No ha necesitado vestir su uniforme de capitán general, ni como su padre en aquel 23F, decir…”He ordenado”

España es monárquica, rotundamente monárquica. Como católica
España es monárquica, rotundamente monárquica y al rey no le hizo falta vestir su uniforme de capitán general

 

 

“Yo no sé si el rey es un poder absoluto, pero sí es absolutamente cierto que, en su comparecencia como jefe del Estado, sin su uniforme de capitán general, se vino a convertir en el sentimiento general de todos los españoles”

 

 

España es monárquica, rotundamente monárquica. Como católica. Y yo diría que por el mismo sentimiento, y por la misma razón. Por siglos de historia, por su cultura milenaria, por el estigma de su única religión. Necesita en lo más íntimo de su ser contar con la esperanza de un poder absoluto que lo libere en el último minuto de la gran hecatombe, del desasosiego al que día a día se ve abocado; y de un Ser Supremo que lo lleve al cielo. Aunque a ambos invoque y en ninguno crea.

 

 


Esta parrafada ha dejado, servidor, escrita en varias ocasiones. Y creo, que el tiempo y los hechos vienen a darme algo de razón. Yo no sé si el rey es un poder absoluto, pero sí es absolutamente cierto que, ayer en su comparecencia como jefe del Estado, en una simbiosis cuasi perfecta, se vino a convertir en el sentimiento general de todos los españoles. Y sí es absolutamente cierto, que hasta que no ha proclamado públicamente lo que el resto de los ciudadanos venimos denunciando, gritando, reclamando desde todos los medios a nuestro alcance, no han tomado carácter formal, exigencia imperativa.

 

 

Hasta ese instante y hora, nuestras voces, nuestras reivindicaciones de dignidad, orgullo y honor de español no han encontrado, cuando menos, el consuelo de quedar registradas para la historia por su máximo exponente: nuestro rey constitucional, el rey de España.

 

 


No ha necesitado vestir su uniforme de capitán general. No ha necesitado, como su padre en aquel 23F, decir…”He ordenado”… Le ha bastado, en el último minuto, a un paso de la gran hecatombe, transmitir desde su autoridad, simple y llanamente, qué es España y como somos los españoles.

 

 


¡¡VIVA EL REY!!… VIVA ESPAÑA!!

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rey Viñas

Rey Viñas

De profesión, Topógrafo. Escribidor, desde mi bahía, en su tercera acepción y consciente de, entre otras cosas, que el escribir públicamente es un atrevimiento; hacerlo bien, una ciencia; que guste, un arte; que sea útil, un sueño; y que te entienda alguien, un milagro.

Deja un comentario