Segunda entrega: Folletín palmario a varias voces. El Rapto de Merceditas y la fuga de Calahorra a Valencia

El rapto de Merceditas
Folletín palmario a varias voces. El Rapto de Merceditas y la fuga de Calahorra a Valencia. Ilustración de Guillermo Emperador

 

Resumen de lo publicado

 

Tenemos a Galcerán en Torredembarra a cargo de Cami y de las monjas y por supuesto el Mercedacos matrícula 6969 JDT (discretillos que somos y tal) en el establo.., y a Bond emboscado en las inmediaciones esperándonos. La femenina sagacidad de Gloria ha descubierto que, en realidad, Galcerán no tiene muchas prisas en casarse mientras esté tan bien atendido por la lagarta de Merceditas, así que hemos decidido dejar a Galcerán en el convento esperando a Arsbin, para que nos de tiempo de secuestrarla y mandarla a Mallorca en el Llaüt de Pep con el encargo de casarla con algún ricachón alemán de Santa Ponsa. Doña Puri está en el ajo y nos informa de todo lo que ve, que es mucho. Lo que más entorpece nuestros planes es el moscardón de Bond, que revolotea tras de nosotros por ver si nos saca el escondite de Galcerán, pa ejecutarlo por chotearse de Theresa May. Y tenemos al muy pardal, que acaba de meterse en la boca del lobo.

 

El lllaút de Pep
El llaüt de Pep

 

CAPÍTULO IX

Con unos ajos y unas monjas, desactivamos a Bond 

 

 

– Chsssssst Gloria, ¿lo ves?
– Si, está roncando en el asiento de atrás y tiene abiertas la ventanillas.
– ¿Abre bien la boca el tipo?
– Siiiii, mucho, qué cerdo…
– ¿Serás capaz de acertar? Eres nuestra última esperanza.
– Yo no fallo jamás, de lo que dudo es de la eficacia del ajo…
– Tú tranqui, que si lo consigues, nos jincharemos a derreír…

 

– ¿Y las monjas?
– Están en prevengan y dispuestas a todo, hay dos novicias portorriqueñas que vienen del convento ese del viejo San Juan, de las que ondean nuestra bandera desde 1898 cada vez que entra un barco español en la bahía. Una es una negrona de dos metros de alzada, cien quilos en canal y unos brazos del grosor de mis muslos y la otra es una fernandalonsa que va en Mobylette, pero a la que los ojos le brillaban codiciosos cuando le ofrecimos hacerse con las llaves y el Aston Martin de Bond.
– Siiiiiii, jajajajajaja, sueña con ascender de Sor Mobylette a Sor Aston Martin.
– Venga pues, preparados, a la de unaaaa, a la de dooooos y a la de tres…

 

 

Mientras yo ponía la mano en el claxon y blandía la cabeza de ajos con la otra, la audaz Gloria acertó a meterle un ajo pelado en la boca, momento en que me puse a tocar el claxon.
El tipo saltó sobresaltado, dio un tremendo cabezazo contra el techo del buga y se tragó el ajo sin querer. A todo eso, vio cómo le espetaba la cabeza de ajos, ató cabos, mudó la color, puso cara de espanto, abrió la puerta del buga y huyó despavorido dando grandes voces de GAAAAAAAAAAARLIC GAAAAAAAAAAAARLIC.
Pero su desdicha no había hecho sino comenzar, porque en el claustro le esperaban apostadas nuestras monjas, que, tras ponerle una astuta zancadilla, cayeron sobre el desgraciado como una horda enfurecida y le arreaban de sopapos con un entusiasmo digno de mejor causa.
Lo mejor eran las yoyas a man galana de la negrona, que resonaban como truenos.
El tipejo gritaba ahora: “YIBGALTAG ISPANIOOOOOL”, pero de nada le servía.
En eso, Sor Mobylette ascendió a Sor Aston Martin, al afanarle las llaves del buga y salir de naja.
Pero la vida es lo que sucede mientras nos esforzamos por hacer otros planes y así vimos cómo se esfumaban los nuestros de mantener al Gentilhombre recluido en el convento esperando la llegada de Arsbin.
Y es que observamos atónitos cómo Galcerán, salía al claustro alertado por el jaleo y cómo se subía al buga con la monjita mientras gritaba: “RÁPIDO, A CALAHOOOOOOORRA”.
Y se abrían quemando neumáticos.
A todo esto, el desdichado anglocabrón había conseguido desasirse y zafarse muy maltrecho hacia el único lugar que le quedaba, la sauna. Y unas mariconas que había fumando en la puerta, al ver acercarse al escarnecido querubín, se les hicieron los ojillos chiribitas, se abalanzaron sobre el desgraciado y se lo metieron pa la sauna con obvias y aviesas intenciones. Momento que aprovechamos mi intrépida compañera y yo para poner rumbo a Villa Frenesí con el “discreto” Mercedacos.

