Las resoluciones de la ONU, el incumplimiento británico y la verja: Gibraltar, una tropelía consentida (y 03)

Las resoluciones de la ONU que incumple Gran Bretaña como potencia colonial
Las resoluciones de la ONU que incumple Gran Bretaña como potencia colonial

 

“El 18 de diciembre de 1968, la ONU aprueba la Resolución 2.429, en la que declara que el mantenimiento de la situación colonial de Gibraltar es contrario a los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas”

 

 

A través de las resoluciones de la ONU se insta al inicio de conversaciones entre España y Gran Bretaña para poner fin a la situación colonial de Gibraltar, salvaguardando los intereses del pueblo gibraltareño. En respuesta a estas resoluciones, las autoridades de Gibraltar apelaron al derecho a la autodeterminación y el Reino Unido organizó un referéndum el 10 de septiembre de 1967 para los gibraltareños. El referéndum se celebró a pesar de la oposición de la Organización de Naciones Unidas y de España, para consultar sobre el futuro de Gibraltar. El 96 % de los gibraltareños se muestra partidario de continuar bajo soberanía británica.
Entre el 18-20 de marzo de 1968, se mantienen nuevas conversaciones, sin ningún resultado. El 18 de diciembre de 1968, la ONU aprueba la Resolución 2.429, en la que declara que el mantenimiento de la situación colonial de Gibraltar es contrario a los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y a los contenidos en la Resolución 1.514 sobre descolonización.

 

En 1969, Londres responde a las resoluciones de la ONU recalificando el estatus de Gibraltar como “Territorio Británico de Ultramar”. El 23 de mayo de 1969, entra en vigor en Gibraltar la llamada “Constitución Lansdowne” y el 30 de mayo se aprueba en referéndum un Estatuto Autónomo para Gibraltar, mediante el cual se establece un sistema político de la colonia que pasa a la consideración de dominio, en el que un ministro principal es el representante de la Corona británica, recayendo la elección en Josuah Hassan, dándose el singular caso de ser Presidente una persona de origen judio-marroquí en un territorio en el que el Artículo X del Tratado de Utrecht prohíbe expresamente la entrada de moros y judíos.

 

 

“Madrid reacciona cerrando la verja de la frontera terrestre de La Línea de la Concepción con Gibraltar  el 8 de junio de 1969”

 

Momento histórico del cierre de la verja fronteriza por orden del Gobierno español el 8 de junio de 1969.
Momento histórico del cierre de la verja fronteriza por orden del Gobierno español el 8 de junio de 1969.

 

 

Madrid reacciona cerrando la verja de la frontera terrestre de La Línea de la Concepción con Gibraltar un mes después, el 8 de junio de 1969 en respuesta a la entrada en vigor de la nueva Constitución gibraltareña, aprobada por el Gobierno británico en 1968, que trascendía las resoluciones de las Naciones Unidas.

 

 

Existe además en Gibraltar un régimen discriminatorio de asentamiento personal en el que Gran Bretaña se ha escudado siempre argumentando que hay que considerar los intereses de los habitantes que están constituidos por una población de origen heterogéneo descendientes de judíos, árabes, malteses, hindúes o genoveses, entre otros, pero tal asentamiento se deniega si el pretendiente es español pues lo impide la particular legislación del territorio y en concreto la “Inmigration and aliens order” de 1.885 y la “Gibraltar status ordinance” de 1.962. Ya todo ello sumando las continuas violaciones del espacio aéreo y de las aguas jurisdiccionales españolas.

 

Ejemplar del Tratado de Utrecht
Ejemplar del Tratado de Utrecht

“Violaciones al Tratado de Utrecht” de Francisco Javier Millán:
http://debates.coches.net/showthread.php…)

 

Época de Franco
Época de Franco

Entre 1969 a 1973, continúan sin fruto los contactos hasta que, por iniciativa española, se congelan las conversaciones en mayo de 1973.
El 30 de mayo de 1974, a solicitud de la parte inglesa se reanudan las conversaciones con carácter exploratorio.

 
El 18 de noviembre de 1976, la Asamblea General de las Naciones Unidas urge nuevamente a los Gobiernos español y británico a que inicien negociaciones sobre el problema de Gibraltar.

 
El 10 de abril de 1980, los Ministros de Exteriores de España y Gran Bretaña firman la Declaración de Lisboa, en la que ambos gobiernos se proponen resolver el problema de Gibraltar en un espíritu de amistad y de acuerdo con las resoluciones pertinentes de Naciones Unidas e inicialmente acuerdan el restablecimiento de comunicaciones directas en la región.

 
El 14 de diciembre de 1982, poco después de su toma de posesión, el primer gobierno de D. Felipe González Marquez ordena la apertura de la verja aunque sólo para peatones.

