevilla, y la bandera de origen islámico inventada por el imaginativo Blas Infante como bandera oficial de Andalucía se imponía de nuevo.
El caso es alimentar inventados “hechos diferenciales”.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
José Crespo

José Crespo

José Crespo. Si Vis Pacem Para Bellum, enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, Soldado en la reserva, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por".

Un comentario sobre “(3) ¿Separatismo andaluz? Las mentiras históricas de la bandera de Andalucía

Deja un comentario