 

Villa Frenesí
Villa Frenesí

CAPÍTULO X

El rapto de Merceditas

 

 

– Como quieras muchacha, no te dirijas a mi en ese tono… Si tengo que dormir a la Merceditas te saldrá bien caro Gloria, cuando caséis a Galcerán me tenéis que dar la exclusiva para el Hola y por si acaso he traído preparado los papeles para que firmes y tu igualmente, Curro que eres otro que te las sabes todas. Ahhhh, no me vengáis con historias que os veo venir de lejos ….y a mi no me engañas que con eso de que sois empresarios de hierbas no me vais a pisar la noticia (. Jajjjj que mala soy) . En fin a ver si le pillo a la Merceditas y le propino un inyectable de “Dormicum” mientras se toma tu suculento brebaje que si le añado Valium, no será suficiente y se acordará de todo . Vete preparando donde es el embarque para enviarla en la maleta . Esta Merceditas no va a saber cuando se despierte ni su nombre , juassss ….. la sumisa de ese Galcerán que lo tiene a cuerpo de Rey ! ¡Se acabó como me llamo María Hari!

 

– Viene la Harí, con muchos humos… Curro, ponle la “mirada de tigre” que sepa quién corta el bacalao!!!! (Joe como las gastan estás “norteñas”

 

– De eso nada, monadas. Merceditas irá como una reina en el Llaüt de Pep. Y usté, Doctora Maria Hari, limítese de momento a la función para la que se le ha contratado, que se duerma y que se despierte sin memoria ni voluntad en el Llaút. Lo del Hola será el premio grande por colaborar en la gran misión que ya le contaremos.
-Gloria, dejemos a la hermana Elena en paz, la destinaremos a otras misiones. Coloqué un microtransmisor en el Aston Martin durante el rifirrafe con Bond y transmite de maravilla. Hace un rato oí que Galcerán y la Obispa salían muy contentos de “El calagurritano alegre” cantando también esta jota:

Calahorra Calahoooooorra
que paíces guasintón
con OBISPA y toa la ostia
casa putas y frontooooón

Y ara si kestamos güeeeeeenos
tu preñada y yo la carceeeeel
a ti no hay quien te la meta
y a mi no hay quien me la saque

 

– Al parecer la obispa está preña, ha abjurado de Lutero y de César Vidal y le ha pedido ayuda a Galcerán pa encontrar marido urgente, pues no quiere abortar.

– Biiiiiiiiiingo, Curro, ya lo tengo

– UUUUUUUY, Gloria, qué ojillos malévolos que pones, te conozco, venga desembucha…

– Bond, Curro, Bond es el idóneo pa la Obispa, ¿lo junas o no?

– JUERRR, Gloria, cómo sois las mujeres, eres más larga que un día sin pan. Bueno, ya estamos llegando a Valencia. Pasaportemos a Merceditas a su nueva vida y luego nos ocuparemos de Bond y la Obispa.

