De los Payasos de hospital, para reírse del miedo y los miserables payasos con comillas

Payasos de hospital, para reírse del miedo
Payasos de hospital, para reírse del miedo

 

 

 

“Cuando se califica, calificamos, a la fauna que nos jode la existencia como Puigdemont, Junqueras y cia.., de payasos lo hacemos en el sentido peyorativo de la palabra”

 

 

Sí, ya sé que cuando se califica, calificamos, a la fauna que nos jode la existencia como Puigdemont, Junqueras y cia..de “payasos” lo hacemos en el sentido peyorativo de la palabra y respetando siempre a esas grandes personas que dedican su existencia a uno de los fines más nobles y humanos que han existido, existen y existirán: El hacer reír a los demás.

 

 

Los auténticos y verdaderos payasos son maravillosos. Los profesionales desde el muy catalán y español Charlie Rivel, los Hermanos Tonetti, la familia Aragón.., tantos y tantos que han alegrado la vida a pequeños y grandes.

 

 

Su recompensa? Sacarle una sonrisa, una risa o una carcajada a unos críos que están sufriendo una enfermedad. Del tipo que sea”

 

 

Y luego están los “amateurs”. Y entre ellos, con inmenso honor para mí, tengo a uno de mis mejores amigos desde la infancia. Estos tienen sus profesiones ajenas a ese mundo y sin embargo dedican gran parte de su vida a hacer “payasadas” a los niños y enfermos de los hospitales. Su recompensa? Sacarle una sonrisa, una risa o una carcajada a unos críos que están sufriendo una enfermedad. Del tipo que sea.

 

Cuando yo oigo hablar de las “payasadas” de Puigdemont (y a veces se me escapa a mí) inmediatamente pienso en mi amigo Jorge, gran ingeniero de caminos, con su nariz roja haciendo trucos a un nano que por unos momentos olvida su dolor y ríe. Y en ese momento veo la enorme diferencia que hay entre lo esperpéntico, lo grotesco, lo patético, lo obsceno de la vida, con la maravillosa generosidad del ser humano. La enorme diferencia que hay entre ser una persona mal nacida, ególatra y cobarde…y un maravilloso payaso. Gracias a estos últimos sigo creyendo en la grandeza del ser humano. Sigo teniendo ESPERANZA.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Javer Gotor Llovera

Javer Gotor Llovera

Licenciado en derecho y de forma milagrosa por la Universidad de Valencia. Doctor en derecho matrimonial canónico por la Universidad Pontificia Sto. Tommaso d´Aquino de Roma. Abogado experto en divorcios a cuyas clases y formas de hacerlo he dedicado toda mi vida profesional y personal. Apasionado del matrimonio entre hombre y mujer. Cofundador de la Palmaria Primigenia junto a Curro de Utrilla, Rey Viñas y UTECO en el 2.008. Fundador de la comunidad “Los bufones del Cachondo Creador.”

Deja un comentario