Todo y nada fue lo que el Pecador de la pradera, presidente de España dijo en su última comparecencia

La comparecencia última de diciembre del presidente Rajoy
La comparecencia última de diciembre del presidente Rajoy

 

 

“Será que para el señor Rajoy, Presidente del Gobierno de España, el golpe de estado realizado en Cataluña debe ser “algo de poca monta y susceptible de perdonar”

 

 

 

Todo y nada fue lo que el “Pecador de la pradera” dijo ayer en su comparecencia pública ante los medios de comunicación, y además con la guinda de no hacer referencia explícita al momento que vive Cataluña. Será que para el señor Rajoy, Presidente del Gobierno de España, el golpe de estado realizado en Cataluña debe ser “algo de poca monta y la deuda pública, -un 50% superior al PIB-, otra nimiedad sin importancia.

Así pues, nora güena, presi, sigue así, y “¡Aguanta!” (como le dijiste a Bárcenas). Yo, como dijo Mateo, te digo “No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”, señor presidente, que para ti, parece que va a ser que los españoles nos bebemos con avidez todas las que de tu embustera boca salen… ¿Será verdad lo que tú piensas, Marianico, que todos somos gilipollas? ¿Por qué será que del todo, del todo, muchos españoles no acabamos de confiar?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Jose Ignacio Diaz Tejedo

Jose Ignacio Diaz Tejedo

No viajé a las estrellas como soñaba de adolescente, pero he dado la vuelta a medio mundo alentado por una pasión inagotable por el conocimiento de mis semejantes. He leído unos 9.000 libros, pero cuanto más aprendo, más preguntas me planteo. He vivido mi propia tragedia y convivo con ella como una compañera leal: siempre me enseña algo. Creo que los únicos errores son aquellos de los cuales no se aprende. Soy curioso y renacentista por naturaleza, por tanto, aprendiz de todo y maestro de nada. Mi educación académica no me ha servido para dar soluciones a los problemas reales y solo me queda alzar mi voz publicando lo que mi cabeza y mi corazón me dictan. Pero jamás tendré oficio, porque hacen falta muchos años de trabajo para ser un contador de historias. Así que, no esperéis mucho de mi.

Deja un comentario