Entre la psicología del maltratador y los posos totalitarios que amargan la tisana. Así estamos de nuevo en España

Ionesco

 

 

Así estamos. Entre la psicología del maltratador y los posos totalitarios que amargan la tisana de la Democracia que bebe la Vieja Europa desde la siembra de Pericles”

 

 

 

Recuerdo hoy una gran cita de Ionesco, el gran dramaturgo del teatro del absurdo  “Pensar contra la corriente del tiempo es heroico; decirlo, una locura”, y me permito una doble sonrisa tanto por los resultados del último lote de encuestas como por ese afán de los poderosos medios de comunicación en ilustrarnos, en exceso, con la Sociología y la Estadística aplicadas a los intereses políticos.

Coartadas ideológicas, y en esencia, bastardos señuelos, para guiarnos en esta confusión vecinal que, mayoritariamente consiguieron en un abrir y cerrar de ojos, los pegadizos ecos de la flauta de Podemos, al ritmo de su falsa utopía, con esa pasión desbordada que procuran los hechizos a los personajes míticos o literarios.

Así estamos. Entre la psicología del maltratador y los posos totalitarios que amargan la tisana de la Democracia que bebe la Vieja Europa desde la siembra de Pericles.

Los filósofos, los psicólogos, los médicos, los científicos, los ensayistas, los poetas y hasta los asistentes sociales de las mas variadas Organizaciones No Gubernamentales están de acuerdo en afirmar que el maltratador de género cuando mata a su pareja, o a los hijos de ambos,  cumple una maldición expresada con cuatro palabras: ” O conmigo o muerte”. Un delirio máximo que compruebo está moviendo variopintos “Círculos” sociales y profesionales.

Priman el rencor, el culto a las personas, la culpabilidad de los demás de todas las cosas, esconden información y exhalan amargura en una especie de brecha insalvable entre la inteligencia y la estupidez totalitaria. Y es que una vez desbordadas las hechuras demócratas queda la psicología del maltratador de las cuatro palabras : O conmigo o muerte. Así estamos de nuevo en España.

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

2 comentarios sobre “Entre la psicología del maltratador y los posos totalitarios que amargan la tisana. Así estamos de nuevo en España

  • el 7 febrero 2016 a las 13:51
    Permalink

    Cuanta razón tienes en tus palabras y recordando las de Ortega y Gasset…
    “Ser de la izquierda es, como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas, en efecto, son formas de la hemiplejía moral.”
    …se me abren las carnes cada día viendo como las personas utilizan subterfugios diversos, ideologías rancias o memorias históricas destructivas en lugar de docentes e instructivas, para escudar las acciones provocadas por los que creo, y es por supuesto una opinión personal, dos de los mayores males que están destruyendo nuestra convivencia. El primero es el egoísmo desmedido de cada persona que supera con creces el devenido por un natural instinto de supervivencia y el segundo es el poco amor propio que sienten muchas personas y que hacen ceder el protagonismo que deberían tener en su propia vida a falsos líderes buscando en sus demostradamente falsos discursos la solución a sus problemas. Si ellos mismos se quisieran y quisieran a su prójimo (tomando este término principalmente con su significado de proximidad y cercanía) como a ellos mismos harían lo posible para solucionar sus problemas en sus círculos más cercanos pero cuando ellos mismos se engañan intentan así engañar a esos círculos próximos y al no poder hacerlo (porque como reza el dicho la policia no es tonta ; ) es cuando buscan en esos círculos externos y ajenos ese beneplácito que les hará de bálsamo a sus heridas mas como inútil placebo que como eficiente cura. Sin querer alargarme mucho (O_O) mencionar también, ya que lo considero muy importante, es la falta de respeto que cada vez es más usual. El respeto, como el amor, es algo que no se debe exigir sin antes haberlo dado y son las únicas cosas del mundo que más crecen cuanto más se reparten.
    Feliz domingo, Manuel, amigo…
    8 )

    Respuesta
  • Maria Belèn Lòpez Delgado
    el 7 febrero 2018 a las 19:14
    Permalink

    Este sí que es otro Pultzer. Lo voy a expandir por todos lo sitios posibles. Me ha encantado. No puede ser màs real y evidente. Gracias, Manuel. Deberia ser de obligada lectura, sobre todo, para los màs jóvenes.

    Respuesta

Deja un comentario