 

-Okey Curro y Gloria en el porche tengo el coche y a mi enfermera Silvia la fierecilla que es la que necesito que me acompañe en casos de extrema necesidad . Vea usted Curro voy a utilizar ” el aliento del diablo” . Tranquilo , no se me ponga pálido que me va a dar doble trabajo y ya ando estresada con estos menesteres . He decidido que Gloria tenía razón y podemos utilizar sus tes con polvitos de Burundanga así lo llaman aquí a esos polvos, que he traído tras convencerle al Chino que me las ha facilitado , aunque mi trabajo me ha costado .así tendremos a Merceditas zombi pérdida , y hará vuestra voluntad y luego no se acordara de nada absolutamente . Es decir que quedara convertida en ” mujer zombi” , obedecerá totalmente sin enterarse . Aquí traigo el maletín médico porque preciso de todo . El efecto durará horas pero tengo que vigilarla por si pasa algo junto a mí enfermera . No queremos saber que cognooo vais a hacer con la Merceditas pero iremos en el barco ese que decís tener del tal Pep ,vosotros pillar carretera y luego el ferry . Allí en el puerto nos encontraremos . Ahhhh y los papeles tráigalos firmados que la parisina Marie Carmen quiere también la exclusiva para VSD y CLOSER. Así que a trabajar para llevarnos a la rubia ya.

 

– A ver, Doctora, entiendo que hay que mezclar el contenido de la ampolla con una bebida, ¿vale la horchata?

– Perfectamente, ni lo notará.

– Estupendo pues. Ten las llaves del Mercedacos, Gloria, que es muy cantarín, alquilaré un buga corrientillo. Pep tiene al Llaüt atracado en la Marina Real y cargado de gasoil y provisiones. Aparcaré cerca de la horchatería Santa Catalina, donde Merceditas se toma todos los días una horchateta en fartóns, tras comprar el pan y el periódico p’al senyoret. Y de ahí, cagando leches p’al puerto.

 

horchateria-santa-catalina
la horchatería Santa Catalina, donde Merceditas se toma todos los días una horchateta en fartóns

 

 

CAPÍTULO XI

De Calahorra a Valencia

 

 

Y de aquesta guisa, encañonado por la peculiar Obispa Borracha (alias Sor Mobylette) entramos en Calahorra dirigiéndonos a un tugurio de mala muerte que espantaría al mismísimo Capitán Trueno, Robert Alcázar y hasta a Pedrin. Estaba visto que la monja luterana se movía a las mil maravillas por esos andurriales de vicio y perdición. Pero éste se llevaba la palma de cutrez infecta. Comparado con él, mi entrañable Casa de Putas Flash “donde jodes y te vas” era el mismísimo palacio Grimaldi de Montecarlo.

 

 

 

Otra sorpresa cuando íbamos a entrar. Pude ver claramente (si bien ellos por el momento no me vieron) al alferez Diego  y al buen soldado Arsbin. Diego hallábase mesando el suelo, a lo bienvenida papal, mientras Arsbin se apoyaba en un coche humeante que a buen seguro se trataba del que utilizaron los traidores asesinos de Viriato para huir tras su infamia. Gritaba Diego fuera de sí…

 

 

– “Loado sea el Señor de toda la gran madre Rusia!! vaya viajecito me has dado, Arsbin!!”
– “No importan las dificultades del viaje sino el gozo de la llegada, conforme reza el art. 638 de la ponencia constitucional de la magna ley etíope de..”
– “Déjate de ponencias, pardiez!! Tres días hemos tardado en llegar de Madrid a Calahorra!! Y con la urgencia que nos requería el encriptado mensaje de Curro y Gloria!! Solo a ti se te ocurre pasar antes por Fuengirola y luego por Orense!!”
– “Es que eran encargos de entrega de Miguelitos a mi tía Anselma de Fuengirola y a su hijo Andrés que se casó con una orensana y allí vive de acuerdo con lo preceptuado en el art…”
– “Me da igual tu tía Anselma y el obispo de Orense, pardiez!! Cada veinte minutos parando a poner agua a la mierda vejestoria de ese cacharro!! Tengo los brazos destrozados de tener que empujarlo a cada cuesta!!”.
– “Perdón, mi Alferez!! de vejestorio nada!! es una joya de antigüedad tal como reza el art. 63 del catalogo de bienes muebles vetustos, elaborado por el instituto nacional de Estadística u organismo que lo sustituya que establece inequívocamente la..”
– “YO TE MATO, ARSBIN…POR LAS CRIADILLAS DE RASPUTIN QUE TE MATO AHORA MISMO COMO NO CALLES!!”

