Ante la locura de los burgueses catalanes y la necia pasividad del gobierno central, recordemos a Maciá

Maciá en el centro, a su derecha Batet a su izquierda. Companys. 1933
Maciá en el centro, a su derecha Batet y a su izquierda, Companys. 1933

 

 

La que se ha liado gracias a la locura de los burgueses catalanes y a la necia pasividad del gobierno central en un asunto de tan extrema gravedad y vital importancia para los intereses españoles. Y no será porque algunos analistas, en los que me incluyo, no habían advertido de la deriva a la que nos arrastraba ese fanatismo pervertido y falsario. La indolencia e inocencia del gobierno central y de anteriores han hecho posible la malísima situación actual, de difícil solución. Recordemos a Maciá y todos los precedentes traidores.

 

 

Pero no hay que perder la fe. La razón, la verdad y demás elementos están de nuestra parte. De momento no hay que aflojar. Cada vez más contundentes. Hay que imponer la ley sin ambages y debilidades. No estamos en esos minutos finales de un partido de baloncesto, llamados de la basura, donde un equipo domina abultadamente en el marcador. Al contrario son los momentos de máxima tensión, donde se decide el resultado final.

 

“La primera intentona separatista contemporánea catalana la impulsó en 1926 el Teniente Coronel Francesc Maciá, tras fracasar su invasión armada desde Francia”

 

 

Y es que Puigdemont y sus secuaces sediciosos, han ido más allá que sus precedentes traidores. Nunca hasta hoy se había intentado un golpe de Estado para crear un Estado nuevo, de un día para otro, rompiendo todas las reglas de juego. Un desafío ilegal absoluto. En estos momentos queremos a un Presidente más fuerte que nunca, sin complejos ante las críticas de los grupos que desean la destrucción de España.

 

 


La primera intentona separatista contemporánea la impulsó en 1926 el Teniente Coronel Francesc Maciá, tras fracasar su invasión armada desde Francia, lo intentó de nuevo en 1931, proclamando desde el balcón de la Generalidad catalana la República Catalana integrada en la Federación de Repúblicas Ibéricas. Poco después llegó la más conocida , la efectuada por Companys que proclamó el Estado Catalán dentro de la República Española, con el resultado conocido de cárcel decretada por Lerroux De anteriores golpes sediciosos escribiremos otro día.

 

 


Lo que queda claro es el inmerecido complejo de superioridad de muchos catalanes, que son lo que son gracias a las subvenciones y privilegios dados por diferentes gobiernos españoles, incluido con mayúsculas el franquista y, sobre todo, por el esfuerzo y trabajo de cientos de miles de españoles llegados de otras tierras, los que llaman despectivamente, charnegos .

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Ignacio Rodríguez Márquez

Ignacio Rodríguez Márquez

Un todo terreno en la televisión : Productor,realizador, director ,guionista y comentarista deportivo durante 35 años en TVE siendo el que más transmisiones ha comentado y mas disciplinas deportivas ha narrado . Licenciado en Ciencias de la Información y Técnico Superior en producción y programación. Ex entrenador y jugador profesional de baloncesto. Premio Talento de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Television. Medalla de oro en 12 Campeonatos de España de esgrima veteranos y Tesoro Vivo de la Televisión por la UNESCO

Deja un comentario