Las citas para el alma de Mercedes: Hoy toca mirar a la cara de los peligros con el Premio Nobel Rabindranath Tagore

Rabindranath Tagore
Rabindranath Tagore

Malos tiempos corren para los que creemos en que algo nos espera después de la muerte. Tiempos de persecución, de vejaciones, de calumnias, de blasfemias, de ataque sistemático a todo lo que suene a catolicismo y a Iglesia de Roma. Cierto es que son tiempos revueltos y que deberían evolucionar con el hombre y que tal vez la credibilidad de nuestra Fé y nuestro bagaje como creencia, está debilitándose por falta de espiritualidad, de rigor, y de la gran marea de materialismo que nos aplasta y oprime cada vez más. Tenemos… debemos fortalecernos con el ejemplo de hombres defensores de la libertad, de la solidaridad, del compromiso,de la honestidad, del respeto, del honor, del valor… Confiemos. Vendrán tiempos mejores.


Me gustaría recordaros una sencilla oración que escribió un Premio Nobel de Literatura: Rabindranath Tagore. Es válida para todos. Para el que cree y para el que no.

 

DE UN PREMIO NOBEL

ORACIÓN…

Que yo nunca rece para ser preservado de los peligros,
sino para alzarme ante ellos y
mirarlos cara a cara.

Que no pida la extinción de mi dolor,
sino el coraje que me falta
para sobreponerme a él.

Que no confíe en aliados en la guerra de la vida
sobre el campo de batalla del alma:
que sólo espere de mí.

Que no implore, espantado mi salvación,
que tenga la fe necesaria para conquistarla.

Dame no ser ingrato:
pues a tu misericordia debo mis triunfos.

Y si sucumbo, acude a mí con tu brazo fuerte.
¡Y dame la paz, y dame la guerra!

***

Un gran día para todos

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Mercedes Ibáñez Huete

Mercedes Ibáñez Huete

Realizadora de TVE casi desde que nací. Capricornio nata, amo la poesía y el chocolate apasionadamente, adoro la Navidad, las charlas con amigos y la familia. Me encantan los días de otoño y las noches de invierno y aunque soy española de nacimiento y de corazón, viajaría en el tiempo hasta la Escocia de los siglos XVIII y XIX y me quedaría allí mucho tiempo. Definitivamente el Romanticismo es mi época. Esa soy yo.

Deja un comentario