 

 

Allí los dejamos agarrados del cuello y penetramos en el infecto antro. Vi con cierto alivio que la monja se guardaba el pistolon en el bolso. Nos sentamos en una alejada mesa, guarecidos de miradas y oídos indiscretos. La obispa pidió a una medio desnuda y mellada camarera las correspondientes consumiciones. Un descafeinado para mi y un botijo de absenta para ella. “Estoy dejando de beber, es tan solo para los nervios y coger bien el sueño” se excusó. Ya no estaba agresiva. Me dijo que durante mucho tiempo me había guardado rencor por contarle a Vidal lo de su “trompa menopeística” pero que me perdonaba a condición de que…desposará con ella. Iba a responderle a lo bruto, claro, pero me contuve y fui amable:

 

 

– “Mire.. Sor Chupitos, me halaga muy mucho semejante proposición..pero en estos momentos y muy a mi pesar..me es completamente imposible. Físicamente imposible. Desde que vi a la Oltra como vicepresidenta de mi tierra chica…noté una abrupta disminución de mis atributos. Durante un tiempo y tras no verla ni en pintura, gracias a unas hierbas medicinales, parecía que poco a poco me recuperaba…pero el otro día me encontré en Madrid a la Carmena, quien confundiendome con Cristiano Ronaldo, me dio una medalla de chocolate. Y no sé si por el chocolate o por tan infausta y aberrante visión…ahora mismo me hallo en manos del eminente urologo premio nobel de medicina, Don Hipólito de los Didimos, para mi costoso tratamiento!”.
– “Pues vaya!! Yo que había ya secuestrado hasta los monaguillos!! Mi gozo en un pozo!! Bon jour tristesse!!”
– “No se preocupe, reverenda y espitosa madre luterana!! Le propongo una cosa: Yo estoy alarmado porque sé y me temo que mi Merceditas, ama de llaves nada más, se lo juro, corre peligro…déjeme volver a Valencia y usted quédese aquí esperando a Curro, Gloria y quizas a alguien más, como la guapisima Elena Hygeia. Es muy posible que le arreglen una boda con el mismísimo Bond, James Bond!! E incluso que la hagan próximamente gobernadora de Gibraltar para el Imperio Español!! Yo solo quiero salvar a Merceditas!!
– “JAMES BOND!! EL MACIZORRO BOND!! Y REINA DE GIBRALTAR!! Y podré nombrar ministro de todo a mi buen Capitán!! TRATO HECHO, TRUHAN DE MIS ENTRETELAS!

 

 

La besé lo que no está escrito y salí a toda leche. Casi me trago a Diego y Arsbin.

 

 

– “GALCERÁN!! que gran sorpresa! Nos habían citado aquí!!
– “Alegrón de veros, nanos..pero no tengo tiempo. Voy a Valencia a salvar a Merceditas!!
– “Espera yo te llevo!! Solamente tenemos que pasar un momento por Covadonga para comprar un escapulario a mi tia Elvira y..
– “Gracias Arsbin!! No es necesario. Solo dejadme un móvil moderno para enviar mensajes!

 

 

Diego me dejo el suyo. El de Arsbin todavía utilizaba hojas carbón y de calco.

 

 

Salí fuera y puse un mensaje a mi guapísima Ana Poza Redondo . Era mi única salvación. Al rato oí un ruido como de helicóptero. Salieron las putas acojonadas del local “La policía ..es una redada!!” La dueña las tranquilizo..”QUE NO..ESO NO ES EL COTERO SES DE LA POLICIA, JODO!!”

 

 

Efectivamente era un ultraligero. Aterrizó con una bestial destreza. Había cuatro plazas!! y allí estaba pilotando Ana con Maria Belen Lopez Delgado de copiloto y Mercedes Ibáñez Huetes!!

 

 

 

“Sube bandarra!! Te llevamos a Valencia…pero date prisa que nos vamos unos días de farra a las altas tierras escocesas!!” Me dijo la siempre sonriente y guapísima Ana.

