La libertad de expresión y los abusos de poder que hay que cortar de raíz

Los límites a la libertad de expresión y al derecho a la información
Los límites a la libertad de expresión y al derecho a la información

“La libertad de expresión no consiste en la imposición de nuestra voluntad, los espacios deben corresponderse legítimamente”

Es cierto que la libertad de expresión está recogida por la UNESCO, que la define “como un elemento crítico para la democracia, el desarrollo y el diálogo, y que forma parte de los derechos universales de los cuales todo el mundo debe gozar”.
Es un claro derecho ratificado en la Declaración de Derechos Humanos pero, atención, todos los derechos tienen sus obligados límites y traspasarlos pueden conculcar otros derechos. Así, proferir calumnias y mentiras pueden herir la honra de las personas, los colectivos e, incluso, de los países.Las manifestaciones de odio que tantas veces se cometen en los últimos tiempos, no pueden pasar sin su justa condena. Puede ser considerado como un delito.
No solo estas consideraciones van dirigidas a aquellos que las profieren de palabra, sino también a aquellos grupos que utilizan inapropiadamente espacios comunes. Siempre hay que afinar cual es el espacio correcto para esos fines. Ejemplo: No se puede desarrollar un festival de cine porno en un recinto religioso, o incorporar elementos contrarios a la ética y estética en una procesión de Semana Santa que ofendan a la mayoría de los asistentes. 
La libertad de expresión no consiste en la imposición de nuestra voluntad, los espacios deben corresponderse legítimamente. Las reivindicaciones tiene sus reglas que acatar escrupulosamente y se deben celebrar en espacios adecuados.

“No se pueden invadir impunemente los espacios ajenos. A eso se le llama faltar a la igualdad. También se llama abuso de poder y saltarse las normas a la torera. Y eso hay que cortarlo de raíz”

Todas las manifestaciones personales y colectivas está, reconocidas y aceptadas en nuestra democracia y, previa autorización, se pueden celebrar sin problemas pero siempre sin conculcar los derechos del resto, que tendrán derecho a denunciarlo. No se pueden invadir impunemente los espacios ajenos. A eso se le llama faltar a la igualdad. También se llama abuso de poder y saltarse las normas a la torera. Y eso hay que cortarlo de raíz.
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Ignacio Rodríguez Márquez

Ignacio Rodríguez Márquez

Un todo terreno en la televisión : Productor,realizador, director ,guionista y comentarista deportivo durante 35 años en TVE siendo el que más transmisiones ha comentado y mas disciplinas deportivas ha narrado . Licenciado en Ciencias de la Información y Técnico Superior en producción y programación. Ex entrenador y jugador profesional de baloncesto. Premio Talento de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Television. Medalla de oro en 12 Campeonatos de España de esgrima veteranos y Tesoro Vivo de la Televisión por la UNESCO

2 comentarios sobre “La libertad de expresión y los abusos de poder que hay que cortar de raíz

  • Maria Belén
    el 25 enero 2018 a las 19:58
    Permalink

    Sensacional puesta de puntos sobre las íes. Una oportuna lección de respeto.

    Respuesta
  • Antonio De la Torre Luque
    el 25 enero 2018 a las 20:48
    Permalink

    Genial, amigo Nacho. Se puede decir más alto, pero no más claro. Lo comparto de la “a” a la “z” y lo recomiendo a mis contactos en Twitter.
    Un abrazo.

    Respuesta

Deja un comentario