Ni clan Pujol, ni Pujol Soley, Ferrusola o presidente de la Generalitat de Catalunya: Sencillamente, Pujol

PUJOL, SENCILLAMENTE
La fotografía se corresponde con la que publica el periódico “La Vanguardia”, de hoy, con Jordi Pujol saliendo de su domicilio esta misma mañana

 

 

Anoche un juez de la Audiencia Nacional decidió el ingreso en prisión sin fianza de Jordi Pujol Ferrusola, hijo de Jordi Pujol i Soley, que fuera presidente de la Generalitat de Catalunya entre 1980-2003.

 

 

— ¡Uf..! –me digo.

 

“Tras la noticia sobre la detención del hijo de Pujol, acudo a la hemeroteca. Un confesionario de la noticia. Corro sus visillos”

 

 

Y acudo a la hemeroteca. Un confesionario de la noticia. Corro sus visillos.

 

Leo que en fecha 3 de agosto de 2014 el diario “El Mundo” desplegaba el siguiente titular de portada: “Interior estima en 1800 millones de euros la fortuna de la familia Pujol”.

 

Avanzo. Me encuentro, entonces, con que el 31 de octubre de 2015 el periódico “El Economista” refleja una información con el siguiente encabezamiento: “Los Pujol usaron 70 firmas en 20 países para ocultar más de 1000 millones de euros”.

 

 

Paso el trance. Y llego al periódico “Libertad Digital” que, en fecha 1 de noviembre de 2015, abre el periódico del siguiente tenor: “Los Pujol tienen exactamente 3300 millones de euros, de momento”.

 

Prosigo. Y el periódico “El Plural” destaca en fecha 24 de febrero de 2016: “La fortuna oculta del clan Pujol podía ascender a más de 3000 millones de euros en el extranjero”.

 

 

Todo ello, claro es, se puede leer con nitidez (aunque ignoro sin con tranquilidad ni sobresaltos) en internet.

 

 

Aunque es de señalar que por más que miro, cuasi con aire de examinando, no acierto a ver ninguna querella por parte de la familia Pujol Ferrusola contra ninguna de las empresas que sustentan a los periódicos citados.

 

 

Tomo aire. Ignoro el paisaje de mi cara. Como ignoro la que andarán poniendo mis amigos y lectores.

 

 

Entonces caigo en que hace escasos días, tras cumplir con mi declaración de la renta, los probos funcionarios del cuerpo funcionarial de la Hacienda me reclaman, por diferencia de criterios, 37 euros.

 

 

Comprobé mi declaración, la chequeé con la que se remitió, entendí de la razón de mis razones (perdón por la redundancia), me mantuve en mis trece y presenté mis alegaciones.

 

 

Casi ipso facto me llegan las conclusiones argumentales de algún técnico de la Hacienda, señalándome que la razón va de su parte y le cierra el paso a mis alegaciones.

 

 

¡Cáspita! –bramé.

 

 

Y héteme aquí a punto de pasar por taquilla y abonar los ¡¡37 euros!! de la justicia funcionarial, antes de que comiencen a llegarme posibles recargos, cartas certificadas y, quién sabe, quizás hasta el embargo.

 

 

Luego refresqué en mi memoria el diálogo entre esos dos paisanos que dibuja Forges con frecuencia, filosofando por la España mesetaria, en el que uno le dice a otro:
— ¡País!.

 

 

Y el compañero de caminata le responde:
— ¡C´est la vie!,

 

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Juan De la Cruz

Juan De la Cruz

Como redactor en Televisión Española presenté el Programa Informativo "Desde la bola del mundo”. Cronista parlamentario y director de "Las Cortes de España", antes de asumir la responsabilidad de dirigir los Centros Territoriales de TVE en Navarra, Extremadura, Madrid, Castilla-La Mancha y del Centro de Producción de Programas de TVE-Canarias. Soy autor de las novelas “Tierra de silencio”, sobre el fenómeno migratorio de Extremadura y “El rabadán de Extremadura”, de la biografía “Rafael Ortega, la alfarería como Arte Mayor”, publicado por la Junta de Extremadura y coautor de la “Guía de la Sierra de Gata”. En la actualidad colaboro en el periódico "Extremadura" y en el periódico digital extremeño "Región Digital".

Deja un comentario