La raíz y los vientos por Rodolfo Arévalo: Los que si tienen todavía memoria no utilizan el comodín de Franco

Paredes que oyen.
Paredes que oyen. Los comunistas sumían a la población en la pobreza y la tristeza mas absoluta. Foto del autor

“El odio que tenía mucha de la gente con la que pude hablar, contra los Comunistas y el Estado Comunista era total”

Imborrable el recuerdo del viaje que realicé hace unos años a Praga, capital de la antigua Checoslovaquia, que me parece hoy, todavía si cabe mas curioso: El “odio” que tenía mucha de la gente con la que pude hablar, contra los Comunistas y el Estado Comunista. Era total… Los calificaban de megalómanos, que sumían a la población en la pobreza y la tristeza mas absoluta, sin un horizonte hacia el que apostar para una vida mejor, que no supusiera el sacarlos del gobierno del país.
 
Conozco además muchos Rumanos que trabajan en España a los que les pasa lo mismo, y mi padre, que estuvo de viaje en Polonia en los años 70, me decía que la vigilancia allí sobre la gente era brutal, vamos que la guía que iba con él tenía que informar de todo, lo que habían hecho, dónde habían estado, de que habían hablado…
a ella también la vigilaban
Los que lo ven todo. Foto de Rodolfo Arévalo

“El poder comunista podía interpretar esa aceptación como una afrenta a su estado totalitario”

Mi padre también recordaba bien que un día intentó pagarle la comida en un restaurante y la guía turística rechazó la invitación, por sus vigilantes, porque a ella también le vigilaban, y el poder comunista podía interpretar esa aceptación como una afrenta a su estado totalitario… Vamos de principio a fin un despropósito, absoluto y absurdo del mismo tamaño que el comodín de Franco que el Gobierno está a punto de sacar con todas sus consecuencias.
El comodín de Franco
El comodín de Franco

“Totalitarismo opresivo, total y real, que aquí, con millones de personas votando a los iluminados de la cheka, parecen querer copiar

Totalitarismo opresivo, total y real, que aquí, con millones de personas votando a los iluminados de la cheka, parecen querer copiar, olvidando la historia reciente, la de Europa y la de España y transformando en falso sueño la peor pesadilla para el hombre en sociedad que supone la dictadura.
Share on Facebook7Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

0 comentarios sobre “La raíz y los vientos por Rodolfo Arévalo: Los que si tienen todavía memoria no utilizan el comodín de Franco

Deja un comentario