la pintura de los días por Demetrio Reigada. La gran odalisca de Ingres o la maravilla de los excesos

La gran Odalisca de Ingres
La gran Odalisca de Ingres

BUENOS DÍAS!!!…

 

Desde su diván y con esa mirada indolente nos saluda en este nuevo día “La gran odalisca”, de Jean Auguste Dominique Ingres,un magnífico pintor francés (Montauban, Francia, 1780 – París, 1867), último representante de los grandes pintores del neoclasicismo galo.
Ingres estudió en la Academia de Toulouse, antes de trasladarse en 1797 a París, donde fue alumno de J. L. David.
En 1801 ganó el Prix de Rome con “Aquiles y los enviados de Agamenón”, pero no pudo ir a Italia por motivos políticos y comenzó a trabajar como pintor en Parí, donde cumplió con encargos privados de retratos y encargos oficiales (Bonaparte, primer cónsul y Napoleón emperador).

 

“Ingres fue considerado el mejor pintor de su tiempo y ha pasado a la historia del arte como un genio de la pintura académica y caligráfica”

 
En 1807 pudo establecerse por fin en Roma, subvencionado por el gobierno francés y, cuando se le acabó la beca, decidió permanecer en la ciudad por su cuenta. No le faltaron los encargos, en particular de la colonia francesa y de Napoleón, para quien decoró su palacio en Roma.
Tras una estancia de cuatro años en Florencia a partir de 1820, regresó a París, donde abrió un estudio y donde trabajó incansablemente hasta su muerte. Sólo abandonó la capital francesa durante un breve período (1835-1841) para dirigir la Academia de Francia en Roma.
Fue considerado el mejor pintor de su tiempo y ha pasado a la historia del arte como un genio de la pintura académica y caligráfica.
Respecto ala obra que acompaña este texto, “La gran odalisca”, está fechada en 1814 y es una imagen típica del gusto por los temas exóticos y orientales del momento y una figura sorprendente -como señalaron los críticos- por sus tres vértebras de más y por la mezcla conseguida entre el contorno sinuoso y reptante con la tradición del desnudo clásico.
Ingres reiteró estos interiores turcos y ambientes imaginarios a lo largo de toda su carrera, creando un modelo femenino sensual, de rasgos indolentes, en una atmósfera que parece estar inmóvil y congelada por la frialdad de la factura.
En obras semejantes, como “La gran bañista” (1808), “La fuente” (1856) o “El baño turco” (1862), Ingres une al dominio y la expresividad de la línea que le eran connaturales, una sensualidad contagiosa que les confieren  buena parte de su atractivo.

 

Demetrio Reigada Demetrio Reigada

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Deja un comentario