Psiquiatras, oftalmólogos y el culo de Yoko Ono. ¡Había una vez… Un circo!

El culo de Yoko Ono
El culo de Yoko Ono

 

Pedrito Rígoli, anuncia que intentará un gobierno “limpio de sospechas de corrupción, social, justo y creíble”… los churros del desayuno se me empiezan a atragantar. Tras su “¡NO, NO y NO!”, y haberse envuelto en la Bandera Nacional, asegura que España necesita “con urgencia” un gobierno y además invita a trabajar “sin descanso, con humildad, y con generosidad” ante “el atasco político”… como si con él no fuera la cosa. Llama para ello a “las fuerzas del cambio” (¿?)… ¿se referirá, quizás, a los que queman las banderas de España, los que la ocultan, la denigran, afirman que el Himno Nacional es una “cutre pachanga fachosa” y los que quieren fraccionar la Soberanía Nacional a gusto de cada pista del circo?.

 

“Cuando creas que nada puede ser peor… acuérdate del culo de Yoko Ono”

 

HABÍA UNA VEZ… UN CIRCO
HABÍA UNA VEZ… UN CIRCO

 

 

Después de que su primo Marianín Dontancredo Rígoli, campeón exaequo del “¡YO SIGO!” no logra poner de acuerdo a una mayoría, con taponamiento previo de oídos, pero reparte los dineros para mantener su gobierno,en el cumplimiento de una ley, la Ley del Olivo… ¡Permanecer!.

A la vista de este espectáculo lamentable, esperpento en el que todos sonríen y culpan a todos, se llama “fuerzas del cambio” a los que quieren romper España… los enanos de las 17 pistas, todos se arrogan la propiedad y licencia de demócratas cuando están ninguneando, con sueldo a nuestra costa, la Soberanía Nacional.

Vivimos una constante y profunda prostitución del lenguaje… moderación… democracia… ¡esto es de locos!. Me queda claro que la cuadrilla Rígoli debe abandonar la pista central al completo, con sus comparsas de aduladores. Nos ofrecen una visión corta y deformada de la realidad, sin visión de futuro ni perspectiva de conjunto. Creo que para el ejercicio profesional de la política deberían ser exigibles pruebas sicológicas y siquiátricas, para evitar que sociópatas y gandules a los que no se le conoce oficio, accedan a manipular nuestro futuro… y nuestro pasado. Además de exigirles igualmente un mínimo de decencia y de patriotismo, con jura de bandera incluida, además de juramento “serio” del cargo y no las payasadas a las que se nos viene acostumbrando…de lo contrario como se decía en Aragón al Rey… “¡Y si non, non!”.

Cuando pesimista le comentaba a un viejo amigo que cualquier situación por mala que sea siempre es susceptible de empeorar, él con mejor humor me decía aquello de que “Cuando creas que nada puede ser peor… acuérdate del culo de Yoko Ono”,… y se equivocaba… la cosa se puede poner más fea todavía, pero que mucho más fea.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
José Crespo

José Crespo

José Crespo. Si Vis Pacem Para Bellum, enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, Soldado en la reserva, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por".

3 comentarios sobre “Psiquiatras, oftalmólogos y el culo de Yoko Ono. ¡Había una vez… Un circo!

Deja un comentario