El Burka pude provocar infartos, nivel Belfegor

El Burka pude provocar infartos, nivel Belfegore
El Burka pude provocar infartos, nivel Belfegor

 

“A mi el burka de los cojones me produce además de lo expuesto..un despertar de los recuerdos. Por una simple razón: Me acuerdo de BELFEGOR”

 

Pues sí, nanos. Sé y comprendo que a vosotros (y a muamismo) lo del burka os provoque indignación, cabreo, asco y hasta tortícolis. Pero os digo que también puede provocar…infartos!! Lo comprenderéis enseguida si aguantáis con paciencia este relatillo.

A mi el “burka” de los cojones me produce además de lo expuesto..un despertar de los recuerdos. Por una simple razón: Me acuerdo de BELFEGOR. Los “veteranos” como yo recordareis una serie de televisión francesa de finales de los años sesenta. “Belfegor, el fantasma del Louvre” creo recordar que se llamaba. Trataba de un fantasma que, vestido de negro, con una sábana negra, de la cabeza a los pies y que solo se veían sus horripilantes ojos diabólicos (Belfegor es en realidad uno de los príncipes de las Tinieblas)…tenía atemorizados a los vigilantes y personal del famoso museo parisino.., a los que asustaba, puteaba y mataba con verdadera saña.

Yo era bastante crío. Unos doce o trece años. Pero enormemente curioso, ya me conocéis. Dicha serie no es que tuviera los famosos “dos rombos”.., es que en mi casa mi mater además le había pintado a la pantalla dos polígonos más grandes que los industriales del que se forraba la familia Pujol. Prohibidisima la visión para mua, pues.

A mi, la verdad, no me gustaban demasiado las películas de miedo. Me pirraba por las de descojono tipo superagente 86 y cosas así. Pero me empezaron a tocar los cojones en el colegio. Todos los compañeros más “avezados” presumían de ver la serie y la comentaban. Y me preguntaban. Yo, todo digno, contestaba que no la veía porque no me gustaban los programas de guardería infantil. No colaba, claro. Luego empezaron las risitas y comentarios jocosos tipo “Mira el Gotor..mucha fachada y mucha tontería y sus “papás” no le dejan ver las pelis con dos rombos..jajaja!!”. La cosa, evidentemente, acabó un buen día a jarrazos de agua con pan mojado en el comedor del colegio. Y para demostrar que en mi caso no habían nacido todavía “padres algunos” para prohibirme nada…pacté con los idiotas aquellos narrarles de pe a pa el capítulo de aquella noche.

Había que preparar el plan, claro. Burlar a pater…y sobre todo a mater era un riesgo de cojones. Lo planee a la perfección. Cenamos esa noche pronto, como siempre, y poco antes de empezar la serie nos enviaron a mi hermana y a mí a dormir. Pero fui listo de cojones, nanos!! Cogí un libro de matemáticas y fui al comedor. Mis padres ya situados en el sofá para ver la cosa aquella del cabrón de Belfegor y su puta madre. Estaban ya poniendo los títulos de la serie..con una musiqueta que erizaba los pelos púbicos y sobaquiles.
Fui a mater y le pregunté..

– “Oye mater, es que aquí sale una palabra rara que no entiendo…¿¿ qué significa “quebrados”??
– “QUE QUEEE!!?? MUY BONITO..ESTAMOS EN MAYO Y RESULTA QUE EL CAFRE ESTE NO SE HA ENTERADO EN TODO EL AÑO LO QUE SON LOS QUEBRADOS!! PEPEE!! DILE ALGO AL BESUGO DE TU HIJO!!!
– “A la cama y cierra la puerta al salir!!” (ordenó pater)

Me fui hacia la puerta y al salir vi que ya estaban enfrascados mirando la pantalla. Di un golpe sonoro a la puerta para que oyeran que la cerraba y me tiré al suelo. Genial!!! No se habían enterado!! Fui reptando hacia debajo de la mesa donde habíamos cenado. El mantel, largo mantel, me cubría y la visión era cojonuda!! Orgulloso de mi éxito me hubiera besado alli mismo…pero no quería que el ruido de mis ósculos me delatara.

Estuve un buen rato viendo la serie. La verdad es que acojonaba un huevo, no vamos a engañarnos. Llegaban ya los instantes mas interesantes. Una pobre (y guapisima) experta en pintura estaba arreglando un marco de un cuadro..y por detrás apareció el hijoputa del Belfegor, nanos!! Andaba raro..como si tuviera agujetas..pero acojonaba un huevo!! Y se dirigía hacía la chica!! y con aviesas intenciones!! Y pasó lo que pasó.

En ese momento note un leve cosquilleo nasal. Quizá el humo del puro de mi padre. Fue a más. No quería perderme aquello..así que para evitar el posible estornudo cogí el colgante del mantel para taparme la nariz. No me llegaba. Desesperado le di un tirón mas fuerte..y con horror empezaron a caer platos y vasos. Hasta tenedores, nanos (uno casi me lo clavo en una oreja). El ruido ensordecedor coincidió con el justo momento que Belfegor agarraba a la bellezon por el cuello!!

Mi mater pegó un berrido como jamás le había oído (y le había oído muchos) y se tiró sobre mi padre.., provocando que el puro habano de este saltara por los aires. Y fueron a por mi..que me hallaba envuelto en el mantel ..con el tenedor en la oreja y restos de hervido (patata y cebolla principalmente) por mi pelambrera. La sanción fue tremenda. De nada sirvió mi torpe excusa de halagar a mi mater diciendo que el hervido estaba buenísimo y quería acabármelo jurándole que no había visto ni al cabrón del Belfegor ni a la guapísima y estrangulada chiquilla. Un mes sin oír los partidos de mi Español!! Tremenda sanción. Pero por lo menos al día siguiente cesaron los puteos en el colegio…

Mierda de burkas…

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Deja un comentario