La Bandera de España tremoló sobre Tetuán gracias al heroísmo de los Voluntarios Catalanes

Lamina del Álbum de Infantería Española desde sus orígenes primitivos hasta el día.Madrid 1861. Voluntario catalán junto a un soldado y subteniente de los Tercios Vascongados. Guerra África 1860
Lámina del Álbum de Infantería Española desde sus orígenes primitivos hasta el día.Madrid 1861. Voluntario catalán junto a un soldado y subteniente de los Tercios Vascongados. Guerra África 1860

“El más ágil de los voluntarios catalanes, el sargento primero Luis Baró i Roig, trepó sobre sus compañeros y ya en la cima, izó la bandera española que llevaban consigo, en la torre más alta de la ciudad de Tetuán”

Un lejano 3 de febrero de 1860 llegaban a Marruecos las fuerzas expedicionarias españolas y como un solo hombre el Cuerpo de Voluntarios Catalanes, 466 hombres dispuestos a morir por España, al mando de don Victoriano Sugrañes, ataviados con la clásica vestimenta regional: calzón y chaqueta de pana azul, barretina y faja encarnada, polainas de cuero, canana por cinturón, chaleco listado, pañuelo de colores anudado al cuello, y manta en bandolera. 


Con bravura y decisión entraron en acción en la toma de Tetuán,(al respecto recomiendo el magnífico y documentado trabajo titulado: “Catalanes españoles que lucharon por su Patria en la Guerra de África 1859-1860”) en su primer combate, los catalanes en primera línea encontraron con que no tenían escalas a mano para trepar y entrar en la Alcazaba de Tetuán.


Fue entonces cuando el general Prim, sabedor de que muchos de ellos eran de su comarca natal, Reus y el Campo de Tarragona, y que en las fiestas populares había visto muchas veces a hombres levantando torres humanas, les grito: “Ala, minyons, feu la torre, i a dalt!”.

Lamina de los Episodios Nacionales correspondiente a la Batalla de Tetuán (1860). El General PRIM con lo VOLUNTARIOS CATALANES asaltan las trincheras moras.
Lámina de los Episodios Nacionales correspondiente a la Batalla de Tetuán (1860). El General PRIM con lo VOLUNTARIOS CATALANES asaltan las trincheras moras.


Entonces, los brazos de los voluntarios se aferraron para iniciar “la base de la columna humana que se alzó esforzadamente al pie de la muralla y unos sobre otros, hasta que, al final, el más ágil, el sargento primero Luis Baró i Roig, trepó sobre sus compañeros y ya en la cima, izó la bandera española que llevaban consigo en la torre más alta de la ciudad de Tetuán”. 


De esta forma los voluntarios catalanes consiguieron que la bandera española ondeara por primera vez en Tetuán.
Dudo que Chis-Torra y su superdotada famiñia conozca el hecho y menos que se enseñe en la putrefacta enseñanza catalana o española y de la que el ministro, el orondo portacoz Claret, dice que el adoctrinamiento son casos puntuales.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
José Crespo

José Crespo

José Crespo. Si Vis Pacem Para Bellum, enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, Soldado en la reserva, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por".

Deja un comentario