Otra vuelta de tuerca del pelotón de los incompetentes y mientras tanto, los constitucionalistas con Puigdemont en la calle, perdemos 155 a 0

 

“La Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein (norte de Alemania) descarta el delito de rebelión en la petición de extradición a España de  Puigdemont y lo deja en libertad bajo fianza”

 

 

 

 

Los golpistas catalanes despiertan hoy felices tras haber brindado con cava durante toda la noche. En sus brindis han repetido hasta la náusea la información por la que el Tribunal Supremo de España recibe una sonora y europea bofetada y la euroorden dictada contra Puigdemont por el Juez Llarena se convierte en papel mojado. La Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein (norte de Alemania) ha descartado el delito de rebelión en la petición de extradición a España del expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont que hoy celebra la decisión alemana con una tan escueta como terrible frase en Twitter: “Nos vemos mañana”.

¿Cómo es posible? Bueno, hay unos antecedentes previsibles que ningún marianista-Llarerista se había siquiera molestado en observar. Y es que resulta que hubo una encuesta en la que resultó que 51 % de los alemanes estaba en contra de la extradición de Puigdemont a España. Pero, ¿Son fiables las encuestas? Depende de quienes las hagan, como diría mi admirado Amando de Miguel.

Desde el famoso titular “Puigdemont, detenido en Alemania tras entrar en coche desde Dinamarca”, noticia derivada de la detención en Alemania cerca de la frontera del traidor a todos, Carles Puigdemont, a las 11.19 de la mañana del domingo 25 de marzo pasado y su posterior internamiento en la prisión de Neumünster decretada por el juez, los marianistas-Llarenistas no han cesado desde entonces de frotarse las manos y de exculpar al Gobierno y al Tribunal Supremo de todos y cada uno de los errores cometidos a favor de la secesión, no sólo apoyando el “procés” desde hace seis años, sino también y más concretamente, desde la aplicación del artículo 0,155.

¡Los buenos (Rajoy & Cía.) habían ganado y los alarmistas (como otros y yo), habíamos perdido! ¡La profecía de The Walking Dead en Cataluña, no se iba a cumplir porque Mariano-Soraya y su sus Mortadelos y Filemónes del CNI se iban a poner definitivamente al mando! ¡Bravo!

Cataluña after 0,155
Cataluña after 0,155

“Han pasado sólo 12 días y Cocomocho ya está fuera y riéndose en nuestra constitucional cara porque ayer la Justicia alemana descartó el delito de rebelión”

Por lo que dicen, fue una operación conjunta de las policías de Alemania y España y del CNI (cosa que dudo, pues tan tonto es quien le deja escapar como quien colabora con el tonto).

De todos es sabido que la decisión quedó en manos de la justicia de ese Estado federado, que afirmó que se iba a tomar 60 días para pronunciarse sobre la tramitación de la euroorden, con Puigdemont en la cárcel y sin fianza según el ministerio de Justicia alemán, pues el código penal de este país -artículos 81,82 y 83- establece el delito de “alta traición” contra el Estado y el orden constitucional, penados con cárcel y hasta con cadena perpetua. ¡Ja! ¡60 días! Han pasado sólo 12 días y Cocomocho ya está fuera y riéndose en nuestra constitucional cara porque ayer la Justicia alemana descartó el delito de rebelión.

¿Qué ha pasado con los tan cacareados artículos 81,82 y 83 del Código Penal Alemán y la “alta traición” contra el Estado y el orden constitucional?

Retrocedamos unos días. Según la edición alemana de 26 de marzo de 2018 del diario Die Walt (‘el mundo’), diario alemán con clara ideología política conservadora, publicó una encuesta en que los resultados dijeron que la mayoría de los alemanes estaban contra la entrega de Puigdemont a España.

La difusión media de Die Walt ronda los 209.000 ejemplares en la edición en papel, puede conseguirse en más de 130 países y tiene una importancia en su país comparable a periódicos como el Daily Telegraph, Le Figaro, y el ABC.
La empresa de sondeos que utilizaron, CIVEY, tampoco es moco de pavo: entre otros, tiene como clientes a Change.org.

 

 

 

Civey, empresa alemana de encuestas
Civey, empresa alemana de encuestas

“Los ciudadanos de Alemania rechazan la extradición del ex presidente regional catalán Carles Puigdemont, según una mayoría de alemanes”

Así pues, no tenemos el más mínimo derecho a dudar de que esa encuesta pueda ser poco fiable, pues nos tragamos todos los días basura-encuestas y no parece que nos atragantemos. Nada que ver con la que hizo EL Mundo a través de SIGMA DOS para anunciar con grandes alharacas titulares como “PP y PSOE se hunden ante la subida imparable de Ciudadanos”, encuesta realizada con una FICHA TÉCNICA de: 1.000 entrevistas, con un error de +/-3,16 y un nivel de confianza del 95,5%.

Lo mismo digo de la encuesta que hizo El Español al día siguiente, por su propio servicio de “Encuestas” (cuatro gatos en una habitación llamando al azar a 1.000 personas), para anunciar con todo descaro que “El vuelco al centro se acentúa: C’s ya saca 20 escaños al PP y 30 al PSOE” tras una encuesta cuya FICHA TÉCNICA era: 1.000 entrevistas a ciudadanos de 16 años o más, con derecho a voto en cualquier municipio de España entre el 19 y el 29 de marzo de 2018, con un procedimiento de 500 encuestas telefónicas y 500 mediante panel online con un error de +/- 3%. Y nos las tragamos con 1.000 entrevistados por telemárketing.

Muy poca vergüenza tuvieron Francisco Rosell y Pedro J. Ramírez al salir después en sus medios afines para darse autobombo, este último, en “Las Mañanas de Federico”. ¿1.000 personas representan a 46 millones de españoles? ¿Y ese “pequeño dato” no lo cuentan? Aprendan ustedes de CIVEY a la hora de hacer encuestas, por favor.

Dicho esto y después de traducir el artículo del diario alemán, sintetizando la encuesta, esta arrojaba los siguientes datos:

« Los ciudadanos de Alemania rechazan la extradición del ex presidente regional catalán Carles Puigdemont, según una mayoría de alemanes. En la encuesta de CIVEY encargada por el Die Walt, los encuestados dijeron:
⦁ El 51 % no eran partidarios de la extradición de Puigdemont a España, encarcelado hasta ayer por la tarde en Neumünster.
⦁ El 35 % abogaban por la extradición.
⦁ El 14 % estaban indecisos sobre este tema. »

Cabe destacar que el 71 % de los simpatizantes y votantes de partidos de izquierda, no eran partidarios de la extradición de Puigdemont a España y de que el 66 % de los simpatizantes y votantes de AfD (“Alternativa para Alemania”), tampoco eran partidarios de la extradición de Puigdemont a España.

Para aclararnos, el AfD (“Alternative für Deutschland”) es un partido alemán de ideología ultra derechista y euroescéptica que en las pasadas elecciones generales de 2017 obtuvo un resultado de 5.317.499 votos directos, lo que se tradujo en 94 sobre 709 diputados en el Bundestag. Controlan pues, el 12,6 % del Parlamento Alemán. ¿Y es la extrema derecha alemana la que también apoya al golpismo independentista catalán? Es que no nos enteramos de nada, oigan.

“La guerra internacional de la propaganda nacionalista pancatalanista, lejos de haberla ganado, la tenemos más que perdida”

Según estos datos, ciertamente fiables y que no pienso discutir, podemos colegir sin demasiado error que lo que los medios de Roures y los otros medios adláteres del tándem Mariano-Soraya nos han ocultado una verdad muy obvia: que lo que decían las instituciones europeas y lo que la opinión publica siente allende de los Pirineos, es totalmente diferente. La guerra internacional de la propaganda nacionalista pancatalanista, lejos de haberla ganado, la tenemos más que perdida. Y el pueblo llano, el que tiene que ganarse las habichuelas cada día, no tiene tiempo ni ganas de analizar al por menor lo que los becarios, redactores, periodistas y presentadores ni se molestan en contrastar, porque el “pescao” informativo, ya está todo vendido y las líneas, trazadas. Y es que en la calle hace mucho frío, así que si trabajas en un medio y averiguas algo que no esté dentro del dogma de la línea editorial, mejor te callas. Yo, afortunadamente, no tengo este problema pues no me gano la vida con esto de la posverdad del Orweliano mundo de los medios Soristas.

Y es que además, ya llovía sobre mojado. El día anterior, la fugada exconsellera de Enseñanza Clara Ponsatí del extinto Gobierno del expresidente de la Generalitat, Puidemont I de Tractoria, se había entregado a las 11.45 horas del miércoles 27 de Marzo ante un juez de Edimburgo, capital de la separatista Escocia, eso sí, previo mitin ante la prensa arremetiendo contra la “dictadura de la justicia española” por parte de su abogado Aamer Anwar, defensor de etarras genocidas como Beñat Atorrasagasti, detenido también en Edimburgo en 2012 y que tampoco fue extraditado a España ni tuvo que cumplir condena alguna.

Obviamente, en el caso de Clara Ponsatí, no hubo tiempo de hacer ninguna encuesta: visto y no visto, la exconsejera fue puesta en libertad por el juez ante el aplauso de los edimburgueses y en loor de multitudes. Repito la noticia de ayer: El juez alemán ha soltado a Puigdemont. Y aún así, los pertinaces marianistas-Llarenistas que siguen empeñados en “Sostenella y no enmendalla”, asombrados, se preguntans, ¿Cómo es posible?

Pues porque los constitucionalistas perdemos 155 a 0 contra los golpistas. Y lo peor de todo es que yo solamente relato el partido y soy de vuestro equipo. Pero el problemón es que los marianistas-llarenistas aún no se han  enterado del resultado: vamos perdiendo y por mucho, joder.
Y que pase lo que pase, al final todo habrá sido una derrota.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Jose Ignacio Diaz Tejedo

Jose Ignacio Diaz Tejedo

No viajé a las estrellas como soñaba de adolescente, pero he dado la vuelta a medio mundo alentado por una pasión inagotable por el conocimiento de mis semejantes. He leído unos 9.000 libros, pero cuanto más aprendo, más preguntas me planteo. He vivido mi propia tragedia y convivo con ella como una compañera leal: siempre me enseña algo. Creo que los únicos errores son aquellos de los cuales no se aprende. Soy curioso y renacentista por naturaleza, por tanto, aprendiz de todo y maestro de nada. Mi educación académica no me ha servido para dar soluciones a los problemas reales y solo me queda alzar mi voz publicando lo que mi cabeza y mi corazón me dictan. Pero jamás tendré oficio, porque hacen falta muchos años de trabajo para ser un contador de historias. Así que, no esperéis mucho de mi.

Deja un comentario