La Vieja Europa sometida al terror y prisionera de sus falsos gurús. Esta es la imagen del mal de Europa

Extraña ver q ese hombre que pasa con su maletín y su abrigo mire a otro hombre tirado en el suelo y no le ayude
Extraña ver que ese hombre que pasa con su maletín y su abrigo mire a otro hombre tirado en el suelo y no le ayude. Es la imagen de la vieja Europa

 

 

En la imagen de este europeo mirando al tendido al cruzar el paisaje del terror y sea capaz de pasar de largo sin ayudar al hombre herido que se encuentra a su paso, se encuentran las esencias de los males de la libre, democrática y vieja Europa, que en su política corrección trata de engañarse a sí misma  y ocultar el peligro que asedia y mata dentro de sus fronteras: el terrorismo islámico.

 

“La Vieja Europa se reúne, parlamenta, aplica teorías de la integración, decide niveles de seguridad,  y, en definitiva, se consume sin ni tan siquiera arropar a su muertos”

 

 

Cubrir a los caídos tal vez no se aprenda en la Academia pero es obligatorio. Fuerzas Especiales
Cubrir a los caídos tal vez no se aprenda en la Academia pero es obligatorio. Fuerzas Especiales

 

 

Europa se reúne, parlamenta, aplica teorías de la integración, decide niveles de seguridad,  y, en definitiva, se consume sin ni tan siquiera arropar a su muertos en aras de la libertad de expresión de sus periodistas libres y, por ello, muere, en cada víctima de hoy, de ayer y de las que inexorablemente al ritmo del terror del DAESH vendrán mañana.

 

 

 

La Vieja Europa ha amamantado a la serpiente y alimentado su nido de maldad porque, en realidad no sabe hacer otra cosa desde su fundación auspiciada con el bautizo cristiano y el complejo de culpa de sus genes judaícos  y así, con el lamento propio de participar en el pésame de los funerales acepta, mirando al cielo para pedir protección, que mas del ochenta por ciento de los asesinos terroristas que han matado en los últimos veinticinco atentados mortales tenían en el bolsillo de su disfraz un pasaporte comunitario. La invasión de los bárbaros de nuevo consumada.

 

 

“La Vieja Europa es una complacencia en el autoengaño ante el islamismo que todos terminaremos pagando gravemente. Descansen en Paz nuestros muertos”

 

 

Y mientras subvenciona ramadanes y mezquitas con el democrático adanismo de la tolerancia etiquetada como Alianza de las Civilizaciones, no se atreve a declarar  de forma oficial, y conjunta, esa terrible verdad que paradójicamente asumimos en la intimidad los europeos, que estamos en estado de guerra, sencillamente porque los terroristas la han declarado con el terror de sus hechos mientras claman en nuestras instituciones, y apoyados por nuestros propios falsos gurús de la idiocia, en contra de la islamofobia y por la permisividad.

 

 

 

Y la factura resulta cara, demasiado cara. Una complacencia en el autoengaño ante el islamismo que terminaremos pagando gravemente. Descansen en Paz nuestros muertos !!!

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

0 comentarios sobre “La Vieja Europa sometida al terror y prisionera de sus falsos gurús. Esta es la imagen del mal de Europa

Deja un comentario