(2) La Fundación Farragut es solo la punta del iceberg en la prostitución consentida del pasado

 

Dedicado a la Real Academia de la Lengua Española de Norteamérica

en las personas de Carlos Paldao y Alberto Ambroggio.

 

 

Petronila y Ramon Berenguer IV. Pintura del siglo XVI
Petronila y Ramon Berenguer IV. Pintura del siglo XVI

 

“No se conoce documento histórico alguno anterior al siglo XII donde se hable de Cataluña o de catalanes, sólo de barceloneses o de “hispaniae”, españoles”

 

 

Debemos estar atentos y las autoridades diplomáticas españolas las primeras junto con nuestro organismo clave como es Marca España a quien haré llegar estas sencillas líneas. Tal como están las cosas tenemos que defender y poner en su sitio lo que es nuestro y evitar el abuso y la falsificación de nuestra historia.

 

 

 

Paso al breve relato en el que iré poniendo en negrita lo más importante y esclarecedor.

 

 

 

En algunas fuentes (1) se hace mención de forma intencionada a “catalans” en el año 1.064 algo totalmente falso, para referirse a habitantes de la actual Cataluña cuando en aquel momento se trata de “barceloneses” pues no se conoce documento histórico alguno anterior al siglo XII donde se hable de Cataluña o de catalanes, sólo de barceloneses o de “hispaniae”, españoles, dado que desde el siglo VIII se conoció al territorio como Marca Hispánica y el conde de Barcelona era llamado por los francos comes hispaniae, o conde de los españoles.

 

 

“El término catalanes o castlans, habitantes de un castillo, con idéntico sentido al de castellano, mal que les pese, aparece tras la unión del Condado de Barcelona al Reino de Aragón”

 

 

Debe ser un orgullo para los españoles el que fueran los barceloneses los primeros en recibir este gentilicio (2). El término catalanes o castlans, habitantes de un castillo, con idéntico sentido al de castellano, mal que les pese, aparece tras la unión del Condado de Barcelona al Reino de Aragón, bajo Dona Petronila (1136-1173) reina de Aragón (1157-1164) y Ramón Berenguer IV (1113-1162), conde de Barcelona, Marqués de Provenza y por su matrimonio príncipe de Aragón, sin recibir la dignidad real que Ramiro II conservó hasta su muerte para transmitirla a Petronila y ella a sus hijos, hecho que he expuesto y denunciado como tantos otros en multitud de escritos y conferencias.

 

 

 

A partir de aquí se crea en el nacionalismo la falacia de los condes-reyes para denominar a los descendientes de Petronila y Ramón, cuyo hijo bautizado Ramón, cambió su nombre para seguir la serie real aragonesa como Alfonso II de Aragón.

 

Ramón Berenguer en el Rollo de Poblet
Ramón Berenguer en el Rollo de Poblet

 

“En libros de texto catalanes se cita al río Ebro como “un río catalán que nace fuera, en España”

 

 

Se hace necesario poner freno a la creación de una cultura de taifas ya puesta de manifiesto en el informe de la RAH del año 2000, que tanto escozor causó a algunos miembros de la clase política y del que podemos citar algunos ejemplos (3):
En libros de texto catalanes se cita al río Ebro como “un río catalán que nace fuera, en España”. En el País Vasco no se estudia ni los Reyes Católicos ni el descubrimiento de América. En Galicia, se da gran importancia al reino suevo y nada a la Edad Media. En Madrid, se buscan ejemplos del legado romano dentro de la comunidad y no se menciona a Mérida. En Andalucía se llegó a rechazar un libro de Matemáticas porque no reflejaba la cultura andaluza, y en Canarias no se ponen ejemplos con trenes y ríos porque no los hay. Para nada se habla del concepto unitario de España que Roma reconoció, por eso a nuestro país se le denomina España y no Gotia.

 

 

Reproducción de un fragmento del mapa bajo el título “La Cristiandad de Occidente en el año de gracia de 1235”. Bibl. Nac. De París. Como vemos aparece Aragón y Barcelona, no Cataluña.
Reproducción de un fragmento del mapa bajo el título “La Cristiandad de Occidente en el año de gracia de 1235”. Bibl. Nac. De París. Como vemos aparece Aragón y Barcelona, no Cataluña.

