Sobre el corazón acomplejado de la izquierda y los golpistas, o la historia como mala conciencia

las banderas españolas
Las banderas españolas y el corazón acomplejado de la izquierda y los golpistas catalanes

“Los informativos de televisión resaltan los argumentos de los golpistas catalanes. Falsedades históricas, conceptuales, trampas del lenguaje y descaro delictivo que en el día de la Hispanidad se agranda con la leyenda negra de la conquista del Nuevo Mundo”

Reconozco que las frases hechas, salvo los refranes de nuestros abuelos y los buenos titulares periodísticos, me cargan, y llevo penosamente ya más de una semana oyendo la misma monserga, tanto en la calle como en los informativos de televisión que resaltan los argumentos de los golpistas catalanes. Falsedades históricas, conceptuales, trampas del lenguaje y descaro delictivo que en el día de la Hispanidad se agrandan con la leyenda negra de la conquista del Nuevo Mundo. Es un argumento viejo, un millón de veces oído y se basa en el exterminio de los indios en América. Lo oigo sobre todo en la Sexta, informativos de opinión y subcultura de la oposición política, mientras preparo las banderas españolas destinadas a mis balcones.

Y recuerdo que tal día como hoy el suplemento cultural del periódico “El País”, todo un referente de la transición española a punto de estallar como una olla podrida, que dedicó a un novelista guatemalteco que describe la violencia de su país en el que cerca de un 98 por ciento de los crímenes queda por resolver. El novelista Rodrigo Rey Rosa afirma que al escribir sus novelas “trata de explicarse a sí mismo las cosas, la historia, su historia, y que sencillamente escarba mientras escribe”.

Por eso recuerdo hoy a aquellos que se atreven a nombrar a Pizarro, Hernán Cortés o cualquiera de los conquistadores españoles y les otorgan categorías de nuestro siglo, cuando fueron seres del XVI. O penosamente les otorgan el calificativo de asesinos con sífilis. Falsedades, medias verdades y medias mentiras,  de esa “neohistoria” de la mala conciencia y la búsqueda del enemigo imaginario que ha alimentado las madrasas de independentismo en que han convertido algunas autonomías sus escuelas públicas.

la bandera española en mi ventana
La bandera española en mi balcón
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

5 comentarios sobre “Sobre el corazón acomplejado de la izquierda y los golpistas, o la historia como mala conciencia

  • el 12 octubre 2012 a las 16:47
    Permalink

    No sólo eso. El descubrimeinto y conquista de América, las exploraciones de portugueses y españoles, supuso, bajo el punto de vista ideológico y político, la ruptura del teocrático e inamovible mundo medieval. Es el triunfo del Renacimiento. En menos de 50 años se transformó el conocimeinto que los humanos teníamos de nosotros mismos y de nuestro mundo. El mundo se hace redondo cuando Magallanes sale del Estrecho que lleva su nombre. Es la primera globalización y, sin duda, la mayor aventura realizada en el planeta Tierra desde que los hombres existen. Las exploraciones de británicos en los siglos XIX y XX son importantes, pero en términos cuantitavos y cualitativos es menor. En muy pocos años se fundaron 10 de las 14 ciudades más importantes de América del sur y centro américa. Es decir los españoles fueron a quedarse. Más del 99% no encontró la prosperidad que buscaba, pero casi todos ellos fueron valientes. La tecnología de navegación y armas era superior, pero estaba basada no exclusivamente en ella sino en el valor de las personas, y en la lealtad a unas ideas (que ahora nos parecen equivocadas, pero que entonces, Religión y el Dorado, movieron el mundo, y propiciaron el mayor avance geográfico que hemos vivido). Y a menudo se olvida, o se falsea, que junto a soldados llegaron cartógrafos, arquitectos, que levantaron catedrales, universidades y palacios, que, a pesar de los terremotos, aún siguen en pie. Y geodestas, e ingenieros, filósofos, maestros, profesores… Cuando otras naciones, y aspirantes a ellas, conmemoran guerras, batallas o derrotas, a su lado el descubrimiento parece mucho más. Definitivamente, no es poca cosa.

    Respuesta
  • el 12 octubre 2012 a las 16:56
    Permalink

    Pues claro y bien hablado estimado Sebastián. Un honor que compartas esta humilde paseata.

    Respuesta
  • el 12 octubre 2012 a las 18:52
    Permalink

    Es muy sencillo desmontar ese argumento con la realidad. Y la realidad es que en la América que conquistaron y colonizaron los españoles la población autóctona y mestiza es mayoría. En el resto apenas llegan a un 1% y además recluidos en reservas. Ésa es la realidad de la famosa “Leyenda Negra”, por no hablar de la esclavitud… 🙂 Saludos.

    Respuesta
  • Maria Belén
    el 13 octubre 2017 a las 13:07
    Permalink

    Estupendo artículo de La Paseata que deja en evidencia la miseria moral de los que se han conformado con “aprender de oído” la historia que los vampiros de la intoxicación.

    Respuesta

Deja un comentario