El castillo de Duntrune y el fantasma del gaitero sin manos. Leyendas escocesas

castillo de Duntrune.
castillo de Duntrune.

 

 

En lo alto de un acantilado que da al Loch Crinan, en la costa de Argyll, se encuentra uno de los castillos mas impresionantes de Escocia, el castillo de Duntrune.

 

 

“El castillo de Duntrune formaba parte de una barrera defensiva junto a otros castillos, contra los ataques de los vikingos”

 

 

 

En la actualidad el castillo de Duntrune.es propiedad de la familia Malcom pero fue construido en el siglo XIII por el clan Campbell. Formaba parte de una barrera defensiva junto a otros castillos, contra los ataques de los vikingos.

 

 

 

Parece ser que hacia 1615 el clan de los MacDonald, enemigo acérrimo de los Campbell, quería asaltar el castillo de Duntrune y arrebatárselo. El acceso al castillo por su situación, era muy difícil y solo podía hacerse desde las aguas de Loch Crinan. Los MacDonald decidieron enviar a un espía para se mezclara con los Campbell y les tuviera al corriente de cualquier acontecimiento importante que ocurriera dentro del castillo. Pero… ¿Cómo disfrazar al espía para que no fuera descubierto?. Se les ocurrió convertirlo en gaitero. La mala suerte hizo que fuera descubierto y desenmascarado, antes que sus compañeros desembarcaran y él, en un último acto heroico, comenzó a tocar una canción para advertirles del peligro. Gracias a esto los barcos del clan MacDonald evitaron una emboscada pero nuestro gaitero no corrió la misma suerte.

 

el fantasma del gaitero sin manos
el fantasma del gaitero sin manos

 

El señor Duntrune le castigó mandándole cortar ambas manos por su traición y osadía. Le dejaron sangrar hasta morir y fue enterrado en el propio castillo de cualquier manera. Desde entonces, y hace ya mas de cuatro siglos, muchas noches se escucha aquella última melodía como si se hubiera quedado impregnada en aquel lugar.

 

 

Mas de dos siglos después, hacia 1870 y cuando se estaban haciendo reformas en el castillo, al levantar el suelo de las cocinas se encontró un esqueleto…bueno, no sería tan extraño si exceptuamos algo verdaderamente inquietante: al esqueleto…¡Le faltaban las dos manos!. Así pues se dio por sentado que correspondía al gaitero de la leyenda. Para que su espíritu descansara en paz le dieron una buena sepultura en los jardines del castillo. Y ahora viene lo mas… ¿terrorífico?, cada uno que lo califique como quiera: los habitantes de los alrededores siguen escuchando aquella melodía que suena algunas noches y que pone los pelos de punta a los que han podido escucharla.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Mercedes Ibáñez Huete

Mercedes Ibáñez Huete

Realizadora de TVE casi desde que nací. Capricornio nata, amo la poesía y el chocolate apasionadamente, adoro la Navidad, las charlas con amigos y la familia. Me encantan los días de otoño y las noches de invierno y aunque soy española de nacimiento y de corazón, viajaría en el tiempo hasta la Escocia de los siglos XVIII y XIX y me quedaría allí mucho tiempo. Definitivamente el Romanticismo es mi época. Esa soy yo.

Deja un comentario