 
El 27 de noviembre de 1984, se firma la Declaración de Bruselas, en la cual, por primera vez, la parte británica admite expresamente que se abordarán en el proceso de negociación cuestiones de soberanía.

 

 

Apertura de la verja de gibraltarLa Línea de la Concepción, Cádiz. (15-12-1982)
Apertura de la verja de gibraltarLa Línea de la Concepción, Cádiz. (15-12-1982)

 

En 1985, en el contexto de las negociaciones de adhesión a la Comunidad Económica Europea, España y el Reino Unido establecieron el inicio del proceso de Bruselas, por el que ésta se comprometía a comenzar un diálogo con España acerca de Gibraltar, que incluía asimismo el asunto de su soberanía. También se normalizaron completamente las comunicaciones terrestres. Desde entonces, España, con mayor o menor intensidad, ha seguido reclamando la retrocesión de Gibraltar.

 

 
El 5 de febrero de 1985, se abre definitivamente la verja para personas, vehículos y mercancías.

 

En 2001 España y el Reino Unido anunciaron un acuerdo preliminar que incluía una propuesta de cosoberanía. Sin embargo, este acuerdo no llegó a ser firmado, especialmente al ser ampliamente rechazado por los gibraltareños en un nuevo referéndum convocado por las autoridades gibraltareñas en 2002.

 

 

“España y Gran Bretaña se comprometen a un acuerdo sobre Gibraltar antes del verano de 2002”

 

 
El 20 de noviembre de 2001, se celebra una trascendental reunión en Barcelona, en la cual España y Gran Bretaña se comprometen a un acuerdo sobre Gibraltar antes del verano de 2002.

 

 

Periodo democrático actual
Periodo democrático actual

 

 

 
El 4 de febrero de 2002, los Ministros de A. Exteriores inglés Jack Straw y de España, Piqué, se reúnen nuevamente, ésta vez en Londres, y aunque no llegan a ningún acuerdo, reafirman los dos grandes principios de la negociación: Habrá referéndum, según el compromiso de 1969, pero nunca independencia, de acuerdo con el Tratado de Utrecht. Las conversaciones se aceleran.

 
El 12 de julio de 2002, Jack Straw realiza una declaración ante la Cámara de los Comunes en la cual defiende la solución de la soberanía compartida, siempre que sea respaldada en referéndum por los gibraltareños.

 
El 7 de noviembre de 2002, los gibraltareños se oponen, por abrumadora mayoría, al acuerdo de cosoberanía. El referéndum convocado por el Primer Ministro de Gibraltar Peter Caruana es desautorizado tanto por Londres como por Madrid.

 

 

“El referéndum convocado por el Primer Ministro de Gibraltar Peter Caruana es desautorizado tanto por Londres como por Madrid”

 

 

A pesar de ello, más tarde quedó constituido el “Foro Tripartito de Diálogo sobre Gibraltar”, formado por los gobiernos de España, Reino Unido y Gibraltar, de cuyos trabajos resultó el anuncio el 25 de julio de 2006 de un acuerdo sobre el uso conjunto del aeropuerto, pensiones, telecomunicaciones y tránsito del puesto fronterizo, conocido popularmente en España como “La Verja”.

 

Sin embargo, en 2009 se produjeron encontronazos entre buques de la Marina británica y patrulleras de la Guardia Civil en la zona marítima disputada pues las aguas situadas a menos de tres millas de la costa gibraltareña, sobre las cuales, y según el Tratado de Utrecht, no está reconocida la soberanía británica.

 

 

Ampliaciones previstas en el istmo de Gibraltar para la próxima década, enmarcadas en línea roja.
Ampliaciones previstas en el istmo de Gibraltar para la próxima década, enmarcadas en línea roja.

 

 

A la vista de la imagen anterior debemos recordar que en los últimos tres años y medio, España ha vendido al Peñón cerca de un millón de toneladas de menas y minerales, por un valor de 18,33 millones de euros, según Europa Press, realizado por los Técnicos de Hacienda (GESTHA), quienes también han denunciado la “hipocresía” de que España venda sin IVA a la colonia el petróleo que luego usa en las gasolineras flotantes y el tabaco con el que se hace el contrabando. Según los datos del citado informe, calculados a partir de los datos de comercio exterior, desde el año 1995 España ha vendido arena, grava y roca a Gibraltar por valor de 36,93 millones de euros. Al menos eso son las cantidades declaradas, pero los Técnicos de Hacienda recuerdan que la cantidad ha podido llegar mucho mayor a través de la economía sumergida ya que, hasta hoy, la frontera ha sido muy permeable y no había tantas revisiones y controles como ahora, aunque nos tememos que cuando se tranquilice la cosa se volverá a lo mismo… los “intereses”, algo que nada tiene que ver con el “interés” de España.

