Como Trotsky, Roures quiere conquistar el estado para luego derrocar al gobierno. Pónganse a temblar

CONQUISTAR EL ESTADO PARA LUEGO DERROCAR AL GOBIERNO
CONQUISTAR EL ESTADO PARA LUEGO DERROCAR AL GOBIERNO

 

“Roures siempre ha sido un activista político de izquierdas, un trotskista millonario con conexiones en todos los sectores. Como impulsor de Podemos camina hacia el viejo postulado de Trotsky”

 

 

“A diferencia de Lenin, que pretendía derrocar al Gobierno para conquistar el Estado, Trotsky prefería hacerse con el Estado para luego derrocar el Gobierno. Y es lo que hizo, y el cómo es lo que resulta tristemente de tanta actualidad estos días. Su táctica se basó, no en las grandes masas y ejércitos, sino en utilizar un relativamente reducido número de hombre para tomar los puntos neurálgicos de un Estado. Pero no tanto las partes importantes de la organización política burocrática del Estado, sino los puestos técnicos de un país: las fábricas, las vías clave, los medios de comunicación, las centrales eléctricas, puertos,… que hoy en día serían ligeramente diferentes. Y los ocupó, no sólo con esos guardias rojos sino, especialmente, por técnicos: ingenieros, especialistas, obreros, etc. Se necesitan técnicos además de soldados. Esto es lo que le concedió la victoria sobre Kerenski, que contra sus movimientos, quiso aplicar una respuesta policial orientada a imponer el orden público, a controlar a grandes masas. Una vez controló los puntos nerviosos del Estado, el propio Gobierno se replegó en un único punto, el Palacio de Invierno, y ahí terminó con él”.

 

 

(Adrià Pérez Martì)

Pues bien, Roures siempre ha sido un activista político de izquierdas, un trotskista millonario con conexiones en todos los sectores. Como impulsor de Podemos camina hacia el viejo postulado de Trotsky de ir controlando los puntos nerviosos del Estado. Hemos sido testigos estos días del papel jugado por Jaume Roures en la fecha clave del ‘procés’. Al presidente de Mediapro se le ha acusado de connivencia con la Generalitat por montar en las oficinas barcelonesas de su empresa lo que el Govern no podía: un Centro de Prensa Internacional donde los periodistas acreditados pudieran cubrir los turbulentos sucesos del domingo 1 de Octubre.

 

 

“Roures ha olido el peligro y está moviendo ficha, quiere vender y seguir controlando el negocio hasta donde se pueda, pero necesita liquidez para seguir “militando”. Pónganse a temblar”

El problema de Cebrián era que quería mandar en el país, no en El País, sin presentarse a elecciones, pues bien es el mismo caso de Roures que quiere controlar la opinión pública a través de la opinión publicada, controla las universidades por medio de sus profesores (curiosamente casi nunca catedráticos) controla las mareas ya sean blancas o verdes, a algunas de las asociaciones de jueces cuyos vocales tienen set propio en los programas de LaSexta, controla a través de sus innumerables Media, digamos que a modo de “franquicia” eldiario.es, Público, infoLibre, controla a través de la explotación de las televisiones del Congreso y del Senado gestos y frases de sus señorías que podrían avergonzarles y que el dosifica adecuadamente en sus medios, controla a los técnicos de hacienda omnipresentes en todas sus plataformas, curiosamente nunca cuenta con el testimonio de los inspectores de hacienda Y lo que es peor ya controla ayuntamientos como Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Cádiz o Santiago.
Él nunca ha ocultado su simpatía con las tesis auto deterministas, pero este asunto ya ha pasado a un segundo plano. La noticia es, la que algunos medios presentan como inminente entrada del fondo chino Orient Hontai en el imperio que Roures fundó en 1994. En Imagina: el 36% del grupo está en manos de Mediapro, dividida en partes alícuotas de Gerard Romy (“prejubilado”, según Roures), Benet y el propio Roures. En este punto conviene recordar que el FBI ha puesto en el centro de las investigaciones a Gerard Romy Delilos, socio fundador de Mediapro con Jaume Roures, y al administrador de Imagina en Madrid, Jonathan Chumming. Las pesquisas se centran en los pagos de comisiones ilegales y millonarias desde la empresa a la directiva de la FIFA, a líderes de federaciones nacionales y a directivos de la asociación UCAF (que engloba a diversas federaciones centroamericanas). Esto unido a que los próximos años serán complicados para el conjunto de los medios de comunicación, ya que la forma de invertir de los anunciantes, se reconoce ya sin tapujos la evidencia de que el sector de la televisión evolucionará ostensiblemente durante los próximos años como consecuencia de los cambios en el mercado publicitario y de la pujanza de las nuevas plataformas audiovisuales.
Roures ha olido el peligro y está moviendo ficha, quiere vender y seguir controlando el negocio hasta donde se pueda, pero necesita liquidez para seguir “militando”. Pónganse a temblar.

FUENTES DE ADRIÁ PÉREZ MARTÍ Y RUBÉN ARRANZ
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rafael Gómez de Marcos

Rafael Gómez de Marcos

Enamorado de la vida, reivindico mi infancia, mi verdadera patria, tres pilares, El Capitán Trueno, The Beatles y Joan Manuel Serrat, me fascina la ópera, me encanta bailar bachata y considero que decir cine americano es una redundancia. TVE no vio en mí ningún talento tras más de treinta años de servicios, Talento que me concedió la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión en reconocimiento a mi trayectoria profesional. Nunca he estado afiliado a ningún sindicato y jamás he militado en ningún partido.

Deja un comentario