Mi derecho a balar y decir tonterías con la misma Libertad de expresión con la que ahora quieren acabar con la la Venus de Bottcelli. Por Rodolfo Arévalo

Detalle de Venus encima de una concha y surgiendo del agua
Detalle de la Venus de Botticelli encima de una concha y surgiendo del agua

“Mi libertad de expresión también importa a pesar de que otro menos dialogante que tú pueda mandarte a esparragar, por cornudo, tonto baba, gilipollas, heteropatriarcal o fascista de tomo y lomo

Hoy por primera vez en mucho tiempo me ha venido al inconsciente las ganas de decir tonterías porque, si mucha gente puede, ¿por qué no voy a poder yo? Tengo el mismo derecho. Si hay algo que compartimos, es la libertad de expresión que solo existe en los Estados de derecho. Esto a pesar de que otro menos dialogante que tú pueda mandarte a esparragar, por cornudo, tonto baba, gilipollas o fascista de tomo y lomo. Total para que te vas a enfadar cuando el autor del insulto, sabe que le caben todos y cada uno de ellos por su flamante retambufa.

Seguro que a algunos hasta les da gustirrinin que les quepa todo eso y cosas más alargadas. Hoy he decidido y se lo he dicho a un amigo de la juventud, con el cual discrepo en muchas cosas, pero que es una persona inteligente y creativa y además tiene muchos “cojones”, para decir a la cara sin ocultarse en ningún Nick de mari acomplejado, cosa de la que carecen muchos, las cosas a la cara y con datos.

Los caracoles han sido siempre considerandos como símbolos de la fertilidad femenina
Los caracoles han sido siempre considerandos como símbolos de la fertilidad femenina y ahora pese a la libertad de expresión comienza a estar prohibidas

“Me hace gracia esto de internet y facebook donde la gente puede matarse a exabruptos y mariconadas por el estilo, pero el gran papá solo interviene, cuando se muestran frases o imágenes de tipo sexual contra la libertad de expresión”

Me hace gracia esto de internet y de Facebook, la gente puede matarse a exabruptos y mariconadas por el estilo, pero el gran papá solo interviene, como en la cultura de la américa profunda cuando se muestran frases o imágenes de tipo sexual. No sé que ven de malo en una foto artística de un buen culo femenino o masculino (para ellas), que nos alegre la vista por unos minutos, segundos quizás solo. Y aunque fuera provocadora y algo sugerente, si no son menores los que acceden, no veo porque tanta censura inmediata y bloqueo.

Al final se van a parecer a las feministas de corte fascista, estas sí que, como cuando el Ayatolah fue a ver al Papa le tuvieron que tapar las esculturas desnudas, aunque ellas lo hagan con los cuadros que dicen “machistas”. ¡Que cabrón el personaje que invita a salir del agua a una bella ninfa para verla sin paños menores!, ¿Es que no se dan cuenta de que la actitud del macho humano es totalmente acorde a su función en la naturaleza y en su torpe intento de buscar compañera sexual, dado que ella elige?

El nacimiento de Venus de Botticelli
El nacimiento de Venus de Botticelli ¿Supondrá también un atentado contra la libertad de expresión?

“No parecen enterarse, porque claro “vivimos en un patriarcado opresor que estrangula la libertad femenina” y la libertad de expresión para mostrar en público el arte basado en el desnudo femenino ¿Dónde se va?”

No, no parecen enterarse, porque claro “vivimos en un patriarcado opresor que estrangula la libertad femenina”, pero claro luego no dicen nada, ni siquiera ayudan a las mujeres, que sí viven bajo el yugo de una sociedad realmente patriarcal y machista, inmersa en la baja edad media y que además las considera seres inferiores al hombre y origen de sus tribulaciones sexuales y morales porque no saben meter su cipote dentro del pantalón y gozar de la visión masturbatoria. ¡Cielos! Dicen algunas, ¡Eso también es menosprecio a la mujer y una forma de agresión!, claro que si lo hacen ellas, que lo hacen y bastante, no es agresión, están machacando al macho y subyugándolo astutamente.

Pregunta del millón: ¿Por qué tenemos que seguir oyendo tonterías, día tras día como ya avancé en el día de la marmota, en el que todos los ritornerlos se repiten ad infinitum. Pues vaya usted a saber. Por eso mi consejo frente a estas tonterías, que solo ocultan psicopatías adquiridas en la niñez y muchas veces por desafecto paternal (consultad a los psiquiatras), es que tengáis todos y todas la capacidad para reíros de todo y de poner todo patas arriba cuando oigáis esta serie de tonterías que producen la enfermedad mental y social.

No se que es más desagradable y vejatorio para ellas si la imagen de Venus encima de una concha y surgiendo del agua, o una de ellas mismas sin sujetador, pintarrajeada con consignas mal expresadas y sin duchar. Yo que soy un macho, no me atrevería a mostrarme tan guarro y desarrapado, por muy violento que sea mi carácter, que ya quisiera. Y ahora voy a decir tonterías que me toca, PEDO, PUM, CACA, CULO, TU CULO HUELE MAL TOMA ZOTAL SO ANIMAL. BEEH, BEEH, BEEH…

Ladran luego yo cabalgo. Cabalgo diciendo mis tonterías, porque al parecer tengo derecho a decir en democracia lo que me salga de la punta de cualquier parte, lo mismo que un antisistema cualquiera. Claro que yo no voy destrozando mobiliario urbano y cajeros de banco, porque al final los pagamos nosotros, no ellos que viven su religión comunista. Claro que aún así revindico mi derecho a balar: Beeh, beeh, beeh.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

2 comentarios sobre “Mi derecho a balar y decir tonterías con la misma Libertad de expresión con la que ahora quieren acabar con la la Venus de Bottcelli. Por Rodolfo Arévalo

Deja un comentario