Si bebes, no tuitees. Últimamente es raro tener una jornada pacífica en Twitter

si bebes, no tuitees
si bebes, no tuitees

 

“El comportamiento que observamos a veces en la red social Twitter, se parece al de muchos conductores”

 

 

Me asalta la duda, de si el comportamiento que observamos a veces en la red social Twitter, se parece al de muchos conductores.

 

 

Cuando entras al vehículo, te pones el cinturón, miras los retrovisores, arrancas, compruebas que todos los indicadores sean correctos, introduces la marcha (salvo que tu coche sea automático) y a conducir. Hasta ahí todo bien.

 

 

Cuando entras a la aplicación, revisas tus notificaciones y menciones, si tienes algún seguidor nuevo, novedades en los chats, o qué es tendencia en ese momento. Todo correcto.

 

 

Pero el día que el tráfico es denso o llueve, se lía parda en la carretera. Se nos acaba la paciencia, gesticulamos compulsivamente, nos acordamos de los parientes de los demás conductores, y es probable que acabemos con algún frenazo y un susto.

 

 

Pues el día que hay polémica en la red social, ni te cuento. Los insultos, descalificaciones, cibernavajeos y otros comportamientos inclasificables varios, están a la orden del día. Últimamente es raro tener una jornada pacífica en Twitter.

 

 

Y mira que la Dirección General de Tráfico lo intenta,nos avisa con campañas de información, establece controles preventivos, avisa de los radares; pero cuando no queda más remedio, llega la multa. Y después a llorar, que si yo no he sido, que si la culpa la tuvo el otro. A pagar y rapidito, que hacen descuento.

 

 

 la dirección General de Twitter parece que se ha puesto seria últimamente
la dirección General de Twitter parece que se ha puesto seria últimamente

 

 

Pues la dirección General de Twitter parece que se ha puesto seria últimamente. Está teniendo en cuenta los reportes de mensajes y cuentas tóxicas, así como las denuncias por correo electrónico. Ha endurecido su política que prohíbe amenazas y abusos, y cada vez actúan más rápido sobre las denuncias.

 

“Por muchas cuentas que bloqueen, tweets que obliguen a borrar, o denuncias que interpongan ante los jueces; seguimos teniendo que padecer gentuza en Twitter”

 

 

 

Pero por muchas multas que pongan, puntos del carnet que se pierdan, e incluso la amenaza del juicio rápido y estancia en la cárcel; no parece disuadir a todos los conductores de evitar tener conductas peligrosas al volante.

 

 

Y por muchas cuentas que bloqueen, tweets que obliguen a borrar, o denuncias que interpongan ante los jueces; seguimos teniendo que padecer gentuza en Twitter, y muchos de ellos orgullosos de ser así, y ni un ápice de arrepentimiento o intento de cambiar su conducta.

 

 

 

Si no lo ha conseguido la DGT en décadas, lo va a conseguir Twitter…

 

 

Y ya sabes, si bebes, no tuitees.

 

 

***

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Discover And Share

Discover And Share

Un político me llamó despectivamente Furia Liliputiense. Pues sí, dio en el clavo. Puedo ser extraordinariamente pequeño, según con quien me compare, pero no por ello insignificante y falto de valor. Descubro y comparto la rebelión de las pequeñas cosas. Te sumas?

Deja un comentario