Sinopsis sobre la educación y el adoctrinamiento

La ANC sigue usando niños
La ANC sigue usando niños para la política en las escuelas catalanas. Sinopsis sobre la educación y el adoctrinamiento

 

 

La educación moral, ética o religiosa compete a los padres, dice la casta política, muy ufanos ellos. Como siempre te venden una verdad irrebatible, para luego impedirte tu derecho a ejercitarla”

 

 

“Si Orwell propone el ejercer la coerción física y mental sobre la población; Adolf Huxley va más allá: llega a concebir la manipulación genética”. A medio camino entre ambos estamos actualmente. Creo.

La LOGSE, la Ley de Ordenación del Sistema Educativo, ha cambiado tantas veces de siglas, como de los Principios que la fundamenta. Conforme han pasado los años su corrosivo virus ha ido mutando por manipulación genética, según conveniencias; según exigencias de los protocolos preestablecidos para aborregar al personal, imbuirlo en el pensamiento único y el adoctrinamiento del relativismo, la abulia y la cretinez. Y este crimen, de lesa patria potestad se viene ejercitando en España, cuando menos desde el 82. Naturalmente, para que sus estómagos no necesiten de una dosis diaria de Primperan, Ley al canto, según convenga al Gobierno central o a cada una de sus diecisiete (17) taifas. Ley que ampare, escude y de cobijo al continuo ultraje a la libertad, a la verdad y a la buena voluntad.

La educación moral, ética o religiosa compete a los padres, dice la casta política, muy ufanos ellos. Como siempre te venden una verdad irrebatible, para luego impedirte tu derecho a ejercitarla. Es la agotadora canción, el maldito estribillo: estos son tus derechos, pero nosotros te lo administramos.

Díganme, ¿Qué Gobierno? ¿Qué Poder constituido, va a renunciar a modelar, moldear a los chavales en las edades más influenciables que tiene el ser humano? Siempre ha sido y será el gran objetivo. El proselitismo, el adoctrinamiento, es connatural a toda forma de Régimen político. Lo sabemos todos de sobra. Y que se puede convertir en un maquiavelismo aberrante y monstruoso, también; es decir, por definición: en la preeminencia de la razón de Estado sobre cualquier otra de carácter moral; a costa de todo valor ético, filosófico o religioso. Todo vale para perpetuarse en el poder. Cualquier crimen, en cualquier sentido, culturalmente físico o físicamente cultural.

Desengañemosno. La enseñanza estrictamente académica, no se puede desvincular de la pedagogía moral, ética o filosófica, siempre irán paralelas. Basta un tic, un gesto, una palabra, un breve apostillado, después de explicar el teorema de Pitágoras, para hacer todo un enunciado sobre Santa Teresa de Jesús o Mahoma. Nunca será real en la práctica. Los maestros, profesores o todo aquel que de una forma u otra ejerza la docencia, sutilmente o descaradamente, sibilina o impúdicamente, como es el caso en las autonomías con vocación secesionista, tratarán de inculcar en su alumnado, –-al tiempo que imparten su materia– los principios, e ideología política que compartan.

Es triste, pero es la realidad. Somos conscientes que la inmensa mayoría de maestros y profesores ya fueron educados bajo la Asignatura para la Ciudadanía, si no la tuvieron descaradamente como obligatoria –como ahora es el objetivo– sí incluida subliminalmente en toda y cada una de las materias académicas y de entorno cultural y educativo. El adoctrinamiento “sociata” e independentista, viene ejerciéndose en España “de facto”, desde que tocaron poder, allá por 1982. Posiblemente antes.

Como nos ocurre en esta era socialista, socialdemócrata, “pepera” y sediciosa, cuyo único fin es enjaular el cerebro humano para que incordie lo menos posible, y tenerlo sumiso y en estado vegetativo al servicio del partido. Es evidente, a las pruebas me remito. Pretenden alelar al individuo: que no tenga conciencia, ni sentimientos, ni pensamientos. Que le suponga un fastidio agotador el mero hecho de pensar. Que no cuestione su modo de existencia. Que sea como bola de grasa circulante sin más. Que no ambicione nada más allá de lo que se le dé. Que asimile para siempre que creer en algo, que no esté al alcance de lo que perciben sus narices es perjudicial. Que el amor es un concepto discutido y discutible. Que dude de su sexo y de sus deseos. Que sea incapaz de distinguir al padre de la madre, y que de hinojo de gracias al sumo Gobierno que le ha dado una sociedad unisexo y uniseso para su felicidad.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rey Viñas

Rey Viñas

De profesión, Topógrafo. Escribidor, desde mi bahía, en su tercera acepción y consciente de, entre otras cosas, que el escribir públicamente es un atrevimiento; hacerlo bien, una ciencia; que guste, un arte; que sea útil, un sueño; y que te entienda alguien, un milagro.

Deja un comentario