La raíz y los vientos, por Rodolfo Arévalo: Las mentiras asquerosas dominan la sociedad ¡Libérate!

«Que Dios te bendiga por lo bien que sabes mentir» – Al Swearengen (‘Deadwood’)
Las mentiras «Que Dios te bendiga por lo bien que sabes mentir» – Al Swearengen (‘Deadwood’)

 

 

Vivimos en una sociedad en que la mayor parte de la gente se ha convertido en loro y repite las consignas una y otra vez. Retazo de realidad, consignas bien envueltas, mentiras a gogo y propagandas sibilinas que sumergen, a quién no está preparado, en el océano de las vaguedades e intereses particulares de mentes calculadoras.

Me da igual que se trate de publicidad o propaganda electoral. Cuando tu teléfono suena y una voz dice soy María…date por ninguneado, tu opinión a partir de ese momento quedará anulada y solo un corte de comunicación, o de mangas a tiempo, acabará con la pesadilla. Da igual, surgirá otra de otro tipo al final del hilo o en el momento mas inoportuno de algún informativo “telecoñazo”.

 

“Retazo de realidad, consignas bien envueltas, mentiras a gogo y propagandas sibilinas que sumergen, a quién no está preparado, en el océano de las vaguedades”

Existe algo que no puedo entender, que es la libertad para decir mentiras. Todos, absolutamente todos los contenidos relativos a los temas relacionados con las ventas de ” motos ” publicitarias y políticas, debieran estar sometidas a un control exhaustivo posterior por parte de organismos independientes, de ser posible ajenos al país del que se trate, y que evalúe el resultado de las medidas que se hayan tomado.

El canto de las sirenas
El canto de las sirenas

 

 

Ya sé que esto es una fantasía, pero haga usted un repaso de las motos publicitarias y políticas que le han vendido últimamente y se llevará usted con perdón, o sin el, una solemne bofetada de asquerosa mierda.

¿Quería usted una España mas justa y alejada de las presiones de los grupos Autonómicos? ¿Quería usted un país con menos corrupción y mas de dos partidos alternantes en el poder? Pues tome usted inestabilidad y corrupción política a “yuyiplen” por parte de los que pescan poder en río revuelto. Si seguimos así de inocentes el camino que aguarda es así de claro, clarinete lo veo yo, la ruina moral y económica, al servicio de viles mangantes a los que solo interesa su interés.

 

¿Podemos confiar en alguien que no va a garantizar sus resultados bajo pena de cárcel? Creo que no. Perdónenme ustedes políticos honrados, a veces cegados por cuentos chinos de Paz, Igualdad y Felicidades, paridas por cerebros humanos descentrados de la realidad. Considérense ustedes engañados vilmente por la anteposición de los deseos, muy loables ellos, a la realidad física y genética del ser humano.

No tan grave es la manipulación de la capacidad de raciocinio por parte de la publicidad, pero si igual de torticera. Venda ustedes verdades y serán recompensado, venda ustedes mentiras y tendrán poco recorrido. La única forma de conseguir ser feliz, tener una vida pasable, puesto que no todos podemos ser millonarios, es el esfuerzo personal, la fuerza de voluntad y la perseverancia en los objetivos, cualquier otra consideración para saltarse la realidad, conduce siempre a sufrir la inocentada, a veces sangrienta y liberticida de unos cuantos dictadores, económicos o políticos.

Cree sólo en ti mismo y en lo que tu puedas hacer. Confiar en las masas y en los cantos de sirena de una jauja increíble, solo trae confusión y pérdida de identidad. Confiar en ti mismo, es garantía de una base de partida buena y digna, sea cual sea el resultado. Solo te lo deberás a ti mismo, con la ventaja de que sabrás que a los vendemotos, no debes nada. Esto es lo que, a la larga, te da la fuerza moral para gritar ¡Abajo los manipuladores arriba la LIBERTAD!

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de la novela “El Bosque de Euxido” publicado en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario