Quinientas cuatro horas de “amor”…y una factura desesperada. El Sucedáneo de la prostitución

Sucedáneo de la prostitución
Sucedáneo de la prostitución

 

 

“Tiene la ciencia sus hipócritas, no menos que la virtud, y no menos es engañado el vulgo por aquéllos que por éstos. Son muchos los indoctos que pasan plaza de sabios. Benito Jerónimo Feijoó”

 

 

En países como Irlanda, Lituania, Malta, Suecia y USA (excepto Nevada) se prohíbe la prostitución. En Republica Checa, Polonia, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia y España , la prostitución es tolerada y no existe un control estatal, pero se prohíben el proxenetismo y la prostitución de menores de edad. Se tolera la prostitución pero se prohíben los burdeles en Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia e Italia. Y se regula la práctica de la prostitución con controles de la prostitución forzada, limitación de edades, registros estatales e inspecciones estatales regulares en países como Alemania, Grecia, Holanda y Gran Bretaña.

 

 

Decía don Miguel de Cervantes que “Amor y deseo son dos cosas diferentes.. No, no hablo hoy del amor.., del que tanto me gusta hablar, del completo, el de mayúsculas, el que lleva química y física, el que une dos cuerpos y funde en fuego mutuo..No, hoy hablo de sucedáneos, de sustituciones, de necesidades básicas.., de sexo y su comercio.

 

 

“Todo se cura con agua salada: con sudor; con lágrimas o con el mar. Isak Dinesen” 

 

 

Todo se cura con agua salada
Todo se cura con agua salada

 

 

 

Acaban de conocerse, y apenas habían intercambiado unas pocas frases de rigor…

 

 

“No hubo más conversación, no necesitaban más preámbulo que desnudarse mutuamente mientras se miraban…”

 

 

Aquel era un local conocido para desconocidos en busca de un trago y un buen rato en compañía.. Como si de una novela se tratase, realizaron la presentación, corta, aséptica, impersonal .., la presentación justa para un libro sin texto.. El.., ansioso por satisfacer sus instintos más primarios, sus deseos más secretos… Ella impaciente por acceder a sus requerimientos y concluir satisfactoriamente su rutina de trabajo…

 

Había entre ellos un invisible contrato, un simple y frío intercambio. No hubo más conversación, no necesitaban más preámbulo que desnudarse mutuamente mientras se miraban… Con deseo Roberto acarició aquel cuerpo desnudo despacio, con las yemas de sus dedos , sin prisa.. Estudió cada rincón, cada pliegue, cada lunar, cada imperfección.. Quería sentir algo más que esa excitación que bombeaba entre sus varoniles muslos.., lo quería de verdad, pero se abandonó cuando Lila lo empujó sobre la cama y se deslizó sonriendo pícaramente por su pecho.La miraba impaciente, y cerró los ojos.

 

 

Ella fue directa a su sexo , a aquel miembro que en otro tiempo se tomaba su tiempo para llegar al sumun del goce..Lo tomó febrilmente entre sus manos y lo engulló de una vez en aquella boca que ni lo había besado en los labios.., Deslizó su lengua a lo largo de su masculinidad crecida.., dura.., hambrienta.. Sentía la saliva caliente chorreándole , el leve roce de sus dientes a su alrededor, el sudor le caía por la frente..

 

Sí, notó aquella mano fría jugueteando con sus testículos y, más abajo su otra mano presionaba acompasadamente hasta que no pudo contener inundarle la boca tras aquellas placenteras sacudidas en su cuerpo.. Pronto, demasiado pronto se decía.. Ni siquiera llegó a penetrarla, ni siquiera le dio tiempo a recuperarse cuando la vio coger su dinero y despedirse con un saludo agradecido. Adiós cariño, lo he pasado muy bien contigo..

 

 

No se engañaba, él no era Richard Gere , ni ella Julia Roberts.., no había más expectativa que aliviarse de su amarga impotencia en la vida y demostrar su hombría como mejor sabía .. Había leído en alguna parte que “Todo se cura con agua salada: con sudor; con lágrimas o con el mar.” No , aquello no era amor y, cualquier atisbo romántico, era puro espejismo, un engaño al corazón.. Se quedó dormido, físicamente satisfecho, pero sintiendo la imperiosa nostalgia de aquellos días en los que era un ser amado que amaba con pasión.. Aquello era el mejor sucedáneo que conocía..