 

 

 

Me eché encima de ellas a besarlas. Si no me paran las hubiera matado a besos allí mismo. Y despegando nos fuimos a Valencia!! a salvar a mi buena ama de llaves!!

 

CAPÍTULO XII

El alférez Lobo y el Teniente Arsbin lo cuentan así…

 

Tras una exhaustiva inspección ocular del vehículo y los alrededores, detectamos la presencia de una peligrosa delincuente reclamada por la Interpol y la Policía de la RFA. Se trata nada más y nada menos que de Frau Solingen Gürtel Weissbier, alias “la Obispa Borracha” desde su acoso a un orondo telepredicador, que está reclamada por acoso sexual a varones de buena familia para abusar de ellos y reclamarles un recate con el que sofocar sus apetencias etílicas.

Una vez en el local, a través de los cochambrosos cristales vemos sentado en un taburete al secuestrado Galcerán, encañonado con disimulo por frau Solingen, que se lo está comiendo con la mirada desde otro taburete contiguo.

El teniente Arsbin me da la orden de permanecer fuera, por si se les ocurre salir apresuradamente y entra en el local “El Calagurritano Alegre” se hace pasar por un rico hacendado de La Mancha, duelo de la industria fabricante de los “miguelitos” que le ofrece a Frau Solingen, quien relamiéndose de gusto mientras los degusta, le está lanzando miradas de cordera degollada, descuidando la vigilancia de su secuestrado Galcerán, y hasta el punto de que el pistolón se le resbala y queda trabado en la correa del bolso, sin que se dé cuenta de ello.

Desde la puerta le hago señas a Gotorio para que abandone el local, mientras Frau Solingen se come a mi teniente Arsbin con los ojos, al tiempo que engulle uno de sus deliciosos “miguelitos”, en los que el teniente ha introducido unos miligramos de un potente somnífero, lo que la hace caer a sus pies, no rendida de amor y lascivia, sino por el efecto del somnífero.

El teniente me hace señas para que entre y entre ambos esposamos a la corpulenta Frau Solingen, y la trasladamos hasta el coche oficial que nos había sido proporcionado desde la Comandancia de Zaragoza, una vez avisados del servicio que estábamos llevando a cabo: un furgón celular para la conducción de presos.

Mientras nos ocupábamos de acomodar a la secuestradora, observamos cómo descendía un ultraligero, pilotado por tres bellas damas, al que se subió Galcerán, emprendiendo el vuelo inmediatamente. Tan solo pudimos entender el rumbo que la piloto daba a la torre de control: “Vuelo ultraligero PLMR007, despegando de Calahorra rumbo a Manises con tres tripulantes y un pasajero a bordo. Cambio y corto”.

Tomada nota del rumbo, trasladamos a la apresada “Obispa Borracha” hasta Zaragoza, donde la entregamos. Allí fue introducida en un tonel y facturada en clave comunicada a la Policía de Münich como “Vino de Cariñena”, para promoción de los caldos aragoneses en el próximo Oktöberfest.
Desde la comandancia nos trasladaron hasta un helicóptero del Cuerpo que partía hacia Valencia, para acompañar a la Guardia Civil del Mar en su vigilancia del litoral valenciano.

 

 

CAPÍTULO XIII

CERTIFICADO DE VIRGINIDAD DE LA OBISPA

 

Yo, Camilo Bandeira Fouces, médico titular de Carballino

———— CERTIFICO ————-

que a moça examinada VIRGO TIEN.
No obstante, obsérvanse en cona certas focicadas feitas con carallo de hombre de bien, como feitas con carallo de Galcerán Gotorio.

Y, para que conste a petición de la Guardia Civil, expido el presente en el lugar y fecha suprascritos.