 

 

Hoy día se llega a leer de boca de dos obispos proindependentistas y por lo tanto ignorantes de la Historia de España, concretamente los de Vic y Solsona, “Hay Estados que se dicen democráticos, pero no quieren reconocer los derechos elementales, entre los que está el derecho a la autodeterminación, a las naciones que mantienen sometidas… (¿?) (4). Apelan a su patriotismo, corto, cicatero y egoísta, mostrándose continuamente agredidos por el patriotismo español, presentándose siempre como víctimas, olvidando que es inaplicable ese derecho en España pues sus regiones no son ni han sido colonias unas de otras.

 

“Es curioso y no deja de sorprender cómo personajes insignes de la españolidad,  incluidos reyes como Jaime I, son tomados como bandera de un sentimiento pueblerino y excluyente, sembrado por falsos catalanes”

 

 

Es curioso y no deja de sorprender cómo personajes insignes de la españolidad son tomados como bandera de un sentimiento pueblerino y excluyente, incluidos reyes como Jaime I. Para reafirmar esa españolidad tenemos las palabras de este gran rey de Aragón, Jaime I (5):
“Cuanto aquí os relato y mis conquistas los hago por España”. “Llibre dels Feits” en su original valenciano.

 

 

Sobre la gran mentira de los símbolos y el trastorno de la realidad podemos dar como nítida referencia el Tratado de Corbeil (6) firmado el 11 de mayo de 1258. Por el mismo la hija de Jaime I, Elisabet, se casaría con Felipe, heredero del rey francés Luis IX, como heredero de Carlomagno, quien renunciaba a los derechos sobre La Marca Hispánica. Jaime I renunciaba a la comarca de la Fenolleda y Perapertusés, que incluían los castillos de Puilaurens, Fenollet, Castellfisel, Peyrepertuse y Quéribus. Jaime I, además, renunció a sus derechos sobre Tolosa, Quercy, Narbona, Albi, Carcasona, recibidas en feudo de Tolosa desde el 1213, Rasés, Béziers, Termes y Menerbés.

 

 

Tratado de Corbeil
Tratado de Corbeil y la falsa historia de los catalanes

 

“Hasta el tratado de Corbeil cuando el rey de Aragón viajaba desde Barcelona a Zaragoza debía de hacerlo por territorio francés en una inexistente Cataluña”

 

Jaime I también renunció a Agde y Nîmes, cuyo vizconde se reconocía como feudatario del rey aragonés desde 1112, y Rouergue, Millau (de donde procede el sello más antiguo conocido con los palos aragoneses) y Gavaldá. Quedaban el vizcondado de Carlat y el señorío de Montpellier, lugar de nacimiento de Jaime I, con la baronía de Omeladés. La renuncia a los derechos feudales sobre Foix fue rechazada por el rey al ratificar los documentos el 16 de julio de 1258. El 17 de julio el rey renunció a los derechos sobre Provenza en favor de Margarita, hija de Ramón Berenguer IV y esposa del rey francés.

 

 

 

El efecto fundamental del tratado fue que al renunciar Jaime I a sus territorios en el mediodía francés, al norte del Pirineo, dejaba de pelear en dos frentes pudiendo centrarse en la Reconquista agrandando su reino hacia el sur en paralelo a la costa del Mediterráneo y a su familia castellana por el oeste. Un efecto secundario fue la transferencia de Provenza a la Casa de Valois, la cual, tras la extinción de la casa, se incorporó a la corona francesa. El Tratado de Corbeil está escrito en latín y comienza con las palabras: “Es universalmente conocido que existen desavenencias entre el señor rey de Francia y el señor de Aragón, de las Mallorcas y de Valencia, Conde de Barcelona y Urgel, señor de Montpellier; por lo que el señor rey de Francia dice que los condados de Barcelona, Besalú, Urgel, etc… son feudos suyos; y el señor rey de Aragón dice que tiene derechos en Carcasona, Tolosa, Narbona, etc …”. Se deduce, por tanto, que los condados de la parte española estaban mejor relacionados con Aragón y que los del sur de Francia, con el rey francés.

 

 

“Por el Tratado de Corbeil, siguiendo los consejos de alguno “hombres buenos”, el rey francés Luis IX cede a Jaime I de Aragón los condados de la parte española y Jaime I le cede a Luis IX los condados de la parte francesa”

 

 

 

Por el Tratado de Corbeil, y es lo que más nos interesa en estas líneas, en resumidas cuentas, siguiendo los consejos de alguno “hombres buenos”, el rey francés Luis IX cede a Jaime I de Aragón los condados de la parte española y Jaime I le cede a Luis IX los condados de la parte francesa. Esa es la síntesis de lo firmado en el documento cuya importancia radica en que se firmó 29 años después de la reconquista de Mallorca y 20 años después de la del Reino de Valencia.

