Os recuerdo a San Martín de Porres, por España, con España y siempre para España

Por España, con España y siempre para españa os recuerdo a San Martín de Porres
Por España, con España y siempre para españa os recuerdo a San Martín de Porres

 

 

“San Martín de Porres es un santo que sólo pudo nacer en tierras españolas. Porque de haberlo hecho en otras tierras, no hubiera ni nacido. Prueba evidente de la falsedad de la leyenda negra contra España”

 

 

Pues sí, nanos. Queramos o no queramos hoy va a ser un día histórico para nuestra GLORIOSA ESPAÑA. Un día histórico..y no causado por esas amebas piojosas que rebuznan a la voz de Puigdemont, Junqueras y demás piara porcina. Estos  carecen de enjundia para ni siquiera formar parte de la historia del cagadero de sus puercas casas.

 

 

 

Será un día histórico porque se está produciendo el levantamiento MORAL de todos los españoles de bien, encabezados por nuestro REY, quien ayer despejo cualquier duda acerca de que la HISTORIA DE ESPAÑA lo contemplará como uno de los mejores monarcas. Y me siento orgullosos de él (aunque sigo diciendo que su regia esposa tarda menos en cenar que Usain Bolt en hacer los cien metros lisos).

 

 

 

España no solo es la nación más antigua de Europa. Y del mundo. Es la mas grande. Otras ni siquiera sueñan por tener ni un diez por ciento de los tesoros, materiales y humanos, que hemos dado a la humanidad. Y en homenaje a ella..y además como muestra palpable de nuestra grandeza, os recuerdo la semblanza de mi santo favorito. Un santo que siempre me reconforta, en los buenos y en los no tan buenos momentos (que de todo hay en la viña del Cachondo Creador). Un santo ESPAÑOL nacido en aquellas tierras ESPAÑOLAS de ultramar. Un santo llamado San Martín de Porres, ejemplo y paradigma de la bondad y generosidad (que no solidaridad..como dicen los gilipollas buenistas actuales). Un santo que es prueba evidente de la falsedad de la leyenda negra contra España y de todos esos malcriados asquerosos que dicen que el 12 de octubre empezó un genocidio.

 

 

 

Un santo que sólo pudo nacer en tierras ESPAÑOLAS. Porque de haberlo hecho en otras tierras, ¿Verdad Camila Parker Boulssss??, no hubiera ni nacido. A sus ancestros los hubieran exterminado quienes hoy nos pretender dar lecciones de moral.

 

 

 

“San Martín de Porres. Fray Escoba. Eso es humildad y lo demás son idioteces”

 

 

San Martín de Porres. Fray Escoba
San Martín de Porres. Fray Escoba

 

 

Es uno de mis santos preferidos si no el que más. Le profeso auténtica adoración. Su vida es un ejemplo de humildad y “amor al prójimo” y merecería sin duda el homenaje de toda la humanidad. Y, desde luego, merece el mío…por putapenico que sea el que hace este bandarra, que lo es.

 

 

 

Su nombre verdadero era MARTÍN DE PORRES…pero en realidad su apellido era “Porras”. Fue el primer santo MULATO de América. Nació un bendito día 9 de diciembre de 1.579 en Lima, en aquel entonces Virreinato del Perú en aquella gloriosa España y no la mierda en la que quieren convertirla en la actualidad esos que dicen ser “servidores públicos” nuestros. (a los que aprovechando la ocasión los mando cordialmente a la pocilga de los separatistas catalanes. A todos).

 

 

 

Martín era hijo de Juan de Porres (o Porras..no está claro), noble burgalés de la Orden de Alcántara (nada que ver con el Imanol Arias y su “Cuentame”) y de un bellezon de mujer de raza negra que era una esclava “liberta” llamada ANA VELAZQUEZ, nacida en Panamá y que vivía en Lima. El noble Don Juan no podía casarse con su bellezón por evidentes razones clasistas en aquellos tiempos y lugares y optó por el amancebamiento con la bellísima Ana, de igual nombre que mi guapísima rubia azafata Ana pero de distinta profesión por cuanto no se habían inventado los aviones, quien además de Martín le dio otra hija nacida un par de años mas tarde.

 

 

 

Creció Martín en el pobre y humilde hogar materno y recibió una educación católica por parte de su madre. Su padre, el noble de Burgos, estaba destinado en Guayaquil, pero se ocupaba de ellos “enviando sustento” y los reconoció como hijos suyos. Algo es algo..que diría “el niño de la beca” tras el congreso podemita. Se hizo aprendiz de barbero el chaval y destacaba por su innata simpatía. Le encantaba gastar bromas a todos los vecinos…aunque alguna de ellas le costara un coscorrón como cuando disponiéndose a afeitar a don Froilán, muy serio párroco del barrio, navaja en mano le susurró..”SO..SO..SOY TARTATATAJA..Y MEMEME..TI..TIEM..TIEMBLA..LALALA MAMAMANONO!

