De nuevo sobre la reinserción social de los niños asesinos y la necesaria reforma de “Ley del Menor” que nunca llega

Mar Bermúdez, madre de la joven de 22 años brutalmente asesinada en 2003, asegura que ha emprendido la lucha que deberían hacer los políticos para cambiar la Ley del Menor. “Desde que mataron a mi hija dejé de confiar en la justicia”.
Mar Bermúdez, madre de la joven Sandra Palo de 22 años brutalmente asesinada en 2003, por tres menores, entre ellos el Rafita ahora en libertad y un joven mayor de edad asegura que ha emprendido la lucha que deberían hacer los políticos para cambiar la Ley del Menor. “Desde que mataron a mi hija dejé de confiar en la justicia”.

 

“Olvidamos pronto pero desde los noventa colea en España le Ley del menor.  Yo lo recuerdo como si fuera ayer”

 

Olvidamos pronto pero desde los noventa colea en España le Ley del menor.  Yo lo recuerdo como si fuera ayer. Me encuentro en las marismas de San Fernando con todo el pueblo de manifestación en contra de la Ley del menor. Acaba de comenzar el mes de Junio del 2000 y hace calor aunque el sol se calza su vestido de rojo de atardecer atlántico. Callada, indignada, solemne, la gente, casi todo el pueblo, en apoyo de unos padres que acaban de perder a su hija Clara de dieciséis años, asesinada por dos amigas, Iría y Raquel, que le han clavado 32 puñaladas mortales para probar que se siente al matar.

Le seguí la pista muy de cerca al crimen y nunca olvidaré a ese padre noble y buena educación, que no podía dormir al saber que, mas tarde o mas temprano, se encontraría al comprar el pan, cualquier mañana, a las asesinas de su hija.

Un mes antes, en Abril, estuve  en Santiago el Menor (Murcia) , donde otro joven de 16 años, José Rabadán, salió una noche de su habitación con una Katana en la mano (espada japonesa), se acercó al dormitorio de sus padres, y de un certero espadazo segó el cuello de su madre, luego mató a su padre y a continuación rebanó a su hermana. Dos días después del asesinato, tuve el honor de hablar con un inspector de la Policía Nacional de España que investigaba el caso. Un auténtico y experimentado investigador que de una manera callada y anónima había resuelto ya varios e importantes crímenes. No olvidaré una de las frases que me dedicó: “Por mi oficio he visto muchas cosas, pero nunca podré olvidar la sangre desparrama por todo el piso de ochenta metros cuadrados”.

Recuerdo hoy también que los socialistas de Zapatero no han querido en ocho años ni mencionar la “Ley del menor”. Lo mismo que el don Tancredo Rajoy . Y lo recuerdo porque al respecto los responsables políticos aseguran siempre ante los medios que no es conveniente legislar en caliente. Ya, pero ni en caliente ni en frío y que se lo digan a Antonio del Castillo, el padre de Marta, que también declaraba el no comprender que un asesino de 13 años pueda dormir en su casa unas horas después de haber acuchillado a uno de sus profesores en el instituto. Y, claro, parece que la norma legal que premia, sobre todo, la siguen dándole vueltas  de los menores de edad en los casos que menciono ha dado resultado. Los españoles no sabemos nada de Iría, Raquel, o José Rabadán. Gracias a los beneficios penitenciarios de la Ley del menor estos tres seres, al parecer, han podido rehacer sus vidas, pero ¿Y el padre de Clara ? ¿Se ha encontrado en la panadería del barrio de San Fernando donde vive, a una de las dos asesinas de su hija?

El problema debe ser el de los asesinos que ni tan siquiera con los privilegios con que cuentan por matar, torturar o violar con menos de dieciocho años, se rehabilitan. Ahí esta el caso de “el Rafita” y Sandra Palo. Una vergüenza para la justicia española que a todos indigna, ya en libertad aunque los psicólogos afirman que volverá a reincidir.

Por eso hoy que, algunos de mis vecinos siguen dándole vueltas a lo del brote psicótico no entienden como el niño de trece años que mató en Barcelona es un oficialmente inimputado, la pregunta sigue abierta, aunque muchos quieran ocultarla: ¿Qué pasa con la Ley del Menor?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

0 comentarios sobre “De nuevo sobre la reinserción social de los niños asesinos y la necesaria reforma de “Ley del Menor” que nunca llega

  • el 22 abril 2015 a las 16:46
    Permalink

    Quien tiene la culpa es el Poder Legislativo no el Poder Judicial.

    Respuesta

Deja un comentario