 

 

“La cantidad, calculada en toneladas, asciende a la brutal cantidad 2,24 millones de toneladas en los últimos 18 años”

La cantidad, calculada en toneladas, asciende a la brutal cantidad 2,24 millones de toneladas en los últimos 18 años.
Pero tenemos que dejar claro que cuando realmente se disparó la entrada de esos materiales desde España a Gibraltar fue en el año 2010. El Gobierno del Peñón ha ido ganando terreno al mar poco a poco a lo largo de los años y ahora está construyendo una escollera con el fin de construir un complejo urbanístico de lujo en ella cuya ubicación vemos en el mapa anterior. De momento, se han ejecutado dos espigones, aunque la versión oficial es que son para proteger la zona de los temporales. Pero lo cierto es que en el área oriental del Peñón está proyectado un ambicioso plan inmobiliario con un casino, un hotel flotante y varios edificios.

 

 

(El Reino de España ha vendido un millón de toneladas de tierra y roca a Gibraltar desde 2010

http://noticiariocentrodeandalucia.wordpress.com/…/z-gibra…/)

 

 

En la página web
En la página web “¡Gibraltar Libre! A favor de la libertad de un pueblo y la vergüenza del acoso por parte de España”, podemos contemplar este dibujo con la idea que expresa sobre las aguas territoriales con el siguiente pie, así como de dónde está tomado: “Como se ve en este gráfico el Reino Unido solo pidió 3 millas náuticas y no las 12 que le corresponde”, no necesita comentarios. http://gibraltarlibre.blogspot.com.es/p/mentiras-sobre-gibraltar.html

 

 

Se lleva años en este tema de “intereses” comunes de algunos a ambos lados de la frontera, pero ahora en este mar de tormentas de corrupción que todo lo anega no ha sido hasta este año 2013 cuando el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha interpuesto dos denuncias ante la Fiscalía de Medio Ambiente, que ha comunicado a la Comisión Europea por presuntos delitos contra el medio ambiente cometidos por las autoridades gibraltareñas.

 

 

La primera de ellas, presentada el 1 de agosto pasado, denunció el lanzamiento de 70 bloques de hormigón en la Bahía de Algeciras, con los que las autoridades gibraltareñas destruyeron un caladero en el que faenaban pescadores españoles.

 

 
La segunda se registró el pasado día 28 y denunció los vertidos de piedras y arenas en los espigones que están construyendo las autoridades gibraltareñas porque son “contrarios” a la normativa de la Zona de Especial Conservación (ZEC).
Nos preguntamos si ante esto no puede haber una unidad de criterio de las máximas autoridades del estado y en el parlamento.

 

 

Una nube de intereses acompaña en la incertidumbre a Gibraltar tras el Brexit
Una nube de intereses acompaña en la incertidumbre a Gibraltar tras el Brexit

 

 

A día de hoy Gibraltar sigue siendo un territorio en disputa. España sigue buscando una solución para la reintegración del Peñón al territorio español, sin embargo, siguen existiendo multitud de intereses que impiden que este territorio vuelva a la administración española a la que le fue arrebatado.
Es curioso que el Reino Unido se esmera en respetar aquel referéndum de autodeterminación, en el que se consultó a los gibraltareños, mientras que no fue aplicado en Hong Kong… vamos que UK aplica lo que le parece en cada momento según sus intereses.

 

 

Aún podemos recordar al señor Margallo, presentándose en el Parlamento europeo, recién designado ministro, al grito de “Gibraltar español”, que tantos compartimos pero de dudosa utilidad en aquel foro, e igualmente amenazando a Gran Bretaña con aquella sentencia de “se termino el recreo” cuando anunció una tasa de 50 euros para entrar y salir del Peñón.

 

 

Se pudo leer en prensa a quienes califican todo esto como salidas de tono, en cualquier caso lo que esperamos como ciudadanos en una acción continua, incansable, perseverante, en una única dirección y con un único objetivo que es la devolución de Gibraltar a manos españolas. Es algo que se debe de percibir nítidamente desde UK, y que se ha de transmitir en la acción exterior española, gobierne quien gobierne, desde la jefatura del estado hasta el último miembro del gobierno o de cualquier administración del estado, actuando con valentía bajo la luz del sentido común y la defensa de la dignidad de España.

 

 

“En este asunto de Gibraltar, el problema está más en Madrid que en Londres”

 

 

Para terminar pongamos el dedo en la llaga para reiterar que en este asunto de Gibraltar, el problema está más en Madrid que en Londres, y reitero esto pues muchos ilusos se creen que con motivo del Brexit, al salir el Reino Unido de la Unión Europea, España tendrá la sartén por el mango y la llave del éxito para recuperar Gibraltar.