 

 

 

A la edad de 15 años y por mediación del famoso dominico Fray Juan de Lorenzana ingresó como “donado” en la Orden de Santo Domingo de Guzmán. “Donado” significaba ni más ni menos que dada su condición de “hijo ilegítimo” tenía que ocuparse de las tareas mas ingratas de criado a cambio de “alojamiento”. Cosas de la “caridad canónica” de aquel entonces, supongo. Por su inseparable escoba recibió el mote de “Fray escoba” que le pusieron los frailes y vecinos quienes adoraban al simpatiquísimo mulato que siempre portaba la sonrisa y una frase amable para todo el mundo. Así se pasó diez años hasta que en 1.603 fue admitido como “hermano” de la Orden y en 1.606 lo hicieron “Fraile” profesando los votos de pobreza, castidad y obediencia. Y bien que los cumplió. Empezaba a forjarse la LEYENDA DE FRAY ESCOBA! Una de las leyendas mas hermosas y edificantes que ha dado el cristianismo en toda su historia. Y además completamente verídica. La humildad en esencia pura.

 

 

 

Fray Escoba se había hecho una fama tremenda entre todos los habitantes, los mas pobres y también los ricos, de la ciudad. Poco, muy poco tenía y salía disparado del convento a los barrios de sus amigos pobres a compartirlo con ellos. Fuera pan, fueran hierbas fueran trozos de tela. Lo adoraban. Y con razón. Si alguien se ponía enfermo se presentaba cual centella con su inmensa sonrisa, ojazos chispeantes y su eterna simpatía. Los dolores y lágrimas del enfermo los convertía enseguida en carcajadas. Lo mismo sucedía con sus hermanos frailes del convento. Y con sus superiores. Seguía con su escoba limpiando, lavandoles la ropa, planchándola..el prior no hacía más que darle tela para que se hiciera un nuevo hábito. Imposible. Regalaba la tela por ahí…con la consiguiente desazón del prior quien ya casi le imploraba que lo aceptara. “Que no, Padre, que con este me han de enterrar!!” Y años después lo enterraron así. Con su hábito blanco anudado y su capa negra. En cierta ocasión y pasando el Convento por grandes apuros económicos…el bueno de Fray Escoba se ofreció para ser vendido como esclavo y poder ayudar a la supervivencia de sus hermanos frailes!! El prior, que obviamente se negó en redondo, estuvo llorando a moco tendido seis meses.

 

 

 

La gente adoraba a San Martín de Porres y fue creciendo su fama, además, de hacer milagros. Se decía que tenía el don de la “bilocación” al ser visto en distintos sitios al mismo tiempo. Una de sus “facultades” mas curiosa era que aunque el convento cerraba sus puertas al anochecer y él no tenía llaves..se las arreglaba de tal manera para salir y volver a entrar que nadie se lo explicaba. Cuando le preguntaban contestaba sonriendo..”AHHHH…NADA POR AQUÍ..NADA POR ALLÁ…PLIS PLAS!!”. Era un figura el nano!! A mi siempre me pillaban, coño!! Desde el sereno hasta mis padres, mis ex, los vecinos y creo que el alcalde. Pero él era santo y yo pecador. El salía a ver a los pobres..y yo a ver otras cosas. Con el dinero que recibía de su padre jamás de quedó ni un real. Fundo casas de acogida para pobres y “limosneros”. FRAY ESCOBA “odiaba” que le veneraran (como Rajoy, vamos). Cuando alguien le agradecía que lo hubiera curado de su enfermedad, él contestaba “YO SOLO TE CURO…DIOS TE SANA!!” Dicha frase, genial frase, es un monumento a LA HUMILDAD, LA BONDAD Y LA CARIDAD.

 

 

 

A la edad de sesenta años cayó enfermo y San Martín de Porres anunció que se acercaba su hora. Los frailes estaban desolados y la multitud también. A esas alturas nadie, ni pobres ni ricos, a quienes siempre ayudó sin distinción alguna, dudaba de su santidad. No me extraña ya que yo sin conocerlo personalmente tampoco lo hago. A las nueve de la noche del 9 de noviembre de 1.639 rodeado de sus llorosos y afligidos hermanos…les sonrió y dijo “VENGA HERMANOS..QUE ESAS LAGRIMAS SEAN DE FELICIDAD…CANTAD EL CREDO!” (frase que no será textual pero sí lo es lo del Credo) Y cuando entonaban el emocionante credo..murió el buen SANTO. Murió el gran FRAY ESCOBA.

 

 

 

Muchos años mas tarde, en 1.962, fue canonizado por el Papa más indicado para poder hacerlo: JUAN XXIII. El inolvidable SANTO PAPA RONCALLI.

 

 

 

Permitidme, bandarras, que este pequeño homenaje se lo dedique especialmente a mi amiga Maria Teresa Carbonell, quien cada mañana envía unas bellísimas flores al Cielo. Ten la seguridad, guapísima, que esas flores son allí debida y amorosamente recogidas…y de su cuidado se encarga el bueno de San Fray Escoba. Y relucen como nunca y para siempre. Como España y todos los españoles que la amamos…que somos inmensa mayoría.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Javer Gotor Llovera

Javer Gotor Llovera

Licenciado en derecho y de forma milagrosa por la Universidad de Valencia. Doctor en derecho matrimonial canónico por la Universidad Pontificia Sto. Tommaso d´Aquino de Roma. Abogado experto en divorcios a cuyas clases y formas de hacerlo he dedicado toda mi vida profesional y personal. Apasionado del matrimonio entre hombre y mujer. Cofundador de la Palmaria Primigenia junto a Curro de Utrilla, Rey Viñas y UTECO en el 2.008. Fundador de la comunidad “Los bufones del Cachondo Creador.”

Deja un comentario