 

sucedaneo
El sucedáneo de la prostitución. Como dice Allen, “El amor es la respuesta, pero mientras usted la espera, el sexo le plantea unas cuantas preguntas”

 

En esta pequeña historia, se ha sustituido el sexo con amor, por sexo.., sin más. Lo que viene siendo, en palabras amables un “sucedáneo”.. Sin hipocresías, sin disfraces.., sexo por dinero, prostitución, comercio de sexo, fornicación, puterío.. Una hipocresía sería decir que esto es amor, o que, es una mera trata de seres humanos.. Que debiera erradicarse penalizando a los usuarios y “liberando” a las y los prostitutos.

 

 

“La hipocresía exterior, siendo pecado en lo moral, es grande virtud política. Francisco de Quevedo”

 

 

Una hipocresía es llamar acompañante o escort a un gigoló o a una prostituta.. Pero sólo son palabras, pequeñas hipocresías léxicas, el fondo lo conocemos.. Un hipócrita es quien practica la hipocresía.. Un hipócrita es aquel que dice que la prostitución es una explotación, pero contribuye a su existencia.. El que se propaga como ejemplo, y vocifera penalizando a quienes actúen diferente.. Un hipócrita es quien dice “eso no se hace” mientras secretamente actúa de la misma forma ocultando su verdadera identidad fraudulenta. Finge, engaña, manipula y señala en los demás sus propios errores que, por supuesto nunca confiesa..Y llegamos a ésos, nuestros políticos…

 

 

Esos que elegimos para que nos den discursos moralistas, y señale al contrincante como corrupto. Esos que pretenden hacernos creer que ellos son los buenos y los “otros” son los malos… Esos mismos que cobran de nosotros, nos saquean y luego se lo gastan en lo que les viene en gana enmascarándolo en su personal carnaval. Y no es que vea inmoral satisfacer necesidades.., nada más lejos de la realidad. Donde veo inmoral hipocresía es, en subvencionarlo con dinero público mientras a la vez se defiende que es un mal a extinguir creado para la explotación de seres humanos.. No sólo es falta de coherencia.., es falta vergüenza

 

Factura escorts del Ayuntamiento de Madrid
Factura escorts del Ayuntamiento de Madrid

 

 

“El hombre emplea la hipocresía para engañarse a sí mismo, acaso más que para engañar a otros. Jaime Luciano Balmes”

 

 

Pues hete aquí (que diría don Miguel) que nos topamos con los podemitas y pesonianos.. Estos “sociales”, que sustituyen prostitutas por el respetable nombre de “Escorts”, lo disfrazan de “servicio” , y lo venden como provechoso económicamente para todos.. ¡Sí! y lo facturan a una empresa creada después del “evento”.. ¡Sí! , en nombre del Ayuntamiento de Madrid, es decir, con nuestro dinero..Sí, sí.. estos maestros de la lengua empecinados en creerse más listos que los demás Nunca llamarán a las cosas por su nombre, jamás admitirán cometer errores. No esperéis que pidan perdón porque de tanto mentir, se creen sus propios embustes… Moralistas, engañosos, fraudulentos, corporativistas, impostores, demagogos, hipócritas.. Éstos son los representantes de turno.., éstos son nuestros políticos… Ellos sí que son sucedáneos, pero de pacotilla.

 

 

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Silvia Gutiérrez Oria

Silvia Gutiérrez Oria

Profesionalmente.., arquitecto de interiores, de pasión creativa , licenciada en sentimientos y emociones. Observadora compulsiva del ser humano, sarcástica de vez en cuando, tímida pero resuelta, y muy intensa. Disidente de la igualdad, ni con el hombre ni con nadie, somos únicos e irrepetibles. Reivindico mi lado más femenino, el más sensual y creo en el derecho a ser frágil, pasional y romántica con la osadía de un gladiador Mi vocación principal es ser mujer, una mujer en búsqueda activa de sí misma y de los valores que de verdad importan. "Soy la mujer que piensa..Algún día mis ojos encenderán luciérnagas" (Gioconda Belli)

Deja un comentario