Sobre impuestos y demás puestos de los políticos, por Rey Viñas. Sinopsis desde mi bahía

por-que-no-reducis-estado
¿Otra vez? ¿Por qué no reducís estado? Ilustración de Linda Galmor

 

 

“Los políticos hacen la guerra y el amor en sus trincheras, y se quedan, así, tan pachos, mirando sus saneadas cuentas corrientes”

 

 

 

Lo reconozco: soy un soñador. Que pensamientos infantiles, como a crío en vísperas de Reyes Magos, me vienen de vez en cuando a esta majareta cabeza que soportan mis hombros. Me levanto, duchado, afeitado, primoroso y pletórico de optimismo me digo: hoy, estos lumbreras que tenemos por gobernantes nos van a dar el sorpresón del siglo; nos van a decir que tienen soluciones, formulas, iniciativas…, que son conscientes que están donde están, ganan lo que ganan, viven como viven y tienen los privilegios que tienen, para resolver los problemas y no para crearlos. Pero ¡quiá!!, apenas pongo la radio o abro el portátil, se me cae los palos del sombrajo: siguen y siguen machacando por los cuatro costados al pueblo que los sustentan, les amenaza con caóticos augurios, les impone medidas más y más represivas, prohibiciones y multas, les ahoga a base de impuestos abusivos, confiscatorios, les da paro y les quita el pan, los hunde en una vergonzante escalada de auténtica indigencia… cuando no, les traiciona ante quienes deberían defenderlos, y ya está, aquí paz y allá gloria. Hacen la guerra y el amor en sus trincheras, y se quedan, así, tan pachos, mirando sus saneadas cuentas corrientes. Ellos a lo suyo: cada día una vuelta más al tornillo de este garrote vil al que nos tienen condenados.

Mientras tanto tú, no mires para ningún lado, que puede darte vergüenza de ti, de ellos y de todos; no respire, que el olor a podrido, puede darte arqueadas y ponerlo todo perdido; no pienses, que puedes volverte loco si intentas entender algo: muérete ¡cojones!, a ver si se quedan solos con todo, y se matan entre ellos a mordiscos de rata rabiosa.

¿Veis, que rápido se cambia de estado de ánimos? Otro día hecho un trapo gracia a mis impuestos. Bien.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rey Viñas

Rey Viñas

De profesión, Topógrafo. Escribidor, desde mi bahía, en su tercera acepción y consciente de, entre otras cosas, que el escribir públicamente es un atrevimiento; hacerlo bien, una ciencia; que guste, un arte; que sea útil, un sueño; y que te entienda alguien, un milagro.

Un comentario sobre “Sobre impuestos y demás puestos de los políticos, por Rey Viñas. Sinopsis desde mi bahía

  • Maria castellsno
    el 6 diciembre 2016 a las 1:39
    Permalink

    Si , otra vuelta al tornillo . Ya ni se puede ahorrar . Hace un mes me vino una carta del ayuntamiento como a todo pichichi . Me avisaban que el 2017 tendria que pagar 150 euros mas. Asi de simple y desesperante.
    No se a donde van a llegar . No tienen ni una misera idea buena para nuestros bolsillos . No se para que tenemos a toda esta gente , podriamos prescindir de todos .

    Respuesta

Deja un comentario