 

 

 

Hasta el tratado de Corbeil cuando el rey de Aragón viajaba desde Barcelona a Zaragoza debía de hacerlo por territorio francés en una inexistente Cataluña.

 

 

 

De esa fecha es fácil sacar dos conclusiones clarísimas, la primera que si Cataluña no existía como tal era imposible que una entidad inexistente en aquel momento, Cataluña, conquistase ni Valencia (7) (1238) ni Mallorca (1229) ni les llevasen la lengua, tal como afirman los nacional-separatistas, y segundo que si carecía de unidad política, jurídica y geográfica… es imposible que hubiera una unidad lingüística si lo que allí se hablaba era un mosaico de dialectos procedentes del provenzal.

 

 

El Señal Real de Aragón
El Señal Real de Aragón

 

“Todo ello nos lleva a comprender la paranoia y el absurdo montaje entretejido de verdades a medias y tergiversaciones que llevan a reinventar un pasado de falsos catalanes y cuadrar un “saco de mentiras” que ahora aspira a ser calificado como “nació” pasando por encima de España”

 

 

Todo ello nos lleva a comprender la paranoia y el absurdo montaje entretejido de verdades a medias y tergiversaciones que llevan a reinventar un pasado y cuadrar un “saco de mentiras” que ahora aspira a ser calificado como “nació” pasando por encima de España y de lo que haga falta, usando la provocación permanente y el victimismo continuado, con el apoyo desinteresado de los revolucionarios marxistas-leninistas.
En la reconquista de Valencia y Mallorca intervendrían caballeros barceloneses, eso no lo discute nadie, menos de los que el tramposo archivero Bofarull se inventó, y también aragoneses, navarros, castellanos y de otros territorios de la Cristiandad europea, pero nunca catalanes pues ese concepto no existía. Espero señora Newman que le quede bastante claro.

 

 

Sin pretender alargarme, y en cuanto a la lengua, que muestren algún documento anterior a finales del siglo XIX, donde se hable de lengua catalana… ¡ninguno!, en todo caso se oirá el término lemosín o llemosí (Formación de los apellidos lemosines, José Martínez Aloy, 1881) en cambio sí que encontraremos una gramática propia para el valenciano en la Edad Media, ¡fíjense qué cosas!.

 

 

_________________________________________________

 

(1) SOLDEVILA, Ferrán: Historia de Catalunya, 1963.
(2) Catalanes, los primeros españoles
http://www.elespiadigital.com/…/936-catalanes-los-primeros-…
(3) Se regaló el pasado a las autonomías
http://www.elespiadigital.com/…/1317-se-regalo-el-pasado-a-…
(4) Hemeroteca ABC, 11-09-2022, A la santidad por el nacionalismo:
http://hemeroteca.abc.es/…/h…/madrid/abc/2002/09/11/008.html
(5) Jaime I (1213-1276), casado con Leonor hija de Alfonso VIII de Castilla y luego con Violante de Hungría, cuya hija Violante contrajo matrimonio con Alfonso X el Sabio (1252-1284).
(6) CRESPO-FRANCÉS, José Antonio: Desmontando quimeras y rompiendo mitos: la verdadera historia de los palos de Aragón, mal llamadas barras de Cataluña.
http://www.elespiadigital.com/…/rompiendo%20quimeras%20y%20…
(7) LA HISTORIA DE LA SEÑERA VALENCIANA EN LOS DOCUMENTOS HISTÓRICOS.http://www.aulamilitar.com/LA_HISTORIA_DE_LA_SENYERA_VALENC…

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
José Crespo

José Crespo

José Crespo. Si Vis Pacem Para Bellum, enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, Soldado en la reserva, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por".

2 comentarios sobre “(2) La Fundación Farragut es solo la punta del iceberg en la prostitución consentida del pasado

  • el 8 octubre 2017 a las 11:57
    Permalink

    EXTRAORDINARIO !! Magnifique document que voy aguardar por la claridad con que està escrito y esplica la farsa de que Cataluña es un reino !! y lo pondré si Dios quiere en francés para que se enteren algunos “periodistas” de por aqui, que dicen que en Espagne existen colonias como Ceuta y Melilla !! y que los catalanes tambien estan “colonizados” !!

    Respuesta
  • José Crespo-Francés
    el 8 octubre 2017 a las 17:42
    Permalink

    Me alegro que haya sido de su agrado y gracias por difundirlo. Recuerde que no tres artículos y falta uno que si Dios quiere sale mañana.

    Respuesta

Deja un comentario