(2) La gran Verdad del Comunismo: La Mentira. Por Nacho Rodríguez Márquez

Cartel de guerra del Partido Comunista (P.C.E.) Obreros, campesinos, soldados, intelectuales, reforzad las filas del Partido Comunista
La gran Verdad del Comunismo: La Mentira. Cartel de guerra del Partido Comunista (P.C.E.) Obreros, campesinos, soldados, intelectuales, reforzad las filas del Partido Comunista

“Münzenberg fue el primero en darse cuenta que el éxito del comunismo sería asumir como aceptable toda su mentira”

Decíamos en la primera parte  que para los comunistas todos son sus enemigos, incluso muchos de los suyos no demasiado convencidos, pero sobre todo los que no comulgan con sus despóticas convicciones.
Münzenberg fue el primero en darse cuenta que el éxito del comunismo sería asumir como aceptables todas sus mentiras. Esa teoría fue una auténtica revelación que perdura hasta nuestros días, para conseguirlo, se basó en unos perversos pilares: el exterminio, su posterior justificación y aceptación y ,sobre todo, denigrar eternamente a sus enemigos. Pero, eso si, todo al servicio del Bien y la Verdad. Su verdad, claro está.
Pero no existe posible perdón para esa cruel actitud. Esas personas poseídas de esa nueva fe no son inocentes , su comportamiento es execrable al máximo porque aceptan con jolgorio todas los errores voluntarios.

 “El comunismo es una empresa maléfica que traerá alguna vez el Bien Absoluto al mundo, es la frase de Lenin, la Gran Mentira que todavía hay gente  que la cree”

Defender la Mentira es la forma comunista de defender su Verdad. Y la aceptan sin matices, sin debate constructivo, son mantras universales que no reclaman opinión. Pero para lo que si existe el debate es para las purgas. Cualquier ligero desviacionismo o la mínima colaboración ,según su estricto criterio con el enemigo, era considerado como un acto contra la nueva fe y, por tanto, castigado hasta con la muerte. Lo incomprensible, insisto, es que siga habiendo personas que mantienen fe ciega en esos ideales criminales. Esa enfermedad mental les mantiene firmes en sus falsos ideales, otorgándose a si mismos la gracia de la superioridad moral, que abarca a toda la izquierda sin matices. Es otra mentira creída solo por ellos.Es, mas bien, una superioridad divina a pesar de su notorio ateísmo, pero están convencidos  que son los verdaderos hacedores del Bien y la Verdad. Está claro que es un grave problema  mental, pues consideran  que a través del Mal contribuyen al Bien Supremo. Absurdo. 
 Es lo que hacen ahora el partido político Podemos, que intenta adentrarse en las mentes de sus victimas con esa estrategia suicida. Todas sus diatribas están encaminadas a socavar los ideales  que han dado mayor progreso y estabilidad, como son la propiedad privada (de los otros , recuérdese el casoplón de la pareja líder de esa facción comunista. También intentan destruir la libertad y la igualdad ante la Ley (también la de los demás).
Pero lo mas peligroso del comunismo es su universalización. Su hipócrita lucha contra el Mal, ha dado su fruto. El populismo triunfa porque los que piensan así se creen la encarnación del Bien. Por eso no ven sus graves imperfecciones, y si las  ven, llanamente, mienten bellacamente. Tienen en su nuevo ADN marcado a fuego la mentira total. Por eso recuerda Lenín repetidamente : “El comunismo es una empresa maléfica que traerá alguna vez el Bien Absoluto al mundo”. La Gran Mentira que todavía hay gente  que la cree.
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Ignacio Rodríguez Márquez

Ignacio Rodríguez Márquez

Un todo terreno en la televisión : Productor,realizador, director ,guionista y comentarista deportivo durante 35 años en TVE siendo el que más transmisiones ha comentado y mas disciplinas deportivas ha narrado . Licenciado en Ciencias de la Información y Técnico Superior en producción y programación. Ex entrenador y jugador profesional de baloncesto. Premio Talento de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Television. Medalla de oro en 12 Campeonatos de España de esgrima veteranos y Tesoro Vivo de la Televisión por la UNESCO

Deja un comentario