 

 

Hagamos una llamada realista al sentido común a pesar de las amenazas del tal Howard, quien aseguró que su primo USAdelzumosol les apoyaría en un eventual ataque colonialista a su odiada España.

 

 

Hemos oído que Bruselas ha dado autorización a Madrid para negociar el asunto con Londres, lo cual nos abre los ojos sobre tremendas realidades, como que la propia UE era la garante de la pervivencia colonial de Gibraltar y que por lo tanto estaba en contra de los legítimos y más elementales intereses españoles, a los que nuestros políticos dan la espalda continuamente.
Por otra parte los sucesivos gobiernos españoles, partidarios y defensores acendrados de la entrega de soberanía “a toneladas”, como afirmaba uno para oponerse al referéndum catalán, al haber entregado la soberanía de España a Bruselas, poco o nada podían hacer a parte de ridículos como aquel de nuestro Margallo espetándole a su homónimo inglés en el cargo aquello de “¡Gibraltar español!!”, o medidas locales de baja y cobardona política como imponer ocasionalmente colas en la verja fronteriza.

 

 

Tenemos que aprovechar que nos ha salido un primo RUSOdelzumosol y no desaprovechar para desenmascarar el colonialismo inglés en la propia Europa para que su primo americano se dé cuenta y que podría perder las bases navales y aéreas de no apoyar la descolonización de Gibraltar, tener claro y poner de manifiesto que mientras exista la colonia no puede considerarse al Reino Unido como potencia amiga y aliada, sino precisamente todo lo contrario, enemiga y hostil, a pesar de muchos de nuestros genuflexos políticos que en su abyecto sumisión han llegado incluso a poner calle a personas como la hostil Thatcher, aquella alcohólica que gritó “Bombardeemos Madrid”, durante una estancia en Gibraltar.

 

 

Los gobiernos españoles, de todos los colores, se han esforzado a sacudirse responsabilidades y soberanía a paladas, de la misma manera que creen que con el beneplácito de Europa, silencio de muchos y declaraciones de USA, estamos salvados frente al separatismo catalán, cuando realmente el problema y la solución están en España con la aplicación de la ley y el corte de recursos económicos, lo mismo que hay que hacer con la roca, cerrar con un muro, suspender los contratos de las líneas telefónicas (si no tienen ya una propia traída por mar desde Londres protegida por los bloque de hormigón que lanzaron en su día), impedir que tengan propiedades en España mientras que los españoles no puedan tener propiedades en la roca… y luego a esperar diálogo exclusivamente para su devolución.

 

 

Estamos ante un proceso largo y así debemos verlo en el que los actuales partidos deben dar un giro radical a sus postural y no sólo en el tema de Gibraltar… en el de la mal llamada memoria histórica, la rendición ante los crímenes irresoluto de eta, el mantenimiento económico del separatismo sus embajadillas y tournés por el munfo mundial, y la cobarde entrega de soberanía ¡a toneladas!, popular margallada, a los burócratas de Bruselas…

 

 

Los británicos gustan de acusar de forma furibunda contra el orden democrático a lo que debemos ser firmes respondiéndoles que hay muchos Gibraltares, que devuelvan las Malvinas, devuelvan Gibraltar, y el gibraltar del Índico, el arechipiélago Diego García, a sus dueños legítimos hoy expulsados y refugiados en otras islas del Índico, y entonces podrán gritar lo que quieran con la conciencia tranquila y la lengua limpia. Desgraciadamente así podrán acusar con la conciencia más tranquila y la lengua algo más limpia… Pero esto no se les ocurre a nuestros valientes gobernantes.

 

 

Aunque un político inglés afirmó recientemente que Inglaterra podría ir a la guerra por Gibraltar lo cierto es que sin guerra España tiene todas las bazas de su parte sin necesidad de ninguna fuerza militar, simplemente como venimos diciendo con el cierre de la verja, levantando un muro de hormigón sin puerta y… a esperar, armándose de paciencia.

 

 

¿Se les ocurrirá algo a los olivos de la Moncloa?.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
José Crespo

José Crespo

José Crespo. Si Vis Pacem Para Bellum, enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, Soldado en la reserva, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por".

Un comentario sobre “Las resoluciones de la ONU, el incumplimiento británico y la verja: Gibraltar, una tropelía consentida (y 03)

  • el 23 abril 2017 a las 17:32
    Permalink

    Ampliaciones territoriales y violaciones de tratados de todo tipo,pero esto es españa,se permite todo

    Respuesta

Deja un comentario