Ya se ha olvidado a Rubalcaba, un espécimen apto para el bien y el mal, según convenga la jugada

aquella-entrada-gloriosa-en-plaza-de-sol-conduciendo-su-utilitario-y-en-mangas-de-camisa
Se nos ha olvidado a Rubalcaba en aquella entrada gloriosa en la Puerta del Sol del 15-M conduciendo su utilitario y en mangas de camisa

 

 

“Ya se ha olvidado cuando pretendió convertirse el nuevo y genuino líder del proletariado perroflautico y peripatético, aquel variopinto poblado de la Puerta de Sol”

 

 

Ya se ha olvidado cuando pretendió convertirse el nuevo y genuino líder del proletariado perroflautico y peripatético, aquel variopinto poblado de la Puerta de Sol. ¿No se acuerdan?… Nunca un adalid se confundió tanto con su hueste; nunca un guía se identificó tanto en alma y cuerpo, mental y físicamente con su mesnada. La simbiosis fue total y el mimetismo absoluto entre cabecilla y cabezones. Todos juntos, nadie sabía distinguir quién era quién. ¡Maravilloso!

Aquella entrada gloriosa en Plaza de Sol conduciendo su utilitario y en mangas de camisa Dolce&Gabbana, hablando de banqueros e impuestos, pero callando los pingües beneficios de los negocios perpetrados al amparo del BOE y su familia política, ha sido erradicada de su currículo y de la historia.

 

el-fascismo-y-rubalcaba
El fascismo, Podemos y Rubalcaba

 

“Todo se explica dada la catadura moral de Rubalcaba capaz de tasar su dolor en función de la ideología de las víctimas de un atroz crimen”

 

Todo se explica dada la catadura moral de un individuo capaz de tasar su dolor en función de la ideología de las víctimas de un atroz crimen: “duele más si se trata de los nuestros… de nuestra familia política” soltó sin inmutarse, impávida las entrañas con motivo del terrorífico ataque cometido en el campamento de verano de las juventudes del Partido Laborista de Noruega en la isla de Utoya, en el lago de Tyrifjorden. (Julio de 2011)

¿Existirá forma más desvergonzadamente sutil de incitar a la animadversión ideológica? No. No se trata de un presunto canalla, es un cierto hipócrita, un elemento que ni siente ni padece, un ser indiferente que nada le conmueve, un trozo de cartón piedra, un espécimen apto para el bien y el mal según convenga la jugada. Frio, calculador.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rey Viñas

Rey Viñas

De profesión, Topógrafo. Escribidor, desde mi bahía, en su tercera acepción y consciente de, entre otras cosas, que el escribir públicamente es un atrevimiento; hacerlo bien, una ciencia; que guste, un arte; que sea útil, un sueño; y que te entienda alguien, un milagro.

Deja un comentario