 

 

CAPÍTULO XIV

Monólogo interior de Merceditas

El monólogo interior de Merceditas
El monólogo interior de Merceditas

… No vivo de la ansiedad de no saber de mi Galcerán. Yo, eso de que se venga a casa con una de Gibraltar, a la que llama llanita, no sé porqué, la pechonalidad es llamativa, mira, por eso paso, pero que se vaya con una monja y no sepa nada ….me mosquea. Me voy. Voy a hacer las maletas y me voy. En tanto que haciendo un ligero equipaje con lo que rápidamente le venía en mente, una nota traspasa la puerta de la casa. Olía a alcohol que echaba pestes. ¡¡¡uhmmmmmmmm!!! ¿Quien será? voy a abrir. “Querido Galcerán, serás mío y el padre de mi hijo. Fdo.:Tu Cardenala” ahhhhhhhhhh!!!!! -grito- la madre que la pario!!!- quien será esta tipa!! la monja no creo porque la mistela de Curro De Utrilla Grollo nada tiene que ver al aroma de la nota. Esto tiene alcohol hasta las orejas. ¡¡Me voy!! y saliendo con la maleta con el sujetador colgando por los bordes dadas las prisas, cogió un taxi y se marchó en busca de su amado en secreto, su señor Javier Gotor Llovera!. Dónde vamos? preguntó el taxista!! Usted en marcha que lo tengo que pensar!…

… I’m a beautiful, and an inteligent lady. Me encanta este bañito que me han dado. Y es verdad. De dama de llaves no tenía naaaa que hace con mi Galceran. Upsss «nada que hacer» !huy si me oye Curro!! Con lo emocionado que está con mi preparación. Cuánto echo de menos a mi Gotor! Y es verdad, se dará cuenta de lo que valía en cuanto me case con el carcamal. El que se va a llevar una buena leche un día es el Arriero ese, qué poco me gusta. Pero se la dejo a mi Gotor. Ah,y otra cosa que echo de menos son mis tortillas, vaya basura de comida toman estos fino los, qué comerá el hombre de mi vida sin mi!!! No lo pienso que me enciendo….

CAPÍTULO XV

El embarcadero de Quique Fajarnés

 

Tuve que recurrir al éter, porque esta churra de Alcublas es terca como los maños, correosa como los conquenses y larga como los valencianos.
Es lo que tienen nuestros churros.

Así que esperé a Zangarri en un semáforo previamente convenido y me introduje por sorpresa en el taxi cuando paró, con un pañuelo empapado en éter y, mientras cerraba la puerta, se lo puse en las narices.

Cayó redonda y salimos cagando leches p’al puerto.

No fue fácil sacarla del taxi y embarcarla, pesaba un webo de la cara, pero no había nadie cerca. Afortunadamente. Soltamos amarras y partimos.

Pusimos rumbo Sur hacia Denia, pues había cambiado los planes por las filtraciones.

Nuestro destino sería Ibiza en lugar de Mallorca.

Merceditas es una caja de sorpresas; yo iba preparado por si tenía que recurrir a la burundanga, pero no hizo falta, la chica comprendió enseguida nuestros planes y se mostró entusiasmada.

Comprendió que, si pretendía casarse con el senyoret, lo primero que tenía que hacer es convertirse en una dama y dejar de llamarle señorito. Cuando llegamos a Denia para hacer la aguada, ya estaba totalmente convencida, así que nos fuimos los tres tranquilamente a menjar un arrós a banda en El Pegolí.

Decidimos dormir allí y partir al alba hacia las Pitiusas.

Al alba y con viento de levante partimos hacia nuestro destino de la Sal Rosa, una masía payesa, perteneciente a mi amigo Quique Fajarnés, en un promontorio que hay al final de la Playa D’en Bossa y que cuenta con un discreto embarcadero.

Así vigilamos de cerca a Merceditas...
Maria-Hari y yo, nos quedamos de momento en Ibiza!!!! Nos han invitado sus amigos y no vamos a ser desagradecidas!!!! Así vigilamos de cerca a Merceditas…

Mi amigo Quique Fajarnés está siendo un verdadero Pigmalión pa esta chati, Es un bon vivant de excelente cuna que llegó a alcalde de Ibiza en los tiempos en que a Matutes le interesó tener alcalde pepero, cuando fue ministro de Asuntos Exteriores.

La casa de la Sal Rosa era una magnífica mansión, nada que ver con la masía semiabandonada a la que acudíamos a emporrarnos en fiestorros de nuestra ya lejana juventud.

Contactamos con un eminente cirujano persa que veraneaba en una suite del Hotel Hacienda Na Xamena, que debía ciertos favores a los Palmaris y, tras ver a la chica, se prestó entusiasmado a retocarla, porque la arcilla era de calidad, según nos dijo.

Ningún cambio gordo, sólo pequeños retoques, unas grasitas de aquí puestas allí, ciertos pelillos de su dehesa que le llegaban al ombligo como a la Pantoja, algo de ortodoncia…

Pero el resultado conjunto fue espectacular, no parecía la misma.

Con la lectura y el ingés nos asombran sus progresos, es despierta, curiosa y gran trabajadora. Se ha aficionado mucho a las novelas históricas de Manfredi, Christian Jacq y de Matilde Asensi y las devora con fruición.

Va todos los días al Golf de Roca Llisa y ya le arrea al swing que da gusto. Con el hierro 1 se planta en el green de un par 4, no os digo más., en los ratos libres, disfruta mucho yéndose a pescar con mi amigo Javier Ferrari.

Está en buenas manos, así que Gloria, Maria, Pep y yo pudimos regresar a nuestros cuarteles de invierno a seguir urdiendo la conspi.
Pep ha encontrado un candidato idóneo para casar y enviudar a Merceditas.
Ya os cuento más mañana, pero le cedo a ella (Elena) la palabra para que os cuente su punto de vista).

 

CAPÍTULO XVI

DE CALAHORRA A VALENCIA

 

 

La visión del ultraligero con mis tres bellezones (Ana Poza Redondo, Maria Belen Lopez Delgado y Mercedes Ibáñez Huetes) a bordo y prestas a rescatarme me subió la moral como la bolsa de valores el día que detengan a Iglesias, Monedero y Echenique e ingresen en Sing-Sing.

Tras besarlas efusiva y reiteradamente a las tres, tomé asiento y Ana, pedazo de piloto, redios!!, despegó rapidamente. El viaje fue de lo más entretenido y sirvió para disfrutar de inmejorables vistas (sobre todo las de mis tres bellezones) y evadirme un poco de la preocupación por la situación de mi ama de llaves, Merceditas.

Fue incluso emocionante cuando Ana se pico con una pareja de cigüeñas y estuvimos a punto de estamparnos contra un campanario. Pero con su destreza logró evitarlo..y aterrizar al lado del bar del chinorris…quien del susto pego un bote encaramandose a la estatua del gordo Buda de su puerta. Me despedí de mis bellezones. Se iban a escocia a verificar una leyenda de Mac Donald y su sobrina, a la cual presuntamente había emparedado y le sirvió de idea para su hamburguesa estrella. Me dijeron que si necesitaba ayuda solo tenía que llamarlas y acudirian presto!! Geniales!! Me diriji corriendo a Villa Frenesi. Entré y algo malo noté!! No estaba mi vaso de horchata con la servilleta con el beso pintado de carmin con el que siempre me recibía Merceditas.

Pero la sorpresa fue ver sentado en un sillon a mi amigo Isma EL TARTAJA. Mi viejo amigo tartamudo, fundador del Jovellanos “entras a pie y sales a dos manos”. El mismo que cada año se empeñaba en ir a cantar saetas el jueves santo a Sevilla y volvia en Agosto cuando las finalizaba. La única manera que no tartamudeara era hacerle cantar. Lo malo es que el solo cantaba jotas y además se empeñaba en bailarlas.

TARTAJA!! ALEGRON DE VERTE, NANO!! CUANTO TIEMPO!! Y mi ama de llaves, donde está?? Y canta, coño!! no tenemos tiempo que perder!!

El Tartaja se levantó para cantar y bailar la jota.

– “Han venidooo unas personaaaass, han drogado a Merceditaaaas, uno de ellooos era fuerteee y me ha soltadooo..una lecheeeee!”
– “¿¿Que han drogado a mi Merceditas?? ¿¿donde está??”
– “Me..me..mer..”
– “CANTA, TARTAJA!!”
– “Merceditas hizo plaaaaf..y cayó como un gorriooon…intenté yo defenderlaaaa…y me dieroooon…un ostioooon”
– “Esto es una puta conspiración!! ¿quienes eran los secuestradores??”
– “Me pa..pa..re..”
– “CANTA TARTAJA, ME CAGO EN LA LECHE!! NO HAY TIEMPO!!
– “Una de ellas era mañaaaa…cantaba mucho la jotaaaa..
– “Esa es Gloria Gimeno, mi agente matrimonial!! ¿será posible??”
– “El más brutooo era un poeeeeta…que solo me hablaba en versooo, decía mucho “la Viiiin”….mas chulo que laaas..peseeetaaas”
– “LA VIN!! Ese es Curro De Utrilla Grollo!! Había alguien más??”
– “Si..ha…ha..bia..”
– “QUE CANTES, COJONES!!”
– “Era una chica muy guapaaaa…y llevaba medicinaaaass..yo creiaaa que aspirinaaaass…y resulto ser….burundangaaaaaa”
– “Esa es mi guapísima Maria Castellano!! No lo puedo creer!! También está en la conspiracion!! Dijeron algo de llevarla a algún sitio?

Y aquí mi querido Tartaja dejo de cantar y bailar la jota…e imitando a los tres sudamericanos empezó a cantar..”Seriaaaa maravillosoooo viajar hasta Mallorcaaaa..sin necesidaaad de coger el barco o el avión..” Se habían llevado a mi Merceditas a MALLORCA. Para que?? Por qué?? Me recosté en el sillón y tras darle una amistosa palmada a mi buen Tartaja, empecé a pensar en como rescatarla.

 

CAPÍTULO XVII

De la nostalgia al refrán: Don sin Din, cojones en latín

 

 

Echo de menos a mi Merceditas! Malandrines y malandrinas!! Iros preparando porque el crujir de dientes va a ser peor que el que se pueda oír en una fiesta con el Echenique!! Os va a faltar tierra en Palmaria para huir, bribones!! (y bribonas)

 

Echo de menos a mi Merceditas
Echo de menos a mi Merceditas

 

 

Por su parte,Merceditas añoraba a Galcerán, pero estaba firmemente convencida de que sólo conquistaría su corazón cuando fuese una dama, así que ponía todo su empeño en la cuestión. El haber servido en casa de señoritos y haber tratado con ellos ayudaba mucho, pues toda sabiduría es imitación.
Lo más difícil fue convencerle de casarse con un rico carcamal. Hubo que meterle en la cabeza que “Don sin Din, cojones en latín”.
Y que sólo había tres formas de hacerse rico: trabajando, jugando o casándose. Y que casarse era la más rápida y segura. Y que, con mucho dinero, tendría mucho más fácil conquistar el corazón de un Gentilhombre acosado por los acreedores en su decadente Villa Frenesí.
Y que los Palmaris estaban invirtiendo un puñao de pasta en la Operación Prettyguoman. Y que era una inversión que esperaban recuperar…
Finalmente empezó a atender a razones y consintió en que preparásemos un encuentro “fortuito” con el novio pa echarle un vistazo.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Javer Gotor Llovera

Javer Gotor Llovera

Licenciado en derecho y de forma milagrosa por la Universidad de Valencia. Doctor en derecho matrimonial canónico por la Universidad Pontificia Sto. Tommaso d´Aquino de Roma. Abogado experto en divorcios a cuyas clases y formas de hacerlo he dedicado toda mi vida profesional y personal. Apasionado del matrimonio entre hombre y mujer. Cofundador de la Palmaria Primigenia junto a Curro de Utrilla, Rey Viñas y UTECO en el 2.008. Fundador de la comunidad “Los bufones del Cachondo Creador.”

Un comentario sobre “Segunda entrega: Folletín palmario a varias voces. El Rapto de Merceditas y la fuga de Calahorra a Valencia

  • el 26 junio 2017 a las 16:52
    Permalink

    ¡ juasssssss! Me he reído a morir. No tenéis poca imaginación y el relato está bien servido de golpes muy buenos. ¡Ha sido supergrato leerlo !

    Respuesta

Deja un comentario