El poder de la manipulación de las comunicaciones y el peligroso delirio violento de los antisistema

Para el comunismo y los antisistema, el fin justifica los medios. Ilustración de Linda galmor
Para el comunismo y los antisistema, el fin justifica los medios. Ilustración de Linda Galmor

 

 

 

 

“Los individuos viven mejor en la actualidad y tienen bastantes garantías vitales, que se pierden irremisiblemente en las postuladas por los antisistema que encadenan la libertad, toda la libertad de las personas”

 

 

 

Hace años que Giovanni Sartori escribió Homo Videns, pero como se trata de una persona muy inteligente, no dejó hueco vacío en su exposición de una sociedad teledirigida. Lo que no podía todavía saber es que esa teledirección se iba a producir en breve hasta en el cuarto de baño. Los medios técnicos han permitido y seguirán permitiendo, ahora con las gafas y lentillas de realidad aumentada mucho más, controlar los hábitos de consumo e intereses del común medio de individuos manipulables por carencia de pensamiento crítico, capacidad de reflexión y falta de lectura y preparación personal. No es que esto sea nada nuevo, lo hacían los hombres primitivos a través de las visiones del brujo o chamán.

A lo largo de la historia, siempre de otras maneras, los más inteligentes o fuertes tenían la sartén por el mango. Lo curioso de la actualidad es que ese control de las mentes nos lo hemos dejado imponer voluntariamente, por las empresas comerciales, es más lo pagamos a precio de oro en las facturas de comunicaciones y en la compra de los dispositivos. De esta manera tan sibilina están haciendo el caldo gordo muchas empresas, pero si uno no cayera en un gasto descontrolado no sería malo, podría considerarse bueno porque es lo que permite crear trabajo para otros seres humanos. Solo es culpa de nuestra inocencia, también de nuestra estupidez a la hora de evaluar ¿qué es necesario y qué no?.

Cada época tiene sus “San Benitos” y por eso nunca los seres humanos de inteligencia normal han podido nadar por encima de los deseos de manipulación de los más inteligentes. Este control, llega a tal nivel que los grupos llamados antisistema, enemigos naturales de los seres humanos “libres”, y de los propios garantes de la paz social, pueden llegar a desestabilizar el desarrollo normal de la vida de la comunidad, malmetiendo contra la sociedad misma con la manipulación de la información. Lo malo es que estos grupos, están constituidos por personas, que evidentemente no son tontas pero que desean cambiar, como antaño al reyezuelo de turno, en este caso al gobierno de turno, y también y eso es lo más grave el statu quo que han votado en elecciones libres la mayoría de las poblaciones.

La manipulación que se produce en las sociedades sujetas a la libertad o Estados de Derecho están más bien dirigidas a la sugestión publicitaria de las empresas que viven de la venta de productos. Te hacen creer que necesitas cosas que si no te las describieran como el gran manitú, ni siquiera tendrías en cuenta. Pero para más INRI esto, es solo un inconveniente pequeño, comparado con la fuerza que pueden tener las manipulaciones de los grupos, que quieren desestabilizar la sociedad en beneficio de las sociedades controladas por medios Comunistas. Éstas en sí mismas anulan ya totalmente al individuo y lo sumergen en un mundo virtual físico y psíquico permanente que tienes que creer para no ser castigado de manera cruel. Cualquier pretexto puede ser usado por estos individuos para reventar al Estado. Antes durante los primeros años de las manifestaciones Comunistas era común que estos individuos manipuladores se infiltraran en las manifestaciones laborales y en un momento dado dispararan un arma y dijeran “ la policía está disparando” justificando así la subsiguiente violencia… Ahora no hace falta ni eso, basta con que cuatro energúmenos difundan por la red noticia no verdaderas, para que los grupos radicales de su propia cuerda, revolucionaria y desestabilizadora, inunden de mierda dicha red haciendo que los inocentes y muchas veces bienintencionados individuos se movilicen por cosas tan peregrinas como que un inmigrante murió de infarto. Al parecer la policía estuvo intentando reanimarle y no lo consiguió, pero todo lo demás del intento de detención, la carrera del enfermo, la paliza y muerte son como no podía ser otra manera informaciones falsas.

Esto si que es manipulación torticera y peligrosa. Porque se puede pasar de ahí a mayores si una sociedad enferma, con diversas psicopatías, desencadena el odio enfermizo que lleva reprimido y este hace saltar por los aires la convivencia en una libertad más o menos equilibrada. Está sociedad, la actual, la del siglo XXI es notablemente mejor que cualquiera otra anterior, los individuos viven mejor y tienen bastantes garantías vitales, que se pierden irremisiblemente en las postuladas por los antisistema que encadenan la libertad, toda la libertad de las personas. Así que ojo con las reacciones a las informaciones manipuladas, sobre todo si no son, ni tienen nada que ver con la verdad.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario