De Julio Cesar a Petrus: La estrategia del Divide y Vencerás. Por Jorge Rodríguez Rueda

El Gobierno ataca a la concertada, anunciando una reforma «urgente» de la Lomce. Por Santi Orue
El Gobierno ataca a la concertada, anunciando una reforma «urgente» de la Lomce. Por Santi Orue

“Al igual que Julio Cesar tengo la sensación de que Petrus también practica la estrategia del divide y vencerás, si bien lo hace de manera mucho más sutil”

Es a Julio Cesar, el famoso militar romano, a quien se le atribuye la frase “divide y vencerás”. Se cree que es debido al hecho de que cuando los romanos invadían territorios extranjeros, establecían pactos diferentes con cada una de las poblaciones, otorgándole privilegios distintos, con el fin de que hubiera rencillas y envidias entre unos y otros y eso hiciera más difícil que se unieran entre sí contra el enemigo común, o sea Roma.

Muchos siglos después, en Hispania, surgió el aspirante a emperador Petrus Sanchus I, el cual ascendió a presidente de la nación, no gracias a sus conquistas precisamente, sino a una moción de censura que, como un regalo de los dioses, le elevó al pedestal de la gloria sin más méritos que el de saber aprovechar el momento oportuno. Al igual que el mencionado general romano, tengo la sensación de que Petrus también practica la estrategia del “divide y vencerás” si bien lo hace de manera mucho más sutil. No hay más que fijarse en las continuas y absurdas propuestas que estamos escuchando en estos días; que el acto sexual se considere violación si no hay un sí explícito por parte de la mujer, o que el piropo hacia una mujer sea considerado un motivo de sanción (esta última genialidad ha sido propuestas por sus aliados los de Podemus).

El caso es criminalizar al macho, dejar claro que hay diferentes bandos; Machos, mujeres, LGTBI, que aunque de momento es un colectivo muy plural, en breve también será fragmentado en ellos, ellas y elles. Y es que la izquierda en general, siempre ha sido muy aficionada a los bandos. A crear división, empezando por ellos mismos que nunca han logrado estar realmente unidos, porque saben que, como bien dice un viejo dicho francés L’union fait la forcé, la unión hace la fuerza. Y en este caso, la unión (no la de ellos, sino la de los demás) podría hacer que su fortuito y eventual ascenso al poder, quede en una anécdota cuando se llevan a cabo las futuras elecciones generales. De ahí su apresuramiento por sacar adelante proyectos como el del Valle de los Caídos o las ridículas leyes antes mencionadas, que lo único que promueven es el odio y la división. Lo que resulta más cuestionable es que esta estrategia le conduzca finalmente a la victoria. Habrá que esperar para saberlo. Aunque lo preocupante es que para entonces el daño ya esté hecho.

Share on Facebook34Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Jorge R. Rueda

Jorge R. Rueda

Nací al principio de mi vida, pero no me di cuenta de ello hasta que cumplí los treinta. Entonces descubrí que el mundo es un lugar hostil y que a través de la literatura tenía la oportunidad de rediseñarlo a mi manera, aunque no sirviera realmente para nada. De lector me convertí en escritor. Soy autor de cuatro libros; El don de olvidar y otras historias, La conciencia dormida, Diario de un presunto suicida y Gente corriente y ahora me estoy replanteando volver a ser lector, lo que se me da mucho mejor. Me encanta Nueva York, aunque vivo en Murcia por razones prácticas. Antes crecí y viví en Granada. Suscribo la frase de que uno no es de donde nace, sino de donde pace. Me gusta Mahler, el vino tinto, la cerveza y las bandas sonoras. Los cómics de Batman y la gente corriente. Vivo y dejo vivir